la exministra despierta recelo en ferraz

Chacón esperará a las elecciones de mayo para decidir si reta a Sánchez en primarias

Carme Chacón sigue deshojando con calculada parsimonia la margarita de su participación en las primarias, que deben celebrarse a finales de julio para elegir al candidato del PSOE a La Moncloa

Foto: Pedro Sánchez junto a Carme Chacón, actual secretaria de Relaciones Internacionales (EFE)
Pedro Sánchez junto a Carme Chacón, actual secretaria de Relaciones Internacionales (EFE)

Carme Chacón sigue deshojando con calculada parsimonia la margarita de su participación en las primarias, que deben celebrarse a finales de julio para elegir al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno. Ni se postula abiertamente ni se retira definitivamente. No tiene prisa en dar un paso adelante -o atrás- porque aún faltan casi dos meses para las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo. Será a partir de ese momento clave, con el escrutinio de las urnas ya en su mano, cuando decidirá si le disputa o no a Pedro Sánchez la carrera a La Moncloa, según fuentes cercanas a la exministra de Defensa consultadas por El Confidencial.

Chacón sabe que Sánchez se la juega en los comicios de mayo. En las elecciones andaluzas fue Susana Díaz quien se examinaba -la baronesa socialista diseñó una campaña a su medida, sin injerencias de Ferraz-, pero en las municipales y autonómicas todos los focos iluminarán al secretario general del partido. Si el PSOE logra salvar los muebles con un buen resultado o, cuando menos, digno -cualquiera que suponga quedar como segunda fuerza en España, por encima de Podemos-, el liderazgo de Sánchez, aún en construcción, saldría reforzado. Pero si se produce un descalabro, muchos en el partido no darían un duro por su continuidad.

Díaz y Chacón en una imagen de archivo (EFE)
Díaz y Chacón en una imagen de archivo (EFE)

Es en este último escenario cuando Chacón, cuya sintonía personal con Sánchez no es precisamente óptima, podría anunciar su candidatura para rescatar al partido, según las fuentes consultadas. La exministra, que es actualmente la responsable de Relaciones Internacionales en la Ejecutiva del PSOE, no ocupa ese puesto por designación directa de Sánchez, sino por recomendación expresa del ex número uno del partido, José Luis Rodríguez Zapatero, y su entonces número dos, José Blanco. Ese pecado original ha provocado ya algunos roces entre uno y otra, aunque, por ahora, la sangre no ha llegado al río.

El pasado 11 de febrero, tras la defenestración de Tomás Gómez y su equipo en el Partido Socialista de Madrid (PSM) ordenada por Sánchez, la exministra aprovechó la reunión de la comisión permanente de la Ejecutiva para, en presencia del secretario general, expresar su rechazo a la fulminante destitución del primero, que calificó de "error". Aquello no sentó nada bien a Sánchez y su equipo de fieles en Ferraz, encabezado por su número dos, César Luena. Y tampoco gustó que, un mes más tarde, la socialista catalana dijera, en una entrevista al diario ABC, que "todavía no he tomado una decisión" sobre las primarias. Sánchez le respondió de inmediato: "Yo no estoy en el politiqueo".

En contra de Chacón juegan su espantada en 2011 y su derrota ante Rubalcaba un año después

El resultado de las elecciones de mayo no será, sin embargo, el único factor que condicionará la decisión de Chacón de concurrir o no a las primarias. En contra de la exministra de Vivienda y Defensa juegan sus dos fracasos previos en procesos similares. O, para ser más exactos, una espantada y una ajustada derrota, pero derrota al fin y al cabo. Hace ahora casi cuatro años, en mayo de 2011, Chacón dio "un paso atrás" y anunció, entre lágrimas y sollozos, que no se presentaría a las primarias para elegir candidato a La Moncloa, dejando el camino expedito a Alfredo Pérez Rubalcaba, que un año más tarde la venció por solo 22 votos en la disputa por la Secretaría General del partido.

Tampoco le favorece precisamente a Chacón que el PSC, su partido de toda la vida, esta vez no la respaldaría frente a Sánchez, al contrario de lo que ocurrió en el 38º Congreso de Sevilla, en julio del pasado año, que Rubalcaba le ganó por la mínima. La formación que ahora capitanea Miquel Iceta se siente más cercana a Sánchez y su apuesta por avanzar hacia un Estado federal, y así lo certificó el propio Iceta el pasado sábado cuando, al acabar la reunión del Comité Federal del PSOE, afirmó que "hoy por hoy nuestro líder es Pedro Sánchez, al que veo cada vez más cerca de La Moncloa".

La exministra también acudió a la cita del Comité Federal del partido, pero se mostró huidiza con los periodistas y, en cuanto acabó la reunión, partió de vacaciones de Semana Santa. Tras ese pequeño paréntesis para el descanso, Chacón viajará a Nueva York para acompañar a Sánchez en su visita a la sede de Naciones Unidas, donde serán recibidos por el secretario general de la organización, Ban Ki-moon. Tras Nueva York visitará Miami, ya sin el secretario general del PSOE, para su cita mensual con la Escuela de Alta Política y Buen Gobierno de Las Américas, que ella misma dirige. Y de ahí, vuelta a Madrid.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios