El mensaje de un arzobispo destapa la lucha sin cuartel entre los promotores del CEU
  1. España
CONTRA EL EQUIPO DE GESTIÓN

El mensaje de un arzobispo destapa la lucha sin cuartel entre los promotores del CEU

Las palabras de Fidel Herraez se difundieron en febrero pero continúan sirviendo de munición contra el presidente de la Asociación Católica de Propagandistas y sus fichajes

Foto: El arzobispo de Burgos, Fidel Herraez (i), denunció las circunstancias de su salida como consiliario de la ACdP. (EFE)
El arzobispo de Burgos, Fidel Herraez (i), denunció las circunstancias de su salida como consiliario de la ACdP. (EFE)

La gestión de Carlos Romero Caramelo al frente de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) sigue poniéndose en cuestión por parte de ciertos sectores de la entidad, que han resucitado el mensaje enviado meses atrás por el actual arzobispo de Burgos, Fidel Herraez, a raíz de su cese como consiliario.

El mensaje fue remitido el pasado mes de febrero y desde entonces no ha cesado de circular en determinados ámbitos eclesiásticos por más que desde el entorno de Herraez consideran el asunto “agua pasada”. “No hay nada más que decir. El asunto está zanjado. Ese texto fue matizado y las cuestiones se dieron por solucionadas con el nombramiento de un nuevo consiliario”, aseguran desde el Arzobispado de Burgos al ser consultados por El Confidencial.

Lo cierto es que el mensaje está siendo utilizado como munición contra Romero, uno de los señalados por Herraez como causante de su cese como consiliario de la asociación fundada en 1909 por Ángel Alaya y propulsada por Ángel Herrera Oria.

“En 'coalición' con dos arzobispos que quieren quitar de la Iglesia española cualquier presencia que pueda quedar del Cardenal Rouco (y así me ven a mí esos dos arzobispos), ha promovido el que se me echase de la asociación”, acusó Herraez -que fue obispo auxiliar de Madrid bajo el mandato de Antonio María Rouco Varela- a Romero. El arzobispo explicó la razón de su cese por resultar “molesto” a “quienes por haberles hecho corrección fraterna, pensando en el bien de la Asociación”.

Así lo asegura el mensaje que remitió el actual arzobispo de Burgos y que continúa siendo usado como arma por parte de los críticos a Romero. "No tengo inconveniente en que esta verdad se sepa en la asociación y donde se considere oportuno", concluyó Herraez.

Estos consideran que el presidente de la asociación aprovechó la política de aislar a los 'fieles' de Rouco Varela dictaminada por su sucesor, el arzobispo de Madrid Carlos Osoro, para desembarazarse de Herraez como 'testigo molesto' de su gestión al frente de los propagandistas y sustituirle por Ginés García Beltrán, obispo de Guadix.

Fuentes internas de la ACdP apuntan que Herraez, consiliario desde 2011, contaba con un amplio conocimiento de la asociación y sus resortes y servía como contrapeso a Romero, que también accedió al cargo ese mismo año tras medirse en votación con el anterior responsable, Alfredo Dagnino.

En calidad de presidente de la ACdP, Romero -capitán de navío del Cuerpo General de la Armada en la reserva- también preside la Fundación Universitaria San Pablo CEU -considerada una “institución educativa sin ánimo de lucro”- y ostenta el cargo de canciller de tres universidades: la San Pablo de Madrid, la Cardenal Herrera de Valencia y la Abat Oliva de Barcelona.

Según ciertos medios, Herraez no tuvo inconveniente en recriminar a Romero algunas de sus decisiones. Entre las más polémicas para sus críticos se encuentra la política de fichajes para puestos directivos y de gestión con un perfil 'empresarial' y su sistema de retribuciones, la mayor parte procedentes de la consultoría privada -cuyo máximo ejemplo es el de José Luis Guillén Pastor, llegado desde KPMG, como director general de la Fundación Universitaria San Pablo CEU- que ha supuesto, a su vez, la salida de 'históricos' vinculados a la asociación en los últimos meses.

Conferencia Episcopal Antonio María Rouco Varela Carlos Osoro
El redactor recomienda