un gesto simbólico LLENO DE SIGNIFICADO

Don Juan Carlos cede la silla a su hijo y le transfiere la jefatura de la Casa y la dinastía

Don Juan Carlos acaba de firmar en el Palacio Real la ley de abdicación, refrendada por el presidente del Gobierno, como ordena el artículo 64 de la Constitución.

Foto: El rey Juan Carlos cede su silla a su hijo en el acto de abdicación. (Gtres)
El rey Juan Carlos cede su silla a su hijo en el acto de abdicación. (Gtres)

Don Juan Carlos firmó en el Palacio Real la ley de abdicación, refrendada por el presidente del Gobierno, como ordena el artículo 64 de la Constitución. El acto fue solemne, sobrio y breve, pero incoporó el "gesto” del monarca –lo era hasta las 00:00 horas de este jueves– que, sin relevancia constitucional, sí la tiene desde el punto de vista familiar. Don Juan Carlos se dirigió a su hijo, le abrazó y le cedió su silla dándole así el relevo, pese a que seguía siendo el Rey.

El Rey no quiso reiterar las palabras de su padre, el conde de Barcelona, heredero de la Corona desde la abdicación de Alfonso XIII en enero de 1941, cuando el 14 de mayo de 1977 resignó en su hijo la jefatura de la Familia Real y de la dinastía, obteniendo así Don Juan Carlos la legitimación histórica que Don Juan se resistió a transferirle incluso cuando fue proclamado Rey en noviembre de 1975. Pero para visualizar, antes incluso de la publicación de la ley abdicatoria, su reconocimiento a Don Felipe a todos los efectos internos, familiares y dinásticos, Don Juan Carlos le cedió su sitio.

Aunque la situación actual es por completo diferente, Don Juan Carlos quiso cortar un incipiente debate sobre si él, al mantener el título de Rey y el tratamiento de Majestad, seguía o no manteniendo también la jefatura de la familia y de la “dinastía histórica” del que, según el artículo 57 de la Constitución, era “legítimo heredero”. Al invitar a Don Felipe a tomar posesión de la silla desde la que él como Rey ha asistido al acto, todas las dudas se desvancieron de tal manera que con la abdicación de la Corona, quedan transferidas la preferencia jerárquica en la familia real y en la dinastía a Don Felipe, hecho que se daba por supuesto con la abdicación.

 

El Rey firma su abdicación

Vídeo: el acto de abdicación

 

Y aunque este gesto, por lo tanto, carezca de relevancia  jurídica, dispone de un alto simbolismo monárquico. El Gobierno no albergaba dudas al respecto, de tal manera que había ya incorporado este cambio al libro-registro de la Familia Real anexando el documento de abdicación de Don Juan Carlos y que entregó al presidente del Gobierno la mañana del pasado 2 de Junio. El Ministerio de Justicia ha realizado ya todos los trámites.

La normalidad de la sucesión actual fue muy diferente a la de 1975 en cuanto a los aspectos dinásticos. Don Juan de Borbón, padre de Don Juan Carlos y abuelo de Felipe VI, sólo después de renunciar a sus derechos fue investido por su hijo en 1978 como Almirante Honorario y, más tarde, como Capitán General, de modo tal que Don Juan Carlos, en un proceso discreto pero de relevancia dinástica, colmó las exigencias propias de un jefe de la Casa Real y de la dinástica histórica española.

Pinche en la imagen para ver el álbum del acto

Este jueves, sin embargo, antes de ser proclamado por las Cortes Generales, Felipe VI recibirá de su padre el fajín de Capitán General puesto que el Rey es, según el artículo 62 h) de la Constitución, el jefe supremo de las Fuerzas Armadas. También por mandato del artículo 57.3 de la Carta Magna, Don Felipe pasa a disponer de todos los títulos de la Corona sin ningún tipo de excepción y asume la facultad dinástica y exclusiva del monarca de conceder a título vitalicio el Toisón de Oro, la máxima distinción de la Corona de España. Corresponde al Rey el otorgamiento de títulos de nobleza que expide el Ministerio de Justicia, cuyo titular refrenda las concesiones del monarca.

El acto celebrado en el Palacio Real se ha configurado así como de doble naturaleza: constitucional (la firma de la ley de abdicación) y familiar (el acatamiento simbólico de Don Juan Carlos a la nueva jefatura de la Familia Real y de la dinastía en la persona de su hijo), que llegará a su proclamación siendo ya Rey de España, una vez publicada, a medianoche, la ley de abdicación de su padre en el Boletín Oficial del Estado.

 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios