CINCO AÑOS DE LA TRAMA GÜRTEL

¿Quién es 'Luis el Cabrón'? La policía sabe desde 2009 que no se trata de Bárcenas

El alias Luis el Cabrón, que aparece en la contabilidad B de Francisco Correa como el perceptor de 72.000 euros en 2007, corresponde a un constructor llamado Luis y no al extesorero del PP

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas (EFE)
El extesorero del PP Luis Bárcenas (EFE)

El alias "Luis el Cabrón", que aparece en la contabilidad B de Francisco Correa como el perceptor de 72.000 euros en 2007, corresponde a un constructor llamado Luis y no al extesorero del PP Luis Bárcenas. La información que desvela hoy El Confidencial ha sido confirmada por uno de los contables de la trama Gürtel, que tenía acceso a toda la documentación de las sociedades de Correa.

Según las mismas fuentes, el apunte que figura en la contabilidad paralela de la Gürtel se debía a una deuda contraída por uno de los estrechos colaboradores de Correa con el presidente de una importante empresa española. La anotación de 72.000 euros en el archivo Excel junto al mote "Luis el Cabrón" correspondía a una compensación interna como consecuencia de una operación triangular: el directivo de la Gürtel saldaba su deuda con el constructor descontando esa cantidad de una partida que le debía Correa. Con la salvedad de que, en ese trueque, Luis Bárcenas nada tenía que ver, aunque su nombre apareciera relacionado con otras anotaciones anteriores a 2007 con las iniciales "L.B", "L.Bárcenas" o "L. Barc".

Han transcurrido cinco años desde la gran redada de la operación Gürtel, el 6 de enero de 2009, y sigue sin esclarecerse el misterio de la identidad real de "Luis el Cabrón". Los agentes de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) adjudicaron dicho seudónimo a Luis Bárcenas, cuyo nombre sí aparecía entre la documentación incautada a Correa, según la policía, con iniciales junto a otros cobros y regalos. El informe de la UDEF,  fechado el 23 de febrero de 2009, fue validado por el juez Baltasar Garzón, quien dentro de la causa Gürtel inició una investigación secreta contra el tesorero del PP mientras este era senador y, por tanto, estaba aforado.

El entonces senador y tesorero del PP negó su vinculación, pero el inspector jefe de la UDEF, Manuel Morocho, y su equipo se enrocaron en sus acusaciones. Mantuvieron la inculpación pero nunca la motivaron. En el sumario no se recoge ninguna pesquisa que determine con tanta contundencia tal relación. Tampoco se entendía la obsesión por parte de la policía y el juez por relacionar a Bárcenas con "Luis el Cabrón" cuando la Fiscalía Anticorrupción se oponía a ello. Los agentes policiales nunca lograron dar una explicación a ese movimiento económico porque era un apunte de salida, de las cuentas de Correa a Bárcenas y no al revés, como solía aparecer en la contabilidad por los contratos de la Gürtel con el PP para la organización de eventos.

Los investigadores de la UDEF disponían de un pendrive que le habían intervenido al contable José Luis Izquierdo con los datos de la contabilidad sumergida de las empresas de Correa. El dispositivo, de la marca Trascend JF V10, contenía toda la información de la contabilidad B de la trama Gürtel durante trece años. En uno de los 103 archivos de la memoria –en unas tablas Excel– aparecían los pagos con dinero negro a colaboradores de la red. Entre los agraciados se mencionaba varias veces a una persona identificada con las iniciales "LB" y en una ocasión con el seudónimo "Luis el Cabrón", junto a la cifra de 72.000 euros.

La policía elude una rectificación

La policía dedujo que, en todos los casos, el personaje misterioso que se ocultaba tras las iniciales y tras el seudónimo "Luis el Cabrón" era Luis Bárcenas. Para nada tuvieron en cuenta los testimonios de varios trabajadores de la trama Gürtel que no avalaban la segunda derivada. Por ejemplo, el contable José Luis Izquierdo y la directiva Isabel Jordán declararon que Luis el Cabrón era otra persona, pero sin llegarla a identificar.

Sin embargo, de manera sorprendente, semanas después de la detención de Correa, el inspector jefe Morocho –que aparece en la causa como el funcionario con carnet profesional número 81.067– comenzó a aflojar con respecto a la falsa identidad del tesorero de Génova. Los policías de la UDEF se percataron de que Bárcenas no era "Luis el Cabrón", pero no rectificaron. Habían errado, pero un paso atrás descolocaba su investigación. Esa pieza era de vital importancia para lograr la imputación de quien era todavía senador del PP. Y tal cual se han mantenido hasta cinco años después. Hasta el punto de que el juez Pablo Ruz imputó en 2013 a Bárcenas por cohecho, basándose en esa anotación de "Luis el Cabrón", apadrinada por los investigadores.

Resultaba un tanto extraño que el agente 81.067 de la UDEF compareciera ante Garzón a finales de febrero de 2009 para ratificarse en su informe sobre las actividades ilícitas de Bárcenas y en ningún momento ni el juez ni las fiscales del caso le preguntaran por las investigaciones sobre "Luis el Cabrón". Al menos, ese seudónimo no figura en ninguno de los 14 folios que componen el acta de comparecencia de Morocho ante el Juzgado Central número 5 de la Audiencia Nacional.

