Madina pide una gestora en el PSOE y no descarta la abstención para evitar elecciones
  1. España
perdió el congreso contra sánchez

Madina pide una gestora en el PSOE y no descarta la abstención para evitar elecciones

Según ha dicho, "honestamente" no sabe cuál de las dos vías es mejor pero sí tiene que claro que "con 85 diputados y nueve fuerzas políticas no se puede conformar gobierno"

placeholder Foto: El socialista Eduardo Madina en el Congreso de los Diputados. (Efe)
El socialista Eduardo Madina en el Congreso de los Diputados. (Efe)

El diputado socialista Eduardo Madina, que perdió contra Pedro Sánchez la carrera por liderar el PSOE en 2014, acudirá mañana al Comité Federal del partido para votar no a la propuesta de la actual dirección de convocar unas primarias el 23 de octubre y un congreso en noviembre, y en cambio apostar por una gestora.

El diputado vasco cree que el Comité Federal de este sábado no debe discutir aún la posición del partido ante la gobernabilidad de España, es decir, si debe abstenerse para permitir un Gobierno de Mariano Rajoy u optar por terceras elecciones. Según ha dicho, él "honestamente", no sabe cuál de las dos vías es mejor pero sí tiene que claro que "con 85 diputados y nueve fuerzas políticas no se puede conformar gobierno". Eso sí, sin descartar la abstención algo por lo que apuesta directamente Guillermo Fernández Vara, que ha pedido en su blog "una abstención con condiciones".

Foto: Un póster del exsecretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (Reuters)
Directo: Luena pide a los militantes que no dejen el PSOE y "decidan su futuro"
Juanma Romero Isabel Morillo Álvaro G. Zarzalejos Ángela Sepúlveda Sara de Diego Ana Gómez A.Vasco

En una entrevista en la Cadena Ser -la primera desde que perdió el congreso contra Sánchez-, Madina ha recalcado que la reunión de este sábado debe servir para resolver los problemas internos del PSOE, y ha pedido que eso se haga respetando los Estatutos del partido. Y ha subrayado que, precisamente conforme a esos Estatutos, la Ejecutiva de Pedro Sánchez es "inhábil" puesto que tras las 17 dimisiones no tiene quórum.

Preguntado si él volvería a presentarse a un congreso para liderar el PSOE, ha respondido que no está "en eso" porque su posición es que ni España ni el PSOE están ahora para un congreso del partido. En cuanto a si cree que la persona para liderar es la presidenta andaluza, Susana Díaz, ha respondido igualmente: "No estamos en eso", aunque ha añadido que el socialismo andaluz "es clave en la realidad del PSOE" y debe seguir contribuyendo.

Perdió de forma "libre" y habla de forma "libre"

Madina ha remachado que ha decidido defender sus posiciones de forma "libre", igual que en 2014 decidió "libre" presentarse a un congreso, perdió de forma "libre" y también de forma libre ha estado prácticamente callado dos años por respeto a quien lo ganó.

El diputado se ha expresado así preguntado sobre si el PSOE debe extraer lecciones de aquel proceso congresual -en el que Sánchez obtuvo el apoyo de Susana Díaz-, después de admitir que no es el más indicado para hablar de aquel congreso, que perdió, y de destacar que ahora eso queda "lejos" y que toca resolver la actual situación.

Madina ha admitido que su partido está en una "crisis muy profunda", debido a que en el partido hay quienes no compartían la posibilidad de un gobierno con partidos que están "en un proceso de desafío al Estado", sumado a los resultados electorales y al plan de Sánchez que precipitar el congreso. Con todo, confía en que ésta se resuelva "de forma urgente", "bajando la temperatura de las frases" y cerrando bien las diferencias conforme a los valores socialistas.

Según ha dicho, está de acuerdo con Díaz en que "el PSOE no tiene bandos ni bandas", ni hay dos PSOE, "uno de derechas ni otro de izquierdas", ni tampoco "uno bueno y uno malo" que quiera que gobierne Rajoy.

Foto: El líder del PSOE, Pedro Sánchez, durante una comparecencia en la sede de Ferraz. (Efe)

No hay militantes "buenos y malos"

Es más, ha criticado a quienes dentro del partido tratan de construir esas "ficciones" porque "tienen un tono más amable que la cruda realidad de las cosas", que son las derrotas electorales. Eso sí, ha excluido a Sánchez de esa acusación: "No creo que Pedro esté en esas cosas, tiene cosas más importantes".

Con todo, sí cree que Sánchez no debió proponer la celebración de un congreso del partido el 23 de octubre -fecha fijada para la votación del secretario general-porque es una "interferencia" en el debate muy complicado sobre qué debe hacer el PSOE ante la gobernabilidad de España.

A su juicio, el partido sólo tiene dos opciones, o ir a terceras elecciones "y cada uno puede sacar conclusiones sobre lo que eso significa" o permitir que gobierne Rajoy, "y ambas son de una enorme dificultad", de manera que no se puede solventar en un debate congresual de 20 días. "Me extraña que haya quien piense que una de las dos es sencilla y gratuita porque ninguna lo es", ha señalado.

Y ha añadido que él forma parte de la cultura del PSOE que, incluso en situaciones muy difíciles, pone por delante el país y sólo después el partido, tal como se lo explicó "un viejo socialista", Ramón Rubial.

Descarta ruptura en el grupo en el Congreso

Lo que sí ha descartado es que haya una quiebra del grupo parlamentario y que parte de los diputados socialistas rompan la disciplina de voto y ha dejado claro que él trabajará por la "unidad de acción".

También ha dejado claro que el próximo congreso del PSOE elegirá a su líder por el procedimiento de "un militante, un voto", que es ya "intocable en el partido". "A mí nadie me tiene que explicar qué es eso", ha dicho, recordando así que fue él quien propuso ese procedimiento en 2014. No obstante, también ha insistido en que "eso no toca ahora" y que primero hay que decidir sobre los asuntos del país, luego sobre los del partido y luego sobre los de cada uno.

Por último, sobre si la gestora por la que él apuesta debe liderarla el presidente asturiano, Javier Fernández, ha afirmado que no sabe "qué opinión tienen unos y otros" o qué opina él, pero ha señalado que le considera "la persona de referencia en este partido para muchas cosas".

Crisis PSOE Investidura Rajoy Pedro Sánchez Eduardo Madina Susana Díaz Mariano Rajoy
El redactor recomienda