EN UN ESCRITO DE 74 FOLIOS AL JUEZ RUZ

Luis Delso defiende a Pujol Jr.: “La UDEF basa su investigación en una teoría mendaz”

El presidente de Isolux Corsán, Luis Delso, no se va a quedar con los brazos cruzados viendo cómo el juez Ruz le imputa en el caso que investiga a Jordi Pujol Ferrusola

Foto: Fotografía de archivo del presidente de Isolux, Luis Delso, en una reunión con la mandataria brasileña, Dilma Rousseff (d). (EFE)
Fotografía de archivo del presidente de Isolux, Luis Delso, en una reunión con la mandataria brasileña, Dilma Rousseff (d). (EFE)

El presidente de Isolux Corsán, Luis Delso, no se va a quedar con los brazos cruzados viendo cómo el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz le imputa en el caso que investiga al hijo del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol Ferrusola, por unos informes policiales de la UDEF “tergiversadores” y “sin una mínima motivación”, basados en una “teoría conspiradora”. La Policía apunta a Delso como uno de los empresarios que pagaron varios millones de euros a través de facturas falsas al primogénito de los Pujol a cambio de obtener adjudicaciones públicas en Cataluña.

Delso ha enviado un escrito de 74 folios redactado en primera persona, al que ha tenido acceso El Confidencial, en el que analiza uno por uno todos los trabajos realizados por Pujol Ferrusola. Aporta los contratos y todas las gestiones realizadas por Jordi Pujol Jr. así como los resultados obtenidos para concluir que se trata de inversiones o servicios “reales, razonables, plenamente justificados y acreditados”.

Echa toda la culpa del “terrorífico daño” que se le está causando a su persona tanto a la Policía por inventarse datos en su informe como al juez por imputar sin pruebas. El documento policial está “plagado de incorrecciones e innumerables juicios de valor absolutamente gratuitos y carentes de todo fundamento”, que le ha causado un “intolerable daño reputacional”.

No es la primera vez que el nombre de Delso sale en el juzgado de Pablo Ruz. El extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas le señaló como la persona que se encontraba bajo el apodo de “Luis el Cabrón”, que utilizaba el cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, y que siempre se ha apuntado a Bárcenas como tal. Personas de la investigación sostienen que hay otros implicados que apuntan a Delso como el receptor de 72.000 euros por parte de la red de Correa en 2007, aunque desde el Juzgado nunca se ha podido probar.

Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de la Generalitat, a su salida de la Audiencia. (EFE)
Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de la Generalitat, a su salida de la Audiencia. (EFE)

Ahora, Ruz sí ha llegado a implicarle junto a otros siete empresarios por presuntamente pagar facturas falsas y beneficiarse de contratos en Cataluña, algo que Delso negó el miércoles ante el juez y ha reiterado en su escrito, incorporado a la causa. “La maquiavélica pretensión de querer asociar las relaciones en la República de Gabón en 2006 y en México con la actividad de Isolux Corsán en Cataluña, resulta, cuando menos, temeraria y contraria a la imparcialidad que debe presidir la actuación de la policía judicial”, sostiene el empresario.

Advierte al magistrado de que la Policía pone como nota incriminatoria una supuesta relación de afinidad personal con Pujol Ferrosola. “Quiero dejar algo claro, tengo desde hace varios años una relación de amistad con Jordi Pujol. Y esta relación ya le parece reprochable a la UDEF”, destaca Delso, quien añade que no conoce ningún delito del Código Penal que prohíba este tipo de relaciones. “Si Pujol Ferrusola no hubiese participado en las operaciones mercantiles con Isolux, o si no tuviera el apellido que tiene, las mismas carecerían de interés para la policía”, incluye.

La Policía obvió datos

Luis Delso ha acusado a la Policía de obviar los datos que no le ayudaban a confirmar su teoría a pesar de que él mismo aportó toda la documentación de los contratos por los trabajos realizados por el hijo del expresidente catalán. Respecto al trabajo de consultoría realizado en el país africano de Gabón, el empresario explica que le contrató a través de la empresa Ibadesa Cat, de la que era director general, para mantener contactos con agentes del país y poder desarrollar un plan eléctrico en las zonas rurales.

Sin embargo, la UDEF omitió el hecho de que Pujol Ferrusola no tenía ningún tipo de vínculo con esta empresa y omitió la existencia de ese contrato. “Los informes de la UDEF brillan por su falta de objetividad. Las operaciones se detallan de manera fragmentada, equivocada, y, en ocasiones, incluso de manera mendaz. Lo que más me sorprende son las tendenciosas e infundadas acusaciones de la Policía, a pesar de la total colaboración”, espeta.

