Encuesta 'Defensa Nacional y Fuerzas Armadas'

El patriotismo cae a niveles mínimos

Una encuesta del CIS revela que por primera vez el número de catalanes poco o nada orgullosos de sentirse españoles iguala a los que sí lo están

Faltan cinco días para la Diada, la manifestación independentista del año. Está previsto que una V gigante inunde la Gran Vía y la Diagonal barcelonesa, en un enésimo intento por demostrar la fuerza del secesionismo catalán. Y pese a los numerosos estudios que han tratado de cuantificar el volumen de adeptos a la ruptura de España, apenas existe consenso en torno a cuántas personas secundan el movimiento a favor de la independencia.

Según los datos que arroja la última encuesta 'Defensa Nacional y Fuerzas Armadas', elaborada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) hace justo un año, en pleno efecto postDiada -pero hecho público esta semana-, por primera vez el porcentaje de catalanes poco o nada orgullosos de sentirse españoles (48,6) iguala al de aquellos que declarar sentirse bastante o muy orgullosos de ser españoles (49.9), lo cual supone una rápida acentuación de la tendencia con respecto a años anteriores (el estudio realizado en 2005, por ejemplo, arrojaba una relación del 70-25 en la que ganaba claramente el sentirse orgulloso de ser español).

El análisis de los resultados de esta última encuesta, la primera bajo el Gobierno de Mariano Rajoy, muestra que el cambio de tendencia no es un caso exclusivamente catalán. Tal y como indica el gráfico superior, también se observa, aunque de forma mucho menos acentuada, una bajada en el número de españoles orgullosos de serlo. Y esa disminución es paralela a un aumento de aquellos españoles que están poco o nada orgullosos de serlo, que han pasado del 12% en 2005 al 22% en 2013. Dicho de otro modo: uno de cada cinco españoles está actualmente poco o nada contento con su identidad nacional.

"Estamos asistiendo a una mayor polarización ante el orgullo de ser español", analiza Juan Díez Nicolás, sociólogo, fundador del CIS y miembro del Colegio Libre de Eméritos. "Y la polarización se ve en lo político: los que antes se sentían medianamente orgullosos ahora los están más, y los que se sentían poco orgullosos ahora declaran no estarlo en absoluto".

Aversión a los símbolos nacionales

Si el sentirse español no pasa por su mejor momento, la bandera y el himno todavía lo tienen más crudo. Alrededor de un 40% de la población española afirma en la encuesta sentir poco o nada ante estos dos símbolos patrios, porcentaje que aumenta al 65% en el caso de la población catalana. La tendencia, en el caso del himno y la bandera españoles, es prácticamente uniforme y acusa una elevada falta de apego de la población ante sus mayores emblemas de nacionalidad. "Tradicionalmente, la serie histórica de este tipo de encuestas señalan que todo lo que suene a español se valora peor en Cataluña y País Vasco", explica Díez Nicolás. 

Madrid, el día de la Coronación de Felipe VI. (Reuters)
Madrid, el día de la Coronación de Felipe VI. (Reuters)

Sin embargo, matiza este experto en Sociología, mientras que en el País Vasco "ha predominado en los últimos años los que se sienten más vascos que españoles o solo vascos -aunque en porcentaje no superen el 30%-, en Cataluña nunca ha sido así". Hasta ahora. "La polarización no es exclusivamente española, sino que es palpable en todo el mundo y pronto comenzará a ser más desestabilizadora que en la Guerra Fría", opina.

Poca disposición a combatir por la patria

Por otro lado, el sondeo señala que más de la mitad de los encuestados españoles (un 55,3%) no estaría dispuesto a alzarse en armas en defensa de España en caso de que el país fuera atacado. A este respecto, Díaz Nicolás prefiere contextualizar los datos en el espacio y señala que el entorno europeo, así como Japón, "suele dar resultados muy bajos en predisposición a la hora de defender la patria".

'Hay otra razón por la que los españoles decimos no estar dispuestos a defender la patria: no vemos el más mínimo peligro exterior' Lo que no significa escasez de patriotismo. "Hace tiempo que barajo como hipótesis el hecho de que aquellos países, como los anglosajones, que nunca o casi nunca han sufrido guerras en su territorio, están siempre más dispuestos a defender a su país". Y pone como ejemplo el caso alemán y el caso japonés, dos naciones cuya historia en el último siglo está marcada por un conflicto bélico y que en las encuestas mundiales sobre la defensa de la patria dan uno de los resultados más bajos.

“Hay otra razón por la que los españoles decimos no estar dispuestos a defender la patria: no vemos el más mínimo peligro exterior, ni desde Marruecos, ni desde Francia, ni desde ningún otro sitio”. De hecho, recuerda este sociólogo, las fuerzas armadas españolas son la sexta institución mejor valorada, por detrás de las universidades y la Unión Europea y muy por delante de la Iglesia, el Gobierno, los sindicatos, los partidos políticos y los bancos.

El último estudio 'Defensa Nacional y Fuerzas Armadas' es el décimo de una serie de trabajos encargados al CIS por el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) que se elabora cada dos años desde 1997. En su informe de resultados se detalla que se ha encuestado a 2.479 personas mayores de 16 años de toda España con el objetivo de analizar "el temperamento de la sociedad española". Por razones estadísticas, tan solo las muestras autonómicas de Andalucía y Cataluña son enteramente fiables, por lo que la comparación entre regiones puede contener algún tipo de desviación numérica.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios