Granados y su mujer gastaron 100.000 € públicos en cestas de Navidad para amigos
  1. España
novedades del sumario de la púnica

Granados y su mujer gastaron 100.000 € públicos en cestas de Navidad para amigos

Entre los agraciados, un primo de ella, la dermatóloga del matrimonio y varias monjas. La UCO revela en un informe que cuatro trabajadores de Arpegio consintieron esos pagos

placeholder Foto: Una de las cestas de Navidad que Arpegio pagó para la esposa de Granados.
Una de las cestas de Navidad que Arpegio pagó para la esposa de Granados.

Cestas de Navidad pagadas con fondos públicos y tramitadas por funcionarios. Regalos por valor de 57.407 euros. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil revela en un informe fechado el 7 de marzo de 2016, incluido en el sumario del caso Púnica, que la esposa de Francisco Granados, Nieves Alarcón Castellanos, compró cestas de Navidad en los años 2006 y 2007 para amigos y familiares, facturas que luego pasó al ente público Arpegio, que esos años presidía su esposo y entonces consejero. "Este gasto realizado por Arpegio no tiene justificación, hallándonos en la comisión de un presunto ilícito penal de malversación de caudales públicos", reza la UCO.

[Lea aquí: 'Granados empezó a llevarse dinero a Suiza a los 16 días de llegar a la alcaldía de Valdemoro']

Los investigadores incluso plasman en su informe los nombres de cuatro empleados de Arpegio que, siguiendo las instrucciones de Granados, autorizaron el pago de estas facturas. Se trata de Francisco Esquivias, secretario general de Arpegio; Fernando Laguna, director económico financiero; Pilar Roca, trabajadora de la asesoría jurídica, y Eduardo Larraz Riesgo, exconsejero delegado de Arpegio. Los tres primeros siguen trabajando hoy en el ente público, que se dedica a la gestión de suelo y consorcios urbanísticos. La presidenta regional, Cristina Cifuentes, anunció hace unos días que tiene previsto cerrar Arpegio.

El informe de la UCO también revela que no solo se utilizaron fondos públicos para las cestas encargadas por Nieves Alarcón, sino también para comprar otras cestas por valor de 42.761 euros destinados al personal que trabajaba en Arpegio y sus consejeros en el consejo de administración, "unos conceptos que igualmente no tienen justificación alguna". Los investigadores señalan además que no descartan que en otros años diferentes a los dos investigados "se haya desviado por Arpegio dinero público para el pago de regalos de Navidad". Por último, la UCO destaca que también se ha producido un delito de prevaricación, que imputa a Granados y a los cuatro empleados de Arpegio, porque esos gastos deberían haber sido tramitados a través de un expediente de contratación administrativa, algo que no se hizo.

Diez facturas

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ya tiene en su poder 10 facturas pagadas por Arpegio, con conceptos tan variopintos como "baúles especiales", "obsequios especiales", "jamón ibérico, lomo ibérico-151", "jamón ibérico, lomo ibérico bellota-136", que esconden las cestas de Navidad. Nieves Alarcón, imputada en el caso junto a su marido, encargó en las navidades de 2006 unas 42 cestas para amigos y familiares.

Entre los agraciados están Tomás Ángel Castellanos Cruz y María del Mar Alarcón Castellanos, primo y hermana respectivamente de la mujer de Granados; la dermatóloga de ambos en el Hospital La Moraleja; la asistenta que trabajaba en la residencia del matrimonio; compañeros de trabajo de Nieves Alarcón, y amigos de la familia, incluso el médico que operó a la madre de ella y suegra de Granados. En un correo electrónico decomisado a Nieves Alarcón, aparecen otros beneficiarios de las cestas, como dos monjas de un colegio de Valdemoro o el arquitecto que realizó la reforma de una de las casas de la pareja.

Operación Púnica Francisco Granados UCO
El redactor recomienda