Once imputados por la trama de Jordi Pujol Ferrusola, ante el juez

Vídeo: Once imputados por la trama de Jordi Pujol Jr., ante el juez

 

Delso aporta una carta de Jordi Pujol Jr. al ministro de Energía de Gabón, interesándose por proyectos de electrificación rural en el país, lo que demuestra su trabajo, “algo que la UDEF prefirió obviar”. Incluye correos electrónicos, cartas, visados o datos de viajes que demuestran que el trabajo fue real. “Vincular estos pagos con obras públicas en Cataluña no responde a la realidad y no constituye más que una teoría conspiratoria que carece de todo fundamento”, sostiene.

Este empresario, que considera que se ha visto implicado por una causa de manera injusta, tampoco ve ningún sentido a la acusación de la Policía de que ayudó a Pujol a blanquear 14 millones de euros desde México. Detalla cómo ese dinero fue el pago al hijo del expresidente por la adquisición del 21,5% por parte de filiales de Isolux del proyecto Azul de Cortés y por lo que Pujol Jr. había invertido previamente casi 1,5 millones de euros. “A pesar de haber acreditado a la UDEF la realidad de la inversión, parece querer ignorar los datos de la realidad, que no sirven a sus intereses”, recalca.

Pujol recibió un precio por debajo del mercado

En 2006, un grupo de inversores se lanzaron a un negocio en la Baja California (México). Entre ellos estaba Pujol Ferrusola, con un 21,5% de la inversión, a través de la sociedad Iniciatives. El acuerdo era que dos años después, cuando estuvieran todas las licencias fijadas y el proyecto iniciado, Isolux se lo compraría a los inversores. Antes de llevar a cabo esa adquisición, la empresa de Delso pidió asesoramiento financiero a Lazard y a MBD, quienes le dieron el visto bueno al negocio. “La compra fue una decisión razonada y contrastada, por la que se abonó un precio justo, incluso inferior al del mercado. Se trata de un negocio inmobiliario de gran envergadura que atiende a una decisión empresarial”, destaca el escrito.

Así, finalmente se decidió comprarlo y pagar a los inversores por un precio inferior al fijado por los analistas. A Pujol Ferrusola le correspondieron 14.801.380 euros brutos más 477.424 en concepto de devolución de préstamos. De esa cantidad, Isolux practicó una retención del 25%, que se ingresó a la Hacienda de México.

La exfamilia política de Jordi Pujol Jr desfila por la Audiencia

Vídeo: La exfamilia política de Jordi Pujol Jr. desfila por la Audiencia

 

“Resulta extremadamente difícil de entender, aplicando criterios de racionalidad, cómo alguien puede pensar que una entidad de referencia en el ámbito de la construcción, ingeniería y concesiones puede inventarse un proyecto empresarial para reconocer una plusvalía a Pujol Ferrusola. Choca contra las más elementales reglas de la lógica que para poder sostener esta tesis pueda aceptarse sin más que una entidad sea capaz de adquirir primero un proyecto empresarial y, posteriormente, invertir en terrenos adicionales, construir una carretera de acceso a la zona, llevar líneas eléctricas hasta la misma, contratar empleados y mantenerlos durante años, etc., para blanquear dinero de Jordi Pujol Ferrusola. Simplemente increíble”, espeta en su escrito.

Según la UDEF, este negocio realmente fue una tapadera para que Pujol pudiera reingresar en España 14 millones de euros de los que disponía en paraísos fiscales. Sin embargo, esta afirmación vuelve a ser desmentida por el presidente de Isolux porque el dinero inicial de la inversión provino del BBVA España y la parte que se le abonó por la adquisición dos años después se reingresó a esa misma cuenta. “Solo el hecho de haber dudado del origen de las aportaciones de Iniciatives hubiese ciertamente determinado la exclusión de Pujol en el proyecto”, añade.

Jordi Pujol Jr. hizo ganar a Isolux 1.500 millones de euros

Otro contrato puesto en entredicho es el trabajo de intermediación que hizo el primogénito del expresidente de la Generalitat en México para que Isolux obtuviera un proyecto para la construcción y mantenimiento durante treinta años de una autopista. La compañía de Delso intentaba entrar en el mercado mexicano, pero las autoridades exigían que una empresa extranjera formara UTE con empresas locales. “Jordi Pujol conocía a la sociedad mexicana y se le contrató para que convenciera a las autoridades de que ese 'statu quo' desalentaba la inversión española”, destaca. Para ese trabajo se le hizo firmar un contrato por el que sus negociaciones y gestiones tenían que estar siempre dentro del marco de la legalidad y no podía ofrecer dinero a cambio a las autoridades mexicanas. Finalmente, el Gobierno les concedió el Proyecto Saltillo Monterey, por un precio estimado para las tres décadas de 1.500 millones de euros y por el que Pujol Jr. obtuvo 1,2 millones de euros. “Su trabajo resultó muy positivo”, concluye.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios