le golpeó al descubrirlo en un restaurante

Un padre mata en Sotogrande al presunto pederasta que grababa a su hija menor

En la urbanización gaditana de Sotogrande nadie encuentra una explicación lógica a los hechos ocurridos el pasado fin de semana. El autor ya ha sido detenido

Foto: Hospital de la Línea de la Concepción en Cádiz, centro hospitalario donde falleció el hombre de origen alemán (EC)
Hospital de la Línea de la Concepción en Cádiz, centro hospitalario donde falleció el hombre de origen alemán (EC)

Sandro Rottman, de nacionalidad alemana y hasta ahora residente en Sotogrande, falleció en el hospital de la Línea de la Concepción tras ser fuertemente golpeado en la puerta del restaurante Spinnaker. Todo comenzó cuando un hombre británico, Kainth Devinder, que se encontraba allí cenando con su familia, fue avisado de que Rottman estaba grabando a su hija con una tablet. El hombre se levantó de inmediato para cerciorarse y comprobó que efectivamente, Sandro Rottman estaba manipulando un dispositivo digital con el que estaba grabando a la niña. Devinder le pidió que dejase de grabar a su hija menor y, ante la negativa de Rottman, finalmente le propinó un golpe que resultó mortal. Tras el incidente, la familia británica abandonó el restaurante y se alejó de la zona.

En la urbanización gaditana de Sotogrande nadie encuentra una explicación lógica a los hechos ocurridos el pasado fin de semana. "Sandro Rottman había sido detenido hace unos días, le dejaron libre, y  ahora seguía delinquiendo y grabando niñas. (…)  Hace unos meses lo habían echado de su casa por no pagar. Él se resistió y trepó por un balcón para volver a meterse en su vivienda y se cayó y se rompió una pierna y un brazo. Estaba trastornado. Llevaba un tren de vida muy alto, pero tras gastarse todo su dinero perdió la cabeza”, explica un vecino de la zona a El Confidencial.

Spinnaker Sotogrande.
Spinnaker Sotogrande.

Detenido por posesión de pornografía infantil

En cualquier caso, esta no era la primera vez que Rottman se veía envuelto en un problema con menores. Hace pocos días, la Guardia Civil le detuvo “por posesión de pornografía infantil”, según afirma la Benemérita. Un vecino cercano al presunto pederasta explica a este diario que “los agentes entraron en su casa y encontraron en los ordenadores material pornográfico. Nos sorprendió mucho, pero aquí en la urbanización no entendemos por qué le dejaron libre después de ello. Si hubiese estado en la cárcel, esto no habría pasado”, explica. Esas mismas fuentes afirman que el alemán era alguien “conocido” por todos, ya que solía pasearse por los bares del puerto para poder conectarse a internet. “En su casa le habían cortado la conexión”, explican.

Falleció en el hospital

Según algunos testigos del incidente, los hechos sucedieron “muy rápido” y fueron los propios vigilantes de seguridad de la urbanización los que explicaron a la Guardia Civil cómo ocurrió todo. Cuando los agentes llegaron, los servicios médicos todavía se encontraban estabilizando a Rottman. A los pocos minutos fue trasladado de urgencia al hospital de la Línea de la Concepción, donde falleció a las pocas horas de ingresar.

Al mismo tiempo, miembros de la Policía identificaron en su domicilio a Kainth Devinder como presunto agresor. Durante la detención, el británico no opuso ninguna resistencia y explicó de nuevo su versión de los hechos, señalando que se enzarzó en la pelea cuando comprobó que efectivamente había imágenes de su hija en el dispositivo digital.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios