La Iglesia asistió a 2,2 millones de víctimas de la pobreza, un 25% más que en 2011
  1. España
SEGÚN EL INFORME ELABORADO POR PwC

La Iglesia asistió a 2,2 millones de víctimas de la pobreza, un 25% más que en 2011

La Iglesia católica española asistió en 2012 a un total de 3,5 millones de personas en alguno de los 8.135 centros asistenciales, un 25% más que en 2011

placeholder Foto: Una mujer en su vivienda de Madrid (Reuters)
Una mujer en su vivienda de Madrid (Reuters)

La Iglesia católica española asistió en 2012 a 3,5 millones de personas en alguno de los 8.135 centros asistenciales católicos de los cuales 2,2 millones fueron atendidas en centros para mitigar la pobreza -reparto de alimentos y ropa, pago de recibos-, un 25% más que en 2011. Además, en la actividad pastoral, sacerdotes, religiosos y seglares invirtieron en los demás un total de 48,5 millones de horas.

Así lo pone de manifiesto la Memoria Justificativa de actividades de la Conferencia Episcopal Española (CEE) que, por segunda vez, ha sido sometida a una auditoría externa, llevada a cabo por PriceWaterhouseCooper, que concluye que la Memoria 2012 de la CEE "ha sido preparada de forma adecuada y fiable, en todos sus aspectos significativos".

Concretamente, de los datos se desprende que, desde el año 2009, se ha incrementado en un 67% los lugares donde la Iglesia desarrolla su actividad caritativa y asistencial. Así, en 2012, estos centros habían aumentado en 392, con respecto al año anterior. Atendiendo a los beneficiarios, el 71% fueron atendidos en centros asistenciales -centros para promover el trabajo, para mitigar la pobreza, para víctimas de violencia y otros-; el 24% en centros sanitarios; y el 5% restante, en centros de formación, cultura y guarderías.

En cuanto a la asignación de los recursos, la Iglesia española destinó en 2012 un total de 50,8 millones de euros de los 248,4 recibidos a través del IRPF, a partidas generales como la Seguridad Social del clero -16 millones- y el salario de los obispos -dos millones-.

También se han repartido entre los centros de Formación eclesiásticos; funcionamiento de la CEE; aportación extraordinaria para las Cáritas Diocesanas; campañas de financiación, apoyo a la Conferencia de religiosos; ayudas para construcción y rehabilitación de templos y a instituciones de la Santa Sede, entre otros.

No obstante, el 80% de este dinero, 197,7 millones de euros, se distribuyen a las diócesis, en función de sus necesidades generales, según se desprende de los datos. Las diócesis emplearon en 2012 más de 50 millones en programas de rehabilitación de edificios y 22 millones en nuevos templos. Para las diócesis la aportación de la asignación tributaria supone un 25% de sus recursos frente al 38% que procede de las aportaciones voluntarias de los fieles.

"Ahorro" para el Estado de 1.126 millones

En total, la Iglesia ha gastado un total de 807 millones de euros -11 millones menos que en 2011-en las actividades pastorales, sacramentales y de atención personal que de ser contratadas en el mercado supondrían un coste de 1.933 millones de euros. De esta forma, según explica el informe, en 2012, la Iglesia "ahorró" al Estado 1.126 millones de euros pues "cada euro que se invierte en la Iglesia rinde como 2,40 euros en su servicio equivalente en el mercado".

Concretamente, según se desprende de la Memoria, los centros católicos concertados, "suponen un ahorro al Estado de 3.601 millones de euros", una cifra que resulta de la diferencia entre el coste de una plaza en un centro público y el importe asignado al concierto por plaza.

En 2012, 1,4 millones de estudiantes -6.985 más que en 2011-se formaron en los 2.620 centros católicos de España que disponen de 59.927 aulas, y en los que desarrollan su actividad profesional 99.132 profesores.

En el apartado de formación, también aparecen reflejadas las 14 Universidades donde se formaron 78.962 alumnos; las 19 Facultades Eclesiásticas en las que se formaron 11.126 estudiantes; y los 79 Institutos Superiores en los que se prepararon 16.677 alumnos.

Por otra parte, la Memoria muestra que en 2012, se celebraron 268.810 bautismos, 245.427 primeras comuniones, 62.847 bodas y 341.548 exequias. Asimismo, tuvieron lugar más de 9 millones de eucaristías y más de 10 millones de personas asistieron a Misa al menos una vez a la semana.

Además, refleja que en España hay 57.952 religiosos, 190.347 sacerdotes, 109.334 catequistas, 22.795 parroquias y 860 monasterios. También destaca la labor de la Iglesia en las cárceles donde trabajan 192 capellanes para atender a 68.597 reclusos.

Iglesia Pobreza
El redactor recomienda