El presunto 'número uno' de la trama Gürtel, Francisco Correa. (EFE)
El presunto 'número uno' de la trama Gürtel, Francisco Correa. (EFE)
El inspector jefe de la UDEF se limita a decir: "En la contabilidad B del pendrive hemos ido viendo que, sistemáticamente, aparecían referencias a una persona denominada de diferente forma, bajo 'L. Barc', 'L.B' o 'L. Bárcenas', en cuentas similares que se repetían y que se apoyaba en la documentación encontrada dentro de la caja, de la carpeta azul, y uno de los beneficiarios de las mismas era una persona bajo el nombre de 'L.B'".

Pero ni rastro de "Luis el Cabrón"

"La verdad es que el misterio de 'Luis el Cabrón' es otro de los muchos asuntos que han quedado colgados en la causa. La policía sabe desde años que no es Bárcenas, pero no le ha interesado reconocer su error ni ponerle rostro al auténtico 'Luis el Cabrón'", declaró a El Confidencial uno de los abogados de la causa.

"La importancia de mantener esa acusación era para materializar la imputación del delito de cohecho porque el resto de los delitos habían prescrito. Pero ese dato, aunque incorrecto, sirvió a la policía para colocar a Bárcenas en el punto de mira y conseguir que renunciara a su aforamiento. A partir de ahí, dieron con sus cuentas en Suiza", señaló a El Confidencial uno de los imputados de la Gürtel. 

Sin pistas ni pesquisas en el sumario Gürtel

Si se analiza de manera pormenorizada el sumario Gürtel/Bárcenas, no existe registrada ninguna pesquisa o iniciativa policial para llegar hasta la verdadera identidad de "Luis el Cabrón", al margen de las pistas que el propio extesorero del PP aportó en los tribunales. Primero, cuando compareció ante el juez Francisco Monterde en el Tribunal Supremo, el 22 de julio de 2009, cuando aún disfrutaba del aforamiento de senador y, más tarde, cuando declaró ante el magistrado Pedreira en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid.

En sendas comparecencias, Bárcenas se esforzó en convencer a los magistrados Monterde y Pedreira de que nada tenía que ver con el tal "Luis el Cabrón": "Con relación al cohecho, no tengo nada que ver con ese señor", afirmó.

Y lo razonaba con argumentos:

"Si yo acabo una relación con el señor Correa en junio de 2004, qué sentido tiene que en el 2007 se refieran a mi como 'Luis el Cabrón'. Además, desde el 2004 al 2009, no aparece ninguna otra referencia al señor Bárcenas hasta que Pablo Crespo –el número dos de Correa– dice en la cárcel, en las grabaciones de Garzón, refiriéndose a mí: 'A cada cerdo le llega su San Martín'. No se dan cuenta de que no tiene sentido".

El presunto número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo. (EFE)
El presunto número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo. (EFE)

En otro momento de su comparecencia ante el magistrado Pedreira, en el TSJ, el extesorero del PP invita a los policías a que investiguen a otros sospechosos:

"¿No se plantean ustedes de verdad otras alternativas lógicas de que ese 'Luis el Cabrón' sea otra persona? Sobre todo, cuando conocen perfectamente que existe una inversión en 2007 de Real Estate Equity Portfolio (REEP), de Jacobo Gordon, en la que, aparte de participar alguna sociedad inmobiliaria en la que figuran algunos Luises, hay concretamente dos Luises, Luis de Miguel Pérez y Luis Miguel Trigueros Gómez. Pero a lo mejor nos encontramos con cuatro o cinco más".

Bárcenas deduce que el calificativo peyorativo de "Luis el Cabrón"  pudo surgir tras una operación fallida de construcción de viviendas en Panamá en la que "salieron tarifando" todos sus socios tras un duro enfrentamiento: "No sé si llegaron a las manos. 'Luis el Cabrón' sería alguna de esas personas que participaron en esto. No se me ocurre ninguna otra cosa sobre 'Luis el Cabrón'".

Según los informes policiales de la UDEF, entre las sociedades que participaban en el fondo de inversión REEP, gestionado y creado por Correa, estaba la constructora Isolux War SA (Isolux Corsán Inmobiliaria SL) cuyo presidente se llama Luis Delso. Como queda acreditado en el sumario, la sociedad Isolux figura como consejera de Real Estate Equity Portfolio con 96 participaciones, que suponen el 7,8% de la compañía.

Isolux posee, asimismo, el 23,75% del Proyecto Inmobiliarios Residenciales SL, en San Sebastián de los Reyes.

Tras la comparecencia de Correa ante el Supremo, un diario publicó que Bárcenas había señalado a Luis Delso como el verdadero "Luis el Cabrón", pero el presidente de Isolux negó toda relación con la trama Gürtel. El empresario desmintió "cualquier vinculación de su persona y de su nombre con las iniciales contenidas en la contabilidad de esas empresas".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios