Empieza la pugna en Podemos: ¿portavoz único y máximo líder o reparto de poder?
  1. España
LAS BASES MARCAN DISTANCIAS CON LA CÚPULA

Empieza la pugna en Podemos: ¿portavoz único y máximo líder o reparto de poder?

Los afiliados decidirán a finales de octubre los principios organizativos del partido, que se mueven entre la disyuntiva de crear una estructura horizontal o vertical

placeholder Foto: Lucía Ayala y Luis Alegre, coordinadores del equipo técnico de Podemos, durante el inicio de la Asamblea Ciudadana Sí Se Puede. (EFE)
Lucía Ayala y Luis Alegre, coordinadores del equipo técnico de Podemos, durante el inicio de la Asamblea Ciudadana Sí Se Puede. (EFE)

Las próximas semanas serán decisivas para el futuro de Podemos. Desde el pasado lunes y hasta el próximo 26 de octubre, los afiliados están llamados a discutir los principios organizativos de la formación (así como éticos y políticos), que se mueven entre la disyuntiva de generar una estructura al uso de los actuales partidos, monolíderes, y otra más dinámica y asamblearia. Jerarquía contra horizontalidad o, si se prefiere, viejas formas contra nuevas. Los preborradores propuestos desde la promotora se inclinan más por organizar el partido de forma cupular, siendo pilotado por un núcleo de entre 10 y 15 personas (consejo de coordinación) y un único portavoz, que en última instancia sería el máximo líder de la formación.

Se trata sólo de preborradores, por lo que podrán ser enmendados, parcial o totalmente, o fusionados con otros, según ha insistido Luis Alegre, coordinador del equipo técnico de Podemos, durante la presentación de este proceso constituyente. Sin embargo, la propuesta de la promotora no ha generado las adhesiones esperadas en los círculos, como se ha comprobado en las discusiones celebradas durante el pasado mes de agosto, de las que han salido decenas de textos alternativos con enmiendas a la totalidad. Las bases están empujando más hacia la descentralización de los poderes ejecutivos para que los círculos tengan más capacidad de proposición y decisión.


Pinche para ampliar

Dos posturas enfrentadas y de las que deberá salir una síntesis, en última instancia votada de forma electrónica, aunque a nadie se le escapa que los documentos acompañados de la firma de los notables de Podemos tienen cierta ventaja de partida, tanto a la hora de visibilizarlos como de defenderlos. Para Carolina Huelmo, fundadora del Círculo Enfermeras, el hecho de que los documentos sean avalados por ciertas personalidades genera desigualdad, por lo que insiste en que “la gente debe votar con cabeza, atendiendo al contenido y no al continente”.

Una premisa que dificulta el hecho de que, por mandato del equipo técnico, los borradores tengan que ser presentados y defendidos públicamente por un total de cinco personas. “En nuestro caso se ofreció la posibilidad de que cualquiera que se postulase y saliese votado podría defender el borrador”, aunque entiende que, incluso entre los militantes de Podemos, “falta más empoderamiento para gobernarnos a nosotros mismos. Puede que algunos voten más por el apellido, pero partimos de la idea de que todas las voces tienen el mismo peso”.

Una preocupación que parte de los afiliados trasladaron ayer al equipo técnico, durante la celebraciónde una “rueda de masas”, y que trataráde corregirsemediante “protocolos de neutralidad” y habilitando varios espacios donde todos los documentos estén visibles. Además, han asegurado que los círculos tienen la responsabilidad de activar y facilitar el debate a lo largo de todo el proceso, pero "en ningún caso de posicionarse a favor o en contra de documentos concretos (dada la pluralidad existente en los círculos, y que estos pueden incluso avalar propuestas que se contradigan entre sí, sería un sinsentido), por lo que desde sus cuentas de redes se promocionarán los espacios donde todos los documentos están recogidos en pie de igualdad, y no documentos o aportaciones concretas. Creemos que esta es la única forma de asegurar que todos los documentos partan con las mismas opciones de debate”.

La propuesta intermedia del europarlamentario Echenique

Entre las posturas intermedias se encuentra el denominado preborrador “Echenique” de propuesta de principios organizativos, en alusión al europarlamentario de Podemos Pablo Echenique, que ha participado en su redacción. Una de sus principales aportaciones es que, en lugar de un único líder y portavoz, plantea la posibilidad de que sean siete los portavoces–para aumentar la pluralidad– y sin labores de organización interna –suavizando así las jerarquías–.

A grandes rasgos, lo que más lo diferencia del documento del equipo promotor, como se explicita en el propio preborrador, es que se “aumenta la intensidad y el alcance de los procesos de participación, control y revocación, así como la frecuencia con la cual se consulta a los miembros de los círculos”. La comisión de derechos y garantías que propone crear la cúpula sería sustituida en este caso por comisiones temporales, elegidas por sorteo, cuando se produjese un conflicto. Por último, se sustituye la necesidad de conseguir un determinado porcentaje de avales, para iniciar el proceso de debate y decisión de una propuesta, por un sistema de votación por mayoría simple. Una medida que se justifica porque “si una proporción significativa de los miembros de un círculo es inactiva, la necesidad de conseguir un aval puede hacer imposible o muy difícil la introducción de una propuesta”.

La excesiva burocratización es una de las críticas recurrentes que los militantes están haciendo llegar a la organización en el foro abierto denominado Plaza Podemos, uno de los espacios telemáticos donde se están discutiendo los distintos documentos. Asimismo, se está planteando el supuesto antagonismo entre pragmatismo y participación. Una discusión que Alegre trató de zanjar afirmando que es una “falsa contraposición”, a lo que añadió que en Podemos habrá eficacia y democracia a partes iguales, términos en los que “nadie nos puede dar lecciones”.

El riesgo de la tecnocracia

Las incógnitas son muchas y variadas, y aunque desde la organización insisten en que la discusión y la pluralidad de opiniones forman parte del ADN de Podemos, surgen las dudas sobre si el neonato partido saldrá reforzado o no de este proceso fundacional. Todo dependerá del consenso alcanzado y, sobre todo, de la integración en un documento final de las demandas lanzadas por las bases.

Como explica Huelmo, que en julio ya encabezó la única candidatura alternativa a la lista de Pablo Iglesiaspara elegir el equipo técnico encargado de organizar esta asamblea constituyente, el preborrador que ella misma se encargará de defendery el propuesto por la promotora cuentan con ciertas diferencias de calado. “Nosotros no queremos estructuras jerárquicas ni caer en la excesiva burocratización. Para que un movimiento sea dinámico y mantenga la horizontalidad no puede basarse en formas tan estructuradas, tiene que ser más vivo, y la comunicación continua es una de las principales claves”, asegura la enfermera y antropóloga.

La posibilidad de caer en una suerte de tecnocracia que guíe los destinos de Podemos es otra de las derivas sobre las que alerta Huelmo. “Hay que dejar claro que cualquier persona que forme parte de la estructura de Podemos es sólo un vehículo de transmisión del resto de las voces, de las personas que nos identificamos con el proyecto. Para ello, además, debe contar con sensibilidad humana, algo que no lo da la formación académica. Por eso, creo que es importante que cualquier persona que quiera pueda formar parte de Podemos, independientemente de su currículum", sentencia.

Noticias de Podemos Pablo Iglesias Participación Integración Liderazgo
El redactor recomienda