LA ONT responde con contundencia

Un grupo de médicos critica las retribuciones de los equipos de trasplante

Forman "una red de conseguidores de órganos muy bien pagados", escribían en su denuncia. La ONT responde: "Las directrices son iguales que para otros profesionales"

Foto: Primer trasplante pulmonar infantil en Madrid, en 2013. (Efe)
Primer trasplante pulmonar infantil en Madrid, en 2013. (Efe)

Varios médicos presentaban, hace dos años, una reclamación ante la Inspección General de Servicios del Ministerio de Sanidad relativa a los trasplantes, a la que ha tenido acceso El Confidencial. En ella pedían que se inspeccionasen los "procedimientos de pago y las cuantías especiales" abonadas por trasplantes en los hospitales públicos del Sistema Nacional de Salud, al tiempo que incluían una dura 'enmienda a la totalidad' del exitoso modelo español de trasplantes -medio millón de estañoles se han beneficiado de él desde la creación, en 1989, de la Organización Nacional de Trasplantes-, que este año cumple su 25 aniversario.

"La excepcional eficacia del 'modelo español' no se basa en un supuesto modelo original de trabajo [..], sino simplemente en el dinero: la ONT promueve esta actividad [...] mediante el uso de fuertes estímulos financieros", puede leerse en la citada reclamación, firmada por cuatro médicos colegiados y una enfermera. "El procedimiento es el siguiente: el director gerente, en cada hospital [...] acuerda con los equipos de trasplantes una cantidad especial por cada trasplante realizado que se añade al salario mensual bajo el concepto de productividad variable y guardias específicas. Este sistema permite al director gerente remunerar a los equipos de trasplante con una cifra mucho más alta (el doble o incluso mayor) que a cualquier otro médico o profesional de enfermería del sistema sanitario español", añade el escrito.

Para los firmantes, gracias a este sistema, "los equipos de trasplante constituyen, de hecho, una extensa red de conseguidores de órganos muy persuasivos, muy bien pagados y con mucha influencia. Ese es el éxito del 'modelo español'", concluyen. Aquel durísimo escrito recibió meses después una escueta respuesta por parte de la Secretaría General de Sanidad y Consumo: "No existen diferencias en los mecanismos de retribución de los profesionales sanitarios que participan en la realización de actividades de donación y trasplante" y el resto de profesionales, aseveraba, al tiempo que añadía: "En última instancia, son las Comunidades Autónomas [...] quienes deciden y llevan a cabo las políticas retributivas [...]".

Ante esta respuesta, los médicos firmantes se dirigían, en julio de este año y con un escrito similar, a la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid. Hasta la fecha no han obtenido contestación. Fuentes de la Comunidad de Madrid señalaban estos días a El Confidencial que "la remuneración de estos profesionales depende de cada hospital. En principio es homóloga a otras guardias con cirugía extracorpórea, esto es, con cirugías complejas, pero depende de la organización de cada centro. Cada gerencia puede pactar con cada servicio una remuneración, una asignación de recursos y una actividad". En otras comunidades, como la Junta de Andalucía y Murcia, los criterios de pago están descritos muy detalladamente en los respectivos boletines oficiales: el de la Junta andaluza data de 2007 y el de Murcia es de este mismo año.

El decreto andaluz establece dos modalidades de pago por parte de los hospitales a sus equipos: una cantidad fija por trasplante (8.113 euros para el personal licenciado por trasplante de dos pulmones, por ejemplo) y un pago por disponibilidad más una cantidad más pequeña (5.409 por la misma intervención) por trasplante. Esto en el caso de que los trasplantes se realicen fuera de su jornada laboral; si tienen lugar dentro de la misma, la gerencia del centro "decidirá qué medidas compensatorias complementarias se arbitrarán para ellos". 

Denuncia anónima

Los firmantes de las reclamaciones -que a pesar de la insistencia de este medio quieren mantenerse en el anonimato- hablan de un "fraude ético" en el 'modelo español', "que compra indirectamente órganos y 'comercializa' el cuerpo humano. No paga a las familias de los donantes, pero paga a los médicos intermediarios", sentencian. Un 'argumentario' que conoce bien, y desde hace años ("es rancio ya", dice), Rafael Matesanz, director desde 1989 de la ONT. Matesanz responde con contundencia y rapidez nada más mencionar el contenido de la denuncia, y no oculta su indignación: "Las retribuciones de quienes hacen trasplantes siguen las mismas directrices que las de quienes hacen actividades fuera de su horario. Si el sistema funciona es porque pensamos que tiene que hacerlo 24 horas/365 días al año, y no sé quién imagina que una persona va a salir a las 3 de la madrugada a extraer un órgano en otra parte de España gratis et amore", señala. Y apostilla: "Lo que ocurre es que hay gente que trabaja en otros sectores de la Sanidad a quienes a lo mejor les gustaría estar en esto y no están. La envidia es el mal nacional". 

Matesanz continúa: "Primero, no es un problema de incentivos, sino de retribuciones, como las cualquier otro profesional. Segundo, las cantidades que perciben están reguladas en los diferentes boletines oficiales, en algunos mejor y en otros peor, pero en cualquier caso no puede decirse lo mismo de otras actividades". Y explica: "En líneas generales, lo que se les retribuye es la disponibilidad, que es fundamental, y hay comunidades y hospitales que les pagan específicamente por actividad. Eso obedece a las negociaciones de los distintos equipos con los responsables sanitarios. Ya es mala suerte que, en un sistema de salud en la que la capacidad de decisión está tremendamente atomizada, las 17 comunidades y los cientos de hospitales que hacen trasplantes se hayan puesto de acuerdo en pagar de forma preferente a los equipos trasplantadores". 

Príncipe de Asturias

Vídeo: El jurado anuncia la concesión del Príncipe de Asturias a la Organización Nacional de Trasplantes, en el año 2010.

 

El máximo responsable del 'modelo español' habla, además, de números: "En Estados Unidos, sólo la obtención de un corazón cuesta lo mismo que todo el trasplante en España [son 80.400 dólares frente a unos 86.900 euros en una comunidad como Cantabria]. Y la única diferencia es lo que se paga al profesional. Hace tiempo que los trasplantes dejaron de ser una terapéutica especialmente cara".

Matesanz reitera que detrás de denuncias como la mencionada está el problema de los salarios de los sanitarios en España, "en general, muy bajos. Entre un cirujano que hace trasplantes y uno que hace guardias no hay diferencias. Otra cosa es si se compara con uno que no las hace, pero claro, este puede echar treinta y pico horas a la semana, y el de los trasplantes, más de cien. El hecho de pagarles por guardias o por productividad es un problema técnico. Pero al final, el salario que se lleva un cirujano inglés es de más de 100.000 libras. Y uno español, con muchas guardias, unos 60.000 o 70.000 euros". Y advierte: "Probablemente hay pocas cosas en el mundo que sean más coste-eficientes que los trasplantes. Pero para un paciente en lista de espera, para un enfermo cuya vida depende de que llegue un corazón o un hígado, un ataque como este al sistema, el hecho de decir, y más de forma anónima, que se está gastando mucho en trasplantes no es gratis. Muchas vidas dependen de ellos".   

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios