el caso de la argentina, el más delicado

Sor Lucía Caram, la monja televisiva, y Teresa Forcades, en el punto de mira del Vaticano

La primera ha sido llamada a capítulo por la nunciatura, que ve poco compatible la vida monástica con la mediática. Forcades podría dejar los hábitos por Procés Constituent, que ella misma fundó

Foto: La monja dominica Lucía Caram, en una imagen de archivo. (Efe)
La monja dominica Lucía Caram, en una imagen de archivo. (Efe)

Hay profesiones que podrían ser incompatibles. Ser religiosa y querer dedicarse a la política o tener una excesiva exposición mediática es, a día de hoy, algo difícil de aceptar por el Vaticano. Esto es lo que les ha ocurrido a las dos religiosas más conocidas de España y que, curiosamente, viven en Cataluña. Se trata de la argentina Sor Lucía Caram, monja dominica del convento de Santa Clara de Manresa, y de la barcelonesa Teresa Forcades, que está dispuesta a abandonar la vida religiosa para probar suerte en el mundo de la política tras fundar la plataforma Procés Constituent.

Sin embargo, el caso de Lucía Caram es el más delicado. Según publica este martes La Vanguardia, la monja más conocida de la televisión y que se ha hecho famosa por sus apariciones en debates políticos, sus programas de cocina y por ser aficionada y defensora a ultranza del FC Barcelona ha sido llamada a capítulo por la nunciatura de la Santa Sede en España y el pasado viernes viajó al Vaticano, donde se le informó de que era poco compatible su actividad en los medios de comunicación con los principios básicos de la vida monástica.

Lucía Caram: "Si me llaman 'monja cojonera' será porque los toco"

Sor Lucía, que tiene programa propio en Canal Cocina y un libro editado por este canal de televisión, es una religiosa contemplativa que compagina la oración, la ayuda a los demás, el estudio y la vida en comunidad con la actividad mediática y social. En este sentido, no solo se ha convertido en un rostro recurrente de algunos programas del grupo Mediaset o Atresmedia -donde ha llegado a decir que "Carlos Floriano es el idiota útil del Partido Popular"- sino en un gancho para otros que aún no se han estrenado, como En la caja de Cuatro, donde la televisiva monja disfrutará de una vida de lujo y abundancia.

Forcades se plantea la exclaustración

Muy diferente es el caso de Teresa Forcades. A pesar de que no ha tenido ningún apercibimiento por parte del Vaticano, su activismo político podría jugarle una mala pasada y está siendo vigilada muy de cerca por los obispos de Vich y San Feliu de Llobregat por petición de latas instancias. La monja Forcades, que ha fundado la plataforma Procés Constituent, ha planteado a las bases de este movimiento presentarse como candidata a las elecciones autonómicas del 27 de septiembre en una candidatura de confluencia con otras fuerzas políticas.

Teresa Forcades y Ada Colau. (Efe)
Teresa Forcades y Ada Colau. (Efe)

Según ha informado este fin de semana la página de Facebook de Procés Constituent, la posible candidatura de Forcades se trata, por el momento, de una propuesta a debatir que ha sido enviada a las asambleas de esta organización. De confirmarse la candidatura, la también teóloga debería abandonar el monasterio de Sant Benet, en la montaña de Montserrat, de forma temporal durante uno o dos años, al ser incompatible la vida monacal con la entrada en política.

Forcades apostaría por impulsar una candidatura en la que no se enfrentaran nacionalismo y justicia social, para crear un verdadero espacio de confluencia en el que podrían tener cabida formaciones con las que parece que ya ha comenzado a hablar: ICV, EUiA, las CUP y Podemos

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios