la sanidad en juego

Quirón y HM reducirán desde enero los servicios que prestan a los funcionarios

Aunque Muface mantiene el presupuesto del año pasado, algunos hospitales de referencia dejarán de ofrecerse en los cuadros médicos de las aseguradoras.

Foto: Centro hospitalario Quirón de Barcelona. (EFE)
Centro hospitalario Quirón de Barcelona. (EFE)

Los servicios sanitarios disponibles para los funcionarios adscritos a la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface) se reducen. A partir de enero, varias clínicas, hospitales y centros de referencia dejarán de prestar asistencias que, en todo o en parte, venían ofreciendo hasta ahora a los mutualistas funcionarios.

Según el cuadro médico hecho público por Muface en su propia web ayer mismo, los mejores hospitales del grupo Quirón dejarán de estar disponibles con las aseguradoras de la mutua (Adeslas, Asisa y DKV), al menos en las especialidades más importantes. También se verán afectados los pacientes habituales de los hospitales HM, entre otros.

En concreto, quedan fuera los centros sanitarios del grupo Quirón en Barcelona en las tres aseguradoras (hasta el año pasado DKV ofrecía esta opción, ahora ya ninguna compañía). Los que este conglomerado tiene en Madrid, por su parte, se limitarán a las clínicas San José y San Camilo, las dos más pequeñas. El hospital Quirón Madrid, más grande, situado en Pozuelo, limitará el número de especialidades que cubren las compañías. Adeslas solo ofrecerá hematología, pediatría, cirugía pediátrica, ginecología y obstetricia. Los usuarios de DKV únicamente podrán acudir por urgencias a este último centro.

En el caso del grupo HM en Madrid se verán afectadas varias especialidades si los mutualistas tienen Adeslas, aunque no tanto si cuentan con DKV, que se presenta como la mejor opción para este conglomerado hospitalario.

En cualquier caso, en todos los hospitales de referencia, tanto del grupo Quirón como del grupo HM -y tanto en Madrid como en Barcelona-, las aseguradoras Adeslas y Asisa dejarán de prestar la mayoría de la asistencia oncológica, una de las más sensibles y costosas, tanto por los medios que se utilizan como por la duración de los tratamientos. Solo los pacientes que ya están siendo asistidos tendrán derecho a seguir recibiendo el tratamiento durante un año, como ha admitido el grupo HM en un comunicado. Otras especialidades como cardiología o neurología también dejarán de estar concertadas.

Esta reducción de servicios, de hecho, provocará, según fuentes oficiosas del grupo HM, que 72.000 funcionarios que durante el presente ejercicio han utilizado los hospitales del grupo dejen de hacerlo en este 2015 que está a punto de comenzar. 

En Zaragoza, los servicios del grupo Quirón ofrecerán muy distintos servicios en función de la aseguradora elegida. A través de Adeslas, los mutualistas podrán acceder a urgencias, cáncer y transplantes. Mediante Asisa, a urgencias, cirugía, ginecología y otorrino. Solo DKV ofrece todas las especialidades en Quirón Zaragoza. En el grupo MAZ, también DKV saca ligeramente la cabeza con algunos servicios añadidos al de urgencias, que es el único que ofrecen Adeslas y Asisa en Zaragoza.

Hospital Universitario Montepríncipe
Hospital Universitario Montepríncipe

Estas limitaciones se introducen este año a pesar de que Muface ha incrementado su presupuesto ligeramente respecto al anterior ejercicio. En concreto, según comunicó el Ministerio de Hacienda el pasado 18 de diciembre, la mutua ha aumentado un 0,79% sus fondos disponibles, que se sitúan en algo más de 1.002 millones de euros, que se traducen en un aumento del 0,9% de la prima sanitar -lo que reciben las compañías-, un incremento que las aseguradoras consideran insuficiente, ya que entienden que cubrirá directamente la subida del IVA sanitario, que pasará del 10 al 21% en general.

Es la primera vez en los últimos cinco años que Muface eleva, aunque sea ligeramente y pueda considerarse prácticamente una congelación, su presupuesto. De los 1.757 millones de euros que tenía en 2009, el Ministerio de Hacienda –del que depende la mutualidad– lo ha reducido hasta los citados 1.002 millones. Esta paulatina reducción experimentada estos años, de hecho, llevó a que los distintos partidos de la oposición mostraran abiertamente sus quejas. UPyD, por ejemplo, ha pedido al Ejecutivo que tome medidas para afrontar la situación de Muface, que a su juicio se encuentra “en peligro”. Otros partidos como PSOE, IU y PNV también han pedido explicaciones a través de preguntas parlamentarias.

Asimismo, durante estos años se ha reducido el número de compañías de seguros que trabajan con Muface. Caser y Mapfre dejaron de hacerlo en 2010, el primer año que el presupuesto se vio mermado. En 2014 salió Sanitas y actualmente solo Adeslas, Asisa y DKV siguen prestando servicio a los funcionarios a través de la mutualidad.

Desde los sindicatos de funcionarios critican que esta reducción de prestaciones en la práctica lo que hace es abocar a los pacientes a dejar de lado Muface y decantarse por la Seguridad Social, una opción que actualmente solo elige el 20% de los empleados públicos. Según Eliseo Moreno, secretario de Acción Sindical de CSI.F, con esta ínfima financiación Hacienda pone en peligro la continuidad del modelo Muface.

Los funcionarios adscritos a Muface son los más afectados por esta reducción de servicio. No se verán alterados los mutualistas de Mugeju, el equivalente a Muface para los funcionarios de la Administración de Justicia, que mantendrá durante todo 2015 los mismos servicios, lo que algunos consideran un agravio comparativo.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios