convocan paros y una manifestación

Prostitución, atracos, carteristas... Los británicos declaran la guerra a Benidorm

Dos grupos de Facebook elaborados por turistas denuncian un incremento de robos mientras la comunidad de ingleses de la ciudad alicantina convoca una manifestación ante el ayuntamiento

Foto: Turistas en el paseo marítimo de la Playa de Levante de Benidorm. (EFE)
Turistas en el paseo marítimo de la Playa de Levante de Benidorm. (EFE)

Los turistas británicos han declarado la guerra a Benidorm. Miles de ellos se han unido a un grupo cerrado de Facebook denominado Benidorm Robberies, Muggings and Peamen (robos, atracos con fuerza y trileros) en el que cuentan los asaltos que sufrieron cuando visitaron la ciudad. Los turistas relatan sus desgraciadas peripecias e incluso cuelgan fotos para ilustrarlas en un perfil que fue creado hace seis meses y que ya cuenta con más de 3.000 miembros.

El grupo lo puso en marcha Michael Reynolds, un turista que veraneaba en Benidorm y que sufrió un atraco. Su objetivo ahora, a través de la iniciativa puesta en marcha en la mencionada red social, es “que la gente tome conciencia de la escalada de delincuencia que experimenta Benidorm”, como indica el propio autor en la página, con el fin de que las autoridades españolas reaccionen y sepan que el turista no va a consentir que todo siga igual.

Convocatoria de la concentración del 23 de noviembre.
Convocatoria de la concentración del 23 de noviembre.

Otra página de Facebook promovida por británicos -esta vez en abierto- también aglutina numerosas quejas de turistas ingleses enfadados con la criminalidad que hay en la ciudad alicantina. Los asiduos a British Benidorm, que así se llama la página, incluso publican fotos de los atracadores con el fin de alertar a los turistas. En ambos grupos, además, los turistas acusan a la Policía Nacional de mostrarse pasiva ante la delincuencia.

Pero no son solo los residentes en el Reino Unido que han visitado Benidorm los que se quejan de la insostenible situación. También los ingleses empadronados en la localidad (más de 6.000) aseguran estar hartos. La colonia británica afincada en el municipio, de hecho, ha convocado una concentración el próximo 23 de noviembre frente a la plaza del ayuntamiento con el fin de protestar por el incremento de la delincuencia.

Karen Cowles, portavoz de los convocantes, asegura a El Confidencial que no se puede consentir la pasividad policial ante tantos carteristas violentos y timadores que hay desplegados por las calles de Benidorm. “Incluso permiten que se ejerza la prostitución en barrios residenciales con niños”, denuncia Cowles, quien da cuenta de que la ciudad “está perdiendo muchos turistas por este motivo”.

PLEASE SHARE AND GET THESE FACES KNOWN.These are 4 Spanish pickpockets who "work" in the Rincon de Loix area. Keep your eyes open and your valuables safe.

Posted by British Benidorm on Viernes, 11 de septiembre de 2015

 

“A muchos ingleses les encanta Benidorm, pero dicen que no van a volver porque cuando estuvieron sufrieron robos”, afirma Cowles, quien anuncia que el colectivo británico ha iniciado una recogida de firmas para presentársela al consistorio el próximo 23 de noviembre, día en el que, además de la concentración, también hay previsto un paro general de los comercios regentados por británicos. Por el momento, el colectivo ya ha presentado un requerimiento ante la Delegación del Gobierno para solicitar más presencia policial y más actuaciones de las fuerzas de seguridad.

La Policía Nacional conoce perfectamente a los delincuentes, porque siempre son los mismos, llevan años actuando en la ciudad”, denuncia Cowles, quien afirma que el colectivo británico de Benidorm está “cansado” de ver cómo la prensa inglesa critica la ciudad. “Queremos decirles que a nosotros también nos indigna y que reivindicamos un cambio de actitud”, añade. Los turistas, asegura, no denuncian en su mayoría, porque están de paso, por lo que las estadísticas no reflejan el verdadero incremento de la criminalidad.

La gota que colmó el vaso de la paciencia de los ingleses residentes en Benidorm, confiesa, se produjo el pasado 28 de octubre, cuando un ciudadano británico murió en los calabozos de la comisaría después de ser detenido por supuestamente agredir a su mujer. El caso, que ha trascendido fronteras, ha enfrentado aún más al colectivo con la Policía Nacional. La viuda, que ya se ha llevado el cuerpo al Reino Unido, se queda con dos hijos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios