Los economistas de Podemos reniegan del decrecimiento y apuestan por el desarrollo
  1. España
VICENÇ NAVARRO Y JUAN TORRES

Los economistas de Podemos reniegan del decrecimiento y apuestan por el desarrollo

Navarro y Torres están más próximos a las medidas neokeynesianas que a la economía del decrecimiento, avalada por los promotores de Podemos en su inicio

Más próximos a las medidas neokeynesianas de desarrollo económico, mediante políticas de inversión pública, que a la economía del decrecimiento, avalada en un principio por los promotores de Podemos, firmantes todos ellos del manifiesto Última Llamada. Los economistas Vicenç Navarro y Juan Torres López, que el secretario de Proceso Constituyente y Programa de Podemos, Juan Carlos Monedero, fichó el pasado mes de septiembrepara elaborar el programa económico con el que la formación se presentará a las elecciones generales, aborrecen el utopismo del decrecimiento y abrazan el posibilismo del desarrollo. En definitiva, “lo que cualquier formación socialdemócrata hubiese firmado hace años”, como ha repetido hasta la saciedad Pablo Iglesias.

La apuesta de estos catedráticos de economía por el desarrollismo llevó a Arcadi Oliveres, el tercer economista fichado por Monedero, a rechazar el encargo. Una “desilusión” que también ha marchitado a los miembros del círculo de Economía, Ecología y Energía no sólo por su posición favorable al decrecimiento, sino también por verse marginados del proceso de elaboración del programa económico, en el que llevaban varios meses trabajando.

Con un perfil marcadamente academicista, pero cercanos a la realidad que distorsiona las teorías que sólo se sustentan en un paper, Navarro y Torres han compaginado teoría y práctica, entendiendo que su objeto de estudio no es una ciencia, ni mucho menos, exacta. La obsesión por superar los muros de la universidad y ensayar sus tesis en un campo de batalla menos virtual los ha llevado a asesorar a diferentes Gobiernos de América Latina, Europa y América del Norte.

Entre Gobiernos socialistas, socialdemócratas y liberales

Los primeros planes de desarrollo económico que impulsó el Gobierno venezolano de Hugo Chávez –las llamadas misiones– contaron con la asesoríadel catedrático granadino Juan Torres, aunque este matiza que su influencia "fue testimonial" y se limitó a un par de colaboraciones durante breves períodos de dos meses. Un trabajo que analiza de forma pormenorizada, y reivindica sus resultados con orgullo, en el ensayo Venezuela, a contracorriente: Los orígenes y las claves de la revolución bolivariana(Icaria). Dichacontribución como asesor de los Gobiernos bolivarianos se produjo, al igual que en el caso de Monedero, Pablo Iglesias o Íñigo Errejón, bajo el paraguas de la Fundación de Estudios Políticos y Sociales (FEPS), organización sin ánimo de lucro.

El catedrático catalán Vicenç Navarro, por su parte, asesoró ya en los años 70 al Gobierno chileno que presidió Salvador Allende. Años después, también estaría en la nómina del Gobierno cubano (para contribuir a su reforma sanitaria), de los socialdemócratas suecos, de Felipe González, del tripartito catalán e, incluso, del Gobierno federal de EEUU, habiendo sido miembro del grupo de trabajo sobre la reforma sanitaria dirigida por Hillary Clinton. Sus servicios como asesor fueron prestados a Gobiernos de diferentes signos ideológicos, así como a organizaciones supranacionales, entre las que destacan la ONU o la OMS.

La sintonía entre Torres y Navarro los ha llevado a escribir varios ensayos juntos durante los últimos años, como Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar en España (Sequitur), en el que también participó el diputado de IU Alberto Garzón o, más recientemente, Los amos del mundo. Las armas del terrorismo financieroylo que tienes que saber para que no te roben la pensión (Espasa). Por separado, la obra más destacada (y socialdemócrata) de Navarro es El subdesarrollo social de España: causas y consecuencias (Anagrama), mientras Torres destaca por su manual Economía política (Pirámide).

De la tasa Tobin a la pedagogía para el gran público

En el plano del activismo político, Torres es uno de los pesos pesados en España de ATTAC, una de las organizaciones que más impulsaron el movimiento alterglobalización, tras su fundación en 1997 por el director de Le Monde Diplomatique Ignacio Ramonet. Su objetivo inicial pasaba por la implantación de la tasa Tobin, y de ahí su nombre: Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana. Por su parte, Navarro fue un destacado militante antifranquista, lo que lo llevó al exilio en 1962.

El mantra neokeinesiano copará la mayor parte del programa económico de Podemos, con salvadas excepciones, como la reducción del gasto militar o la prohibición de las prospecciones petrolíferas que generen daños medioambientales. No en vano, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, no se cansa de mentar a los premios Nobel de tendencia neokeinesiana Paul Krugman y Joseph Stiglitz.

Más allá de coincidir en su ideología económica, lo que todos ellos comparten es el afán por que la economía y el funcionamiento del sistema financiero se haga entendible para el gran público. Y es que, como afirma el también economista y autor de Posteconomía (Libros del Lince), Antonio Baños, “cuanto más se sepa de economía, más se organizará la gente para cambiar la situación”.

Noticias de Podemos Pablo Iglesias Tasa Tobin Joseph Stiglitz Latam - América Latina Premios Nobel Sistema financiero
El redactor recomienda