Rajoy manda a Cospedal a luchar por CLM y nombrará un jefe de campaña de peso
  1. España
El PP se refuerza ANTE EL AÑO ELECTORAL

Rajoy manda a Cospedal a luchar por CLM y nombrará un jefe de campaña de peso

Rajoy tiene que nombrar a un coordinador o jefe de campaña con plenos poderes para suplir el vacío que deja Cospedal para repetir como presidenta autonómica

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a a secretaria general del PP. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a a secretaria general del PP. (EFE)

Mariano Rajoy tiene pendiente un nombramiento más importante en el orden interno de su partido que el de la candidata a la alcaldía de Madrid: un coordinador o jefe de campaña con plenos poderes para el ciclo electoral de 2015. En la dirección del PP esperan que se decida inmediatamente, incluso en el primer comité ejecutivo del año, porque el tiempo apremia y el problema de la doble dedicación de María Dolores de Cospedal se agudizará a partir de ahora porque la secretaria general tiene que consagrarse a la misión de repetir en el cargo de presidenta de la Junta de Castilla-La Mancha.

El nombramiento de jefe de campaña acumula ya un serio retraso si se tienen en cuenta los precedentes y el calendario. Rajoy hace ese tipo de encargos con más de seis meses de antelación. Así ocurrió cuando en noviembre de 2013 pasado decidió que el vicesecretario de organización, Carlos Floriano, se ocupara de los comicios europeos de mayo de 2014. Y con casi nueve meses de antelación designó a Ana Mato coordinadora nacional de la campaña de las anteriores elecciones municipales y autonómicas, las de 2011.

La tardanza en la elección, las críticas internas al diseño de la campaña de las europeas, la magnitud del reto de los comicios del próximo mes de mayo y las consultas que Rajoy ha hecho en las últimas semanas a los dirigentes del partido y ministros más próximos han hecho que en el PP se instale la idea de que busca reforzar la dirección del partido y que Floriano no tiene que ser esta vez el elegido para la misión. O que, si lo es, puede tener a alguien por encima además de a la secretaria general.

placeholder María Dolores de Cospedal. (EFE)
María Dolores de Cospedal. (EFE)

Desde septiembre, el presidente del Gobierno intenta recuperar la iniciativa política ante los pésimos pronósticos de las encuestas con una ofensiva de imagen y una serie de nombramientos y relevos nada técnicos y muy de partido: José Antonio Sánchez en RTVE, Alfonso Alonso en el Ministerio de Sanidad o Rafael Hernando como portavoz parlamentario en el Congreso. A esos cambios hay que añadir el alivio en el Ejecutivo y en Génova con la dimisión, pactada o no, del fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce.

Rajoy ha llamado a consultas a los dirigentes del partido, ministros y ministras de más confianza. Según apuntan en fuentes del PP, les pregunta a su estilo, muy en genérico, sobre cómo ven la situación política general y el funcionamiento del partido y de los grupos parlamentarios. No pone nombres sobre la mesa. El resultado de las conversaciones es un enigma en lo que respecta a los esperados cambios en Génova después de lo ocurrido en el Ejecutivo y en el Congreso.

Los precedentes de Acebes con Álvarez-Cascos y Mato con Cospedal

Con esos precedentes, en medios de la dirección del PP resurge la teoría de que el reforzamiento del partido debe empezar por paliar el problema de la doble función de Cospedal como secretaria general y presidenta de la Junta de Castilla-La Mancha. Se vuelve a hablar de la figura de un coordinador general, como lo fue Ángel Acebes en la primera legislatura de Aznar para suplir en la sede central al entonces secretario general y vicepresidente del Gobierno Francisco Álvarez-Cascos.

Rajoy descartó ese modelo cuando Cospedal ganó las elecciones autonómicas de mayo de 2011 y se puso al frente del Gobierno regional castellano-manchego. Pero para aquella campaña y para la de las generales adelantadas a noviembre de ese año había puesto al grueso aparato de Génova, bajo la dirección de la entonces número tres del partido, a la vicesecretaria de organización Ana Mato. Esteban González Pons era el portavoz del equipo de campaña y Baudilio Tomé, responsable de programas.

Entre Floriano, Arenas o una sorpresa de fuera de Génova

Mato se ha incorporado a un cargo en el Congreso después de dimitir como ministra de Sanidad, Tomé está en el Tribunal de Cuentas de la UE y Pons es portavoz del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, pero sigue en la dirección del PP, ahora como vicesecretario de Estudios y Programas. Con ese título estuvo el pasado día 29 en una reunión celebrada en Génova para aprobar las bases de la propuesta del partido para los comicios de mayo. Cospedal presidió el acto flanqueada por el vicesecretario de organización, Javier Arenas, y por González Pons. No estuvo Carlos Floriano, de vacaciones después de “hacer guardia” la semana anterior, según dijeron en el partido.

Ante la convocatoria del próximo comité ejecutivo del partido prevista para el día 12, en el PP esperan el nombramiento de un coordinador general o un jefe de campaña “de peso” y un equipo de adjuntos nuevo. La mayoría de los anteriores, como Juan Manuel Moreno o José Antonio Bermúdez de Castro, están fuera de Génova. Como responsable máximo, en fuentes de la dirección suena el nombre de Arenas (ya lo es de política autonómica y municipal), pero no descartan que Rajoy dé la sorpresa y recurra a alguien de fuera de la actual dirección.

Elecciones Municipales y Autonómicas 2015 Javier Arenas Mariano Rajoy Parlamento Europeo Ana Mato Juanma Moreno Castilla-La Mancha María Dolores de Cospedal
El redactor recomienda