durante el año 2013

Publicis pagó comisiones a Rato mientras justificaba un ERE con 'pérdidas millonarias'

La empresa argumentó en sus cartas de despido que llevaba tres años (2010, 2011 y 2012) con resultados de explotación negativos de hasta 14 millones de euros

Foto: Rodrigo Rato toca la campana de la salida a bolsa de Bankia en julio de 2011. (EFE)
Rodrigo Rato toca la campana de la salida a bolsa de Bankia en julio de 2011. (EFE)

La empresa Publicis -vinculada con el caso Rato- argumentaba haber tenido pérdidas millonarias durante los años 2010, 2011 y 2012 en las cartas de despido que entregaba a sus trabajadores en el expediente de regulación de empleo (ERE) que realizó en 2013. Así consta, de hecho, en una de esas misivas a las que ha tenido acceso El Confidencial y que especifica que durante los citados ejercicios la mercantil tuvo “unas pérdidas a nivel de resultados de explotación” que rozaron los 14 millones de euros.

En ese contexto de resultados negativos, sin embargo, la sociedad desembolsó -según apunta la investigación judicial- más de 800.000 euros a Rodrigo Rato en concepto de comisiones a cambio de que el exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) les consiguiera contratos de publicidad con Bankia, entidad que en ese momento presidía el exministro. En concreto, durante la época de Rato al frente de Bankia, Publicis se adjudicó más de 56 millones de euros en contratos de publicidad sin concurso ni competidores, entre los que se encontraba el firmado para la campaña de salida a bolsa de la entidad financiera.

Las investigaciones realizadas por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil -dirigidas por el Juzgado de Instrucción número 31- señalan que el empresario Alberto Portuondo -asesor de Rato, imputado y único encarcelado por el momento en la causa- se embolsó comisiones por valor de hasta el 30% de los contratos y que parte de ese montante era derivado posteriormente al propio Rato.

Una sucursal de Bankia en Madrid. (EFE)
Una sucursal de Bankia en Madrid. (EFE)

En 2013, Publicis llevó a cabo un expediente de regulación de empleo sobre el 14% de la plantilla. Una veintena de trabajadores se fue a la calle con el argumento de que por aquel entonces la compañía tenía pérdidas. La justificación avalaba a la mercantil la ejecución del ERE, ya que, como argumentaba en sus cartas de despido, el Estatuto de los Trabajadores “entiende que concurren causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa”.

La misma norma añade que “se entenderá que la disminución es persistente si durante tres trimestres consecutivos el nivel de ingresos ordinarios o ventas es inferior al registrado en el mismo trimestre del año anterior”, como de hecho ocurría en el caso de Publicis, según argumentó la propia compañía. La estrategia de pagar comisiones para salir del atolladero financiero en el que se encontraba era una huida hacia adelante desde el punto de vista económico, ya que la propia empresa admitía -al reconocer que las pérdidas eran "a nivel de resultados de explotación"- que su modelo de negocio no funcionaba.

Hay varios directivos de Publicis y de otra agencia con la que contrataba Bankia en la era Rato imputados en la causa que investiga el patrimonio del expolítico

No en vano en estos momentos hay varios directivos de Publicis y de la otra agencia de publicidad con la que contrataba Bankia en la era Rato -Zenith- imputados en la misma causa que investiga el patrimonio del exdirector gerente del FMI. El juez trata de averiguar a través de estas imputaciones el origen del dinero que utilizó el exministro para invertir en el extranjero, que se realizó presuntamente a través de la sociedad Kradonara, vinculada con Rato, por medio de la cual el que fuera presidente de Bankia habría desviado el dinero de las comisiones a otra sociedad -Bagerpleta- que gestionaba un hotel en Berlín.

Así de hecho lo afirmó la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), que remitió un informe al Juzgado en el que indicaba que Rato utilizó Kradonara para blanquear dinero "de origen ilícito dimanante de delitos de corrupción".

Por el momento, el juez Antonio Serrano-Arnal, titular del Juzgado 31, ha imputado a 11 personas en la causa que investiga el patrimonio que Rato tenía en el extranjero. Además del propio exvicepresidente del Gobierno y de Portuondo, entre los investigados están la secretaria de Rato, Teresa Arellano; el presunto testaferro Miguel Ángel Montero; el abogado Domingo Plazas; la directora general de Zenith, Candi Rodríguez; el consejero delegado de Publicis, Xabier Olazábal; otros dos directivos de estas últimas compañías cuya identidad no ha trascendido y dos personas más de las que tampoco se conocen más datos debido a que aún continúa el secreto de sumario.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios