SANTIAGO ABASCAL LE TIENDE LA MANO A UN PACTO

Rivera 'pasa' de aliarse con VOX y se resiste a contestar una carta enviada hace dos meses

El líder de Vox, Santiago Abascal, envió una misiva el 21 de noviembre en la que tendía la mano a Ciudadanos. Aún no ha recibido ninguna respuesta.

Foto: El presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera (EFE)
El presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera (EFE)

Al día siguiente de que UPyD y Ciudadanos rompieran las negociaciones para alcanzar un pacto electoral, Santiago Abascal, presidente de VOX, envió una carta a Albert Rivera solicitándole “la apertura formal de conversaciones” entre las ejecutivas de ambas formaciones, en vistas de poder llegar a un futuro acuerdo. Dos meses y medio después de sellar aquella misiva, el líder de la formación de centroderecha todavía no ha recibido ninguna respuesta. Ayer, tras la llamada de este diario, un portavoz oficial de Rivera se limitó a responder que la misiva estaba allí y “se va a responder”, aunque sin especificar cuándo.

Ciudadanos y UPyD cerraron definitivamente la puerta a una coalición el 20 de noviembre. En una primera valoración pública, Rivera volcó todas las culpas en Rosa Díez y se presentó como el que lleva intentando, desde 2007, la unión. "Otra cosa no, pero pesaditos e insistentes hemos sido". Tanta insistencia entonces choca frontalmente con la tranquilidad con la que el partido de Rivera ha decidido responder a la solicitud de VOX, cuya carta está fechada el 21 de noviembre y, casi tres meses después, sus destinatarios todavía ni siquiera se han dignado a responder. El líder de Ciudadanos aprovechó el anuncio de la ruptura de las negociaciones con Díez para anunciar que su partido se presenta en toda España en las elecciones de mayo y pedir el voto a los simpatizantes de UPyD, que ha notado una fuga de simpatizantes y militantes hacia el partido de Rivera desde aquel desencuentro.

Abascal es muy consciente de que el ideario de VOX y Ciudadanos difiere en algunos puntos “importantísimos”, como el derecho a la vida del no nacido, la política fiscal o el modelo autonómico. Sin embargo, creía que podía “estudiar puntos de mínimos que sí podríamos defender de manera común” después de que Ciudadanos vendiera a bombo y platillo su ‘no pacto’ con UPyD, supuestamente por culpa de Rosa Díez.

El máximo dirigente de VOX, partido que nació hace un año a la derecha del Partido Popular, quiere buscar una alianza con Ciudadanos “porque ambos partidos creemos en la necesidad de un proyecto nacional, democrático y ambicioso por encima de las siglas”. El expolítico del PP echa mano de los datos que ambas formaciones cosecharon en las elecciones europeas para defender su tesis: 500.000 españoles votaron a C´s y 250.000 a VOX. “Además, hay estudios demoscópicos que indican que ya doblamos esa cifra y que vosotros subís mucho”, cuenta Abascal a Rivera en la misiva que le envió por correo certificado.

En el escrito, el político da un paso más allá e inicia el debate de la propuesta que quiere poner encima de la mesa a la formación de Rivera. “Juntos, podríamos garantizar la división de poderes, la regeneración democrática, la transparencia política y la lucha contra la corrupción, además del fortalecimiento de las instituciones comunes del Estado y la recuperación de la competencia de educación”. Se trataría, por tanto, de ver qué pueden defender juntos y qué por separado. “Lógicamente, dos alternativas democráticas como las nuestras, serán finalmente nuestras militancias las que respalden o no nuestros espacios de colaboración políticos o electorales”. Abascal se compromete a que la última palabra la tengan los militantes.

Hacia la 'tercera vía'

El debate sobre si Ciudadanos y Unión Progreso y Democracia deberían converger en una misma lista todavía no ha muerto del todo. Antes de las vacaciones de Navidad, unos ochenta simpatizantes se reunieron este lunes en el Parlamento Europeo para reabrir el debate de que la tercera vía es más necesaria que nunca. El ponente de la primera charla fue el eurodiputado Fernando Maura, la persona que sustituyó al exeurodiputado Francisco Sosa Wagner, que salió del Parlamento después de que abogase abiertamente por explorar coaliciones con Ciudadanos en un artículo publicado en el diario El Mundo, lo que abrió una profunda crisis interna en el seno de la formación. Según pudo saber este diario entonces, el 85% de los asistentes eran militantes o simpatizantes de la formación magenta, y apenas un puñado de miembros del partido de Rivera, entre los que destacaba la figura de su secretario general, Matías Alonso.

La línea que se debatió y se defendió durante las tres horas que duraron las dos charlas que se celebraron –la segunda la protagonizó otro eurodiputado de UPyD, Enrique Calvet– fue la necesidad de relanzar una tercera vía frente al bipartidismo y al auge de Podemos. Ellos se referían a la “tercera España”, y ahí entraba en juego si Ciudadanos y UPyD suman más juntos o separados. Aquella reunión no fructificó. Quizá la tercera vía pueda ser el puente que ha tendido VOX hacia Ciudadanos. La respuesta de Rivera, de momento, sigue siendo el silencio.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios