Es noticia
Menú
La Justicia cerca a los agentes que ayudaron al ‘pequeño Nicolás’ a sostener sus mentiras
  1. España
SE LEVANTA TODO EL SUMARIO

La Justicia cerca a los agentes que ayudaron al ‘pequeño Nicolás’ a sostener sus mentiras

El juez levantó el viernes la parte del sumario que permanecía secreta. Aparecen los nombres de los funcionarios que ayudaron al presunto estafador

Foto:  Francisco Nicolás, a su salida de los juzgados. (Efe)
Francisco Nicolás, a su salida de los juzgados. (Efe)

El joven más mediático de España, Francisco Nicolás Gómez Iglesias, no se valió solo de los favores de determinados policías municipales para ejecutar sus presuntos engaños. Además de los dos policías municipales que le hacían servicios de escolta, en las pesquisas judiciales ya se recoge quién es el funcionario público que ayudó al presunto impostor a renovar su Documento Nacional de Identidad con la fotografía de otra persona.

Según consta en la parte de la investigación que se hizo pública este viernes, la relacionada con la acusación contra él por usurpación de funciones públicas -ya se conocían los tomos relacionados con su imputación por estafa y falsedad documental- el 'pequeño Nicolás' habría utilizado a un policía nacional de la Comisaría del distrito madrileño de Tetuán para falsificar su DNI y que fuera otro joven quien se hiciese pasar por él en los exámenes más temidos para los adolescentes: la selectividad.

Ese DNI presuntamente falso, con la imagen de otro joven, también aparece en otro peliagudo episodio del caso. Los investigadores creen que el pequeño Nicolás empleó ese documento para colarse en la recepción oficial que ofrecieron los reyes Felipe VI y Letizia en junio del año pasado con motivo de su proclamación. Como adelantó 'El Confidencial', el presunto impostor sorteó los tres controles de seguridad haciéndose pasar por un amigo del instituto, Álvaro de Pedroso.

Los tomos que han sido entregados ahora a las partes también abordan otros puntos sombríos de la investigación. El muchacho declaró a la Policía que “había un Guardia Civil de Casa Real" que también le había ayudado a colarse en el Palacio Real el día de la proclamación. Según las fuentes consultadas, el nombre de este funcionario del Instituto Armado que trabaja en Palacio también figura en estos folios del procedimiento.

Por último, la Justicia también tiene acorralada a la persona que le facilitó los datos de la matrícula de una motocicleta que supuestamente le persiguió días antes de ser detenido por la Policía. En su primera declaración, el ‘pequeño Nicolás’ reconoció que había preguntado por la identidad que se escondía tras la matrícula de esa motocicleta a personas con cargo público, entre ellas, el coordinador general de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Emilio García Grande. El secretario personal de las infantas Elena y Cristina, Carlos García Revenga, también fue mencionado por el chico en relación con este incidente.

Al menos García Grande se ha desmarcado por ahora de las acusaciones del chaval y en la Comisión municipal de Seguridad que se celebró esta semana en el consistorio de la capital aseguró que “nunca” ha facilitado “ninguna información relativa a ningún tipo de operación, investigación o actuación” de la Policía Municipal.

Sin declarar ante el juez

El ‘pequeño Nicolás’ acudió el pasado 9 de enero por segunda vez a los juzgados de Plaza de Castilla para declarar sobre su imputación por los delitos de falsedad y estafa. Sin embargo, se negó a responder a las preguntas de las partes que todavía no se había levantado por completo el secreto de sumario. Eso fue precisamente lo que ocurrió este viernes con la entrega a las partes de los tomos que aún permanecían en poder únicamente del instructor del caso.

Francisco Nicolás se encuentra en libertad provisional, aunque sigue imputado por tres delitos: usurpación de funciones públicas, estafa y falsedad documental. Tras su detención, compareció ante la juez del Juzgado de Instrucción número 24, pero la magistrada se inhibió en favor del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, donde ahora se instruyen las diligencias.

En su declaración en sede policial, que se prolongó durante más de siete horas, el joven impostor afirmó que había elaborado un informe de Presidencia falso utilizando únicamente “información de Internet” y manifestó que lo empleaba para exhibirlo en su coche, como hizo con uno de los empresarios a los que presuntamente estafó. No obstante, admitió que sí usó en público un portadocumentos con el escudo de la Casa del Rey que le habría facilitado García Revenga.

Tras pasar por los calabozos, Francisco Nicolás pasó seis semanas escondido en la casa de un familiar, alejado de los focos que esperaban su primera declaración pública. Pero finalmente decidió salir de su escondite para conceder su primera entrevista en televisión. El pequeño Nicolás ni siquiera esperó a declarar en los tribunales. La experiencia debió gustarle. Desde su estreno, ha protagonizado más de una decena de apariciones en diferentes programas y cadenas. El presunto estafador se ha convertido en el personaje catódico de la temporada.

El joven más mediático de España, Francisco Nicolás Gómez Iglesias, no se valió solo de los favores de determinados policías municipales para ejecutar sus presuntos engaños. Además de los dos policías municipales que le hacían servicios de escolta, en las pesquisas judiciales ya se recoge quién es el funcionario público que ayudó al presunto impostor a renovar su Documento Nacional de Identidad con la fotografía de otra persona.

El redactor recomienda