colau en barcelona ha prometido suprimirlos

Temor en los 'antidisturbios' municipales: el 15M que reprimieron ahora será su jefe

Los agentes de la Policía Municipal desconfían de los planes que Ahora Madrid, que se ha posicionado en contra de los desahucios y del desalojo de edificios ocupados, tiene para el cuerpo

Foto: Centenares de personas se concentran en las inmediaciones de la Puerta del Sol custodiada por la policía. EFE
Centenares de personas se concentran en las inmediaciones de la Puerta del Sol custodiada por la policía. EFE

La incertidumbre se ha apoderado de los agentes de la Policía Municipal de Madrid desde el pasado domingo. El escenario que han configurado las elecciones locales concederá previsiblemente el poder a la lista de Ahora Madrid, integrada en su mayoría por los sectores que han liderado durante los últimos cuatro años la movilización contra los desahucios y la normativa de seguridad ciudadana de la capital.

Fuentes policiales consultadas por El Confidencial apuntan a que existe un verdadero temor entre los funcionarios de las Unidades Centrales de Seguridad (UCS), el equivalente a las unidades antidisturbios de la Policía Nacional, ante la posibilidad de que la próxima corporación decida suprimirlas, tal y como ya ha avanzado que hará en Barcelona la lista más votada, Barcelona en Comú.

La preocupación se ha extendido entre la plantilla de la Policía Municipal. “Por ley, nosotros no tenemos las competencias de orden público, con lo que la nueva alcaldesa podría hacer lo que quisiera”, recuerda Juan Higueras, secretario general de Unión de Policía Municipal (UPM), quien prefiere en cualquier caso esperar a que los nuevos inquilinos del Palacio de Cibeles cojan el bastón de mando para pronunciarse.

En contra de la eliminación

Las UCS han arraigado mucho durante estos últimos años y, según la mayoría de policías consultados, cumplen una función esencial. Así lo entiende por ejemplo Carlos Bahón, de la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU), quien asegura que estas unidades “son necesarias” para abordar control de masas, operaciones arriesgadas, botellones o conflictos en fiestas patronales. “Los policías no podemos ir sin casco y escudo a determinadas misiones, y ellos tienen estas herramientas”, añade Bahón. “Lo que no puede ser es que tengamos que ponernos cajas de Coca-Cola en la cabeza para defendernos, como ya ha ocurrido en alguna ocasión”, incide el portavoz de APMU. En su opinión, es evidente que las Unidades de Intervención de la Policía Nacional “no llegan a todo” y, por lo tanto, sus homólogos en la Policía Municipal deben seguir existiendo. Bahón recuerda que las UCS “no son un elemento de represión, sino de apoyo”. La última palabra estará en manos del partido que consiga hacerse con la Alcaldía.

Ada Colau junto al equipo de Barcelona en Comú. (EFE)
Ada Colau junto al equipo de Barcelona en Comú. (EFE)

El programa de Ahora Madrid no aborda específicamente esa cuestión, pero menciona otros aspectos claramente influidos por el espíritu del 15M que generan aún más dudas en los agentes. En concreto, el partido plantea en materia de seguridad “generar y potenciar unidades especializadas en materia de medio ambiente y empleo, y potenciar de forma especial los protocolos y los recursos de seguridad para prevenir las agresiones a las víctimas de violencia machista y sexual”; “fomentar la sensibilidad hacia las minorías sociales a través de la formación continua de los agentes sobre la situación social y económica de los madrileños, atendiendo a las desigualdades de procedencia, renta, género, identidad sexual, etcétera; y a través de la inclusión de estos contenidos en los módulos de formación y de acceso al cuerpo”; “realizar una auditoría de los contratos vigentes de externalización de tareas de seguridad, para, en la medida de lo posible, llegar a su extinción”, y “asegurar que los y las agentes estén identificados de forma visible y que faciliten su identificación ante el requerimiento ciudadano”.

Desahucios y desalojos

Manuela Carmena. (EFE)
Manuela Carmena. (EFE)

El desconocimiento sobre el proyecto de Ahora Madrid también afecta a operativos tan controvertidos como los desahucios o el desalojo de edificios ocupados. Las fuentes del cuerpo consultadas subrayan que en estas actuaciones la Policía Municipal se limita a cumplir las resoluciones de los jueces. Sin embargo, la lista que lidera Manuela Carmena se ha posicionado abiertamente en contra ese tipo de intervenciones. De hecho, la propia Carmena ha anunciado que la paralización de los desahucios será su primer objetivo si logra la mayoría necesaria para trasladarse al despacho que aún ocupa Ana Botella. El nuevo panorama político de la capital amenaza con dejar a los policías municipales al borde de la paralización.

Julián Leal, secretario de Prensa de Madrid del Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM), también prefiere no ponerse la venda antes de la herida y aguardar a que la nueva alcaldesa de Madrid haga propuestas concretas. Por el momento, asegura, “los programas electorales han sido muy ambiguos” en relación con la seguridad en la capital de España, por lo que es mejor “esperar a que especifiquen las líneas que van a seguir”.

En lo que están de acuerdo los representantes consultados es en que la llegada de Ahora Madrid al Ayuntamiento abriría una ventana de oportunidad para mejorar las condiciones laborales de la plantilla. Confían en que el interés que la lista de Carmena ha mostrado por la situación de la clase trabajadora y que su discurso de defensa del sector público sirva para negociar mejoras sustanciales en la Policía Municipal. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
52 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios