EMPEÑO DEL MONARCA POR MANTENER LA UNIDAD

Artur Mas dinamita el año de esfuerzo de Felipe VI por acercar a España y Cataluña

El 'president' llegó a la Zarzuela con el objetivo de trasladar su órdago secesionista a Felipe VI, que precisamente se ha esforzado en su primer año como Rey en viajar y hacer guiños a Cataluña

Eran las doce del mediodía de un viernes de julio. Más tensión de la habitual en el Palacio de la Zarzuela y un gesto serio acompañaba al Monarca por primera vez en una fotografía. A su lado, Artur Mas. Fuentes de la Casa del Rey así lo reconocían, a pesar de no poder confirmar cómo transcurrió la reunión y los temas que abordaron en el salón de audiencias. Zarzuela enmarca la cita en la ronda de encuentros que Felipe VI mantiene desde hace semanas con los presidentes autonómicos. Pero España y Cataluña atraviesan ahora un momento de máxima tirantez tras el órdago de Mas y el resto del espectro secesionista catalán con la creación de una lista única para conseguir su objeto final tras las elecciones de septiembre: la independencia.

El president viajó a Madrid "en son de paz" según declaró él mismo, pero con el fin de trasladar su plan al jefe del Estado ante la pasividad absoluta del Gobierno de Mariano Rajoy, tal y como publicaba este diario el viernes, y explicar al Rey las intenciones que tiene el frente soberanista. Un propósito que termina por dinamitar el esfuerzo que ha ido haciendo don Felipe en este primer año de reinado por acercar posturas entre la Generalitat y España y contribuir a la reconciliación política y social entre ambas.

Ejemplo de ello han sido los continuos guiños que ha dedicado a este cometido en sus discursos más relevantes como Monarca. Lo hizo durante las palabras que pronunció el día de la proclamación: "En ese marco de esperanza quiero reafirmar como Rey, mi fe en la unidad de España, de la que la Corona es símbolo", y volvió a insistir con más firmeza en su primer discurso el día de Nochebuena: “Millones de españoles llevan, llevamos, a Cataluña en el corazón. Como también para millones de catalanes los demás españoles forman parte de su propio ser. Por eso me duele y me preocupa que se puedan producir fracturas emocionales”. Y todo ello a pesar de las duras críticas que el líder soberanista le dedicó el mismo 19 de junio de 2014, tras ser proclamado Rey, al reconocer que no aplaudió ni al inicio ni al final del discurso, porque no había "nada nuevo" y afirmando que "España no es una nación, sino un Estado que tiene naciones".

Pitada al himno nacional en el Camp Nou. (EFE)
Pitada al himno nacional en el Camp Nou. (EFE)

Felipe VI ha coincidido hasta en seis ocasiones con Artur Mas este año y uno de los primeros viajes que realizó tras acceder al trono junto a la Reina Letizia fue precisamente a Cataluña para acudir a la entrega de premios Fundación Princesa de Girona. También el Monarca se ha reunido en distintas ocasiones con la patronal catalana, entre las que destacan su asistencia a la conmemoración del centenario de Freixenet, principal productor de cava del mundo y símbolo de la 'no ruptura' con España dentro del sector empresarial de Cataluña, así como al 30º aniversario del lanzamiento del pimer Seat Ibiza, en el que coincidió con el ministro de Industria y con el president en un automóvil con sello catalán... y español.

Especialmente tensa fue la final de la Copa del Rey en el Camp Nou el pasado mes de mayo. Artur Mas se sentó en la butaca colindante a la de Felipe VI, como establece el protocolo, y juntos escucharon la alarmante pitada de los hinchas del Barcelona y el Athletic de Bilbao interrumpiendo los acordes del himno nacional. Una imagen tensa que, sin embargo, consiguió dibujar en el president una sonrisa, como quedó registrado en las imágenes.

A pesar de los encuentros y desavenencias, el Rey se ha mantenido firme en su cometido y en cada ocasión ha apelado a la "unidad de España" para "construir una sociedad mejor", haciendo hincapié en que el país no puede permitirse la división. Aún así, Artur Mas acudió el viernes a su encuentro para trasladar su mensaje ruptutista con la intención de que Felipe VI mueva ficha. Zarzuela no confirma el contenido de la reunión. No hace falta. La idea se repite en todos los discursos del Rey.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
116 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios