El discurso de la mejora económica no cala y el CIS desmiente el optimismo de Arriola
  1. España
el pp cumple seis meses a la baja

El discurso de la mejora económica no cala y el CIS desmiente el optimismo de Arriola

El barómetro de CIS confirma que los ciudadanos empiezan a percibir la recuperación económica, pero también que el PP no se beneficia en intención de voto

placeholder Foto: Mariano Rajoy tras la convención nacional del PP el 25 de enero de 2015. REUTERS/Andrea Comas
Mariano Rajoy tras la convención nacional del PP el 25 de enero de 2015. REUTERS/Andrea Comas

El barómetro de enero del CIS confirma que la opinión pública empieza a percibir la recuperación económica que pregona el Gobierno, pero también que el Partido Popular no se beneficia de la misma en la intención de voto. El PP cumple seis meses a la baja, del 30% del pasado verano a un 27,3 de este enero.El sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas no da pie para el optimismo demoscópico de Pedro Arriola. Ni remontada, ni congelación (incluso sigue la caída, con dos décimas en tres meses), ni aparece por ningún lado ese casi 30% del que habló el asesor áulico de los presidentes del PP en su encierro del pasado mes de enero en Toledo con la dirección del partido.

El aumento del consumo registrado en las Navidades, más el cierre del ejercicio con aumento de empleo y crecimiento económico constatables no han servido al PP ni a Mariano Rajoy para frenar su desgaste en la encuesta del CIS. Son factores que ya estaban presentes en las fechas del trabajo de campo (del 2 al 12 de enero), y que se detectan en determinadas preguntas sobre la situación laboral de los encuestados. El 77% de los que trabajan confían en mantener su empleo y 39%de los parados consideran probable dejar de serlo.

También mejora la percepción ante el futuro de la situación económica. El porcentaje de los que esperan que dentro de un año vaya a mejor es de un 27,8% frente a un 16,4% de pesimistas.

El barómetro del CIS confirma que sigue sin calar entre los encuestados la campaña sobre su responsabilidad en la recuperación económica. Tampoco se ven avances del PP en su objetivo de reconciliarse con sus bases electorales. Después de ganar las elecciones generales de noviembre de 2011 con el 46% de los votos, en los comicios europeos de mayo de 2014 se quedó en el 26% y ahora el CIS le atribuye un 27,2% en intención de voto.

El Partido Popular no tiene el problema de fuga de simpatizantes a otros partidos como le ocurre al PSOE y a IU en beneficio de Podemos, pero buena parte de su antiguo electorado está instalado en la abstención. Incluso reniegan de su pasado como votantes de la formación de Mariano Rajoy. Sólo el 30% de los encuestados recuerda haberse inclinado por el PP en 2011, aunque en realidad fuera un 46%.

El único consuelo que queda a los dirigentes de la formación en el poder es recordar que el barómetro no recoge el efecto de la noticia económica más alentadora del mes, que fue la publicación de la mejor Encuesta de Población Activa de la década: la de los 434.000 empleos creados en 2014. Al publicarse diez días después de cerrado el trabajo de campo, el CIS no ha podido recoger sus efectos sobre la opinión pública.

El giro de Sánchez, de la competencia con Podemos al centro

En el PSOE expresan todo tipo de recelos contra el barómetro por entender que favorece al PP el hecho de presentar como hipótesis verosímil que Podemos vaya a superar a los socialistas en votos. Pero a los populares no les hace la menor gracia verse ante una opción antisistema como principal fuerza de la oposición y sus dirigentes confían que los socialistas reaccionen.

En fuentes del partido en el poder atribuyen a la división interna de sus adversarios, el acoso a Pedro Sánchez y a su afán por competir en izquierdismo y populismo con Podemos el hecho de que se haya quedado en tercera posición en intención de voto. Atribuyen a un estudiado giro a posiciones más centradas e institucionales que Sánchez se haya avenido a apoyar el pacto antiterrorista.

Vídeo:Reacciones diversas en el panorama político ante la encuesta del CIS

En los mismos medios confían y esperan que el PSOE “no se caiga”, y que ellos mismos remonten en las próximas elecciones sobre los datos de intención de voto del CIS. Primero en Andalucía en marzo, donde dan por hecho que los socialistas harán valer su hegemonía y estructura de poder ante el resto de la izquierda. Igual que en los comicios municipales de mayo, donde el PSOE volverá a ser su principal y muy destacado adversario, según dan por hecho.

Precedente de Aznar: del 21% a ganar las municipales

Sobre su obligada remontada, en el PP insisten en que tienen margen de recuperación, aunque una ardua tarea por delante, como es recuperar el favor de millones de antiguos votantes que no se quieren ir a otros partidos, pero que son muy críticos con la gestión del Gobierno.

Los más antiguos del Partido Popular recuerdan que en tiempos de José María Aznar, con la guerra de Irak, el CIS dejó al PP en el 21 por ciento de los votos y meses después lograron mantener todas sus posiciones (comunidades y alcaldías) en las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2003.

PSOE Pedro Sánchez Mariano Rajoy Pedro Arriola Populismo Recuperación económica
El redactor recomienda