caso RAto

El juez eleva a 11 el número de imputados en el caso Rato

El instructor Antonio Serrano-Arnal vuelve a acusar a uno de los testigos que acuden a testificar en la causa que investiga el patrimonio que tenía el exministro económico en el extranjero

Foto: El exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato. (EFE)
El exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato. (EFE)

El Juzgado número 31 de Madrid ha imputado esta mañana a otro de los testigos que han acudido a declarar ante el magistrado Antonio Serrano-Arnal. Se trata del imputado número 11 en el marco del caso Rato -que investiga el patrimonio del exvicepresidente económico del Gobierno, Rodrigo Rato, en el extranjero-, después de que ayer el instructor ordenara la imputación de otro de los testigos que prestaron testimonio.

Por el momento se desconoce la identidad de ambos nuevos imputados, dado que la causa continúa bajo secreto de sumario. Sí han trascendido, sin embargo, el resto de investigados. Además del propio Rato -que declaró el pasado martes ante Serrano-Arnal-, se encuentran acusados la secretaria del exministro, Teresa Arellano; el presunto testaferro, Miguel Ángel Montero; el empresario Alberto Portuondo -único que se mantiene en prisión ratificada incluso por la Audiencia Provincial-; el abogado Domingo Plazas, la directora general de Zenith, Candi Rodríguez; el consejero delegado de Publicis, Xabier Olazábal; y otros dos directivos de esta últimas sociedades cuya identidad tampoco ha trascendido.

Los jueces mantienen la prisión provisional al testaferro de Rato

Esta semana han desfilado por el Juzgado número 31 trabajadores de las agencias de publicidad Zenith y Publicis, que contrataron campañas con Bankia durante la época en la que Rato figuraba como presidente de la entidad financiera. Ambas compañías, según apuntan los indicios investigados por Serrano-Arnal, abonaron comisiones de más de 800.000 euros al propio exvicepresidente del Gobierno. En concreto, las agencias remitieron la cantidad a través de la mercantil Albisa, propiedad de Portuondo, que ingresó el dinero a la empresa Kradonara, propiedad de la mercantil británica Viva Way, que a su vez pertenece a Rato.

El caso Rato se reactivó la pasada semana después de que el juez ordenara detener a Arellano y Montero, que pasaron dos días en los calabozos antes de comparecer ante el magistrado, que finalmente dejó a ambos imputados pero en libertad. A raíz de su declaración, el instructor a comenzado una ronda de testificales que ha concluido en dos nuevas imputaciones, las de dos testigos cuya identidad aún se desconoce que comparecieron el pasado miércoles y hoy jueves.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios