Las dos familias del PSCyL se preparan para hacerse con el poder del partido
  1. España
'oscaristas' contra 'villarrubistas'

Las dos familias del PSCyL se preparan para hacerse con el poder del partido

El PSOE de Castilla y León es hoy un solar en ruinas, después de que 25 de los 48 miembros de la Ejecutiva dinamitasen el partido el pasado 30-M

placeholder Foto: Un pleno de la Comisión Ejecutiva del PSOE de Castilla y León, en 2013. (Efe)
Un pleno de la Comisión Ejecutiva del PSOE de Castilla y León, en 2013. (Efe)

El PSOE de Castilla y León es hoy un solar en ruinas,después de que 25 de los 48 miembros de la Ejecutiva regional 'dinamitasen' el partido el pasado 30 de mayo dimitiendo de sus puestos y dejando la formación en manos de una gestora. El impulsor de la detonación’ habría sido Óscar López, actual secretario de Organización del PSOE, portavoz socialista en las Cortes de Valladolid y persona muy cercana a Alfredo Pérez Rubalcaba. Así lo cree al menos Julio Villarrubia, hasta la 'noche de autos’ secretario general del PSCyL y principal damnificado de la inesperada ‘explosión’.

Ahora, el socialismo castellano y leonés espera a que sus dirigentes muevan ficha y muestren las cartas que van a jugar en la dura partida política que se dará en unas pocas semanas, cuando el PSOE nacional haya encontrado nuevo líder. Según ha podido saber este periódico, Villarrubia “está dispuesto a dar la batalla”, lo que supondría aspirar a la secretaría general, impidiendo así que Óscar López “o alguien de su aparato oculto bajo una hipotética ‘tercera vía’ acceda al cargo”.

Según las mismas fuentes, “los afiliados serán los que decidan, y entre ellos Villarrubia puede tener más respaldo que entre los que eran miembros de la Ejecutiva, a la que accedió con un amplio apoyo que se vio minorado por hacer una formación de consenso que al final le ha costado caro”.

Entre Villarrubia y Óscar López los rifirrafes han sido constantes desde que el segundo abandonase en 2012 la secretaría regional para ponerse al servicio de Rubalcaba y el primero tomase las riendas en el PSCyL. Una bicefalia que no ha hecho más que darles dolores de cabeza a los socialistas castellanos y leoneses y que ha despedazado la oposición política en una comunidad autónoma gobernada con mayoría absoluta por el 'barón popular' Juan Vicente Herrera.

Me avergüenzo de la imagen que estamos dando como partido”, dice a El Confidencial Julio López, diputado en el parlamento regional. “Villarrubia era el secretario regional del PSCyL y ha sido desposeído de su cargo de una forma legal, pero poco democrática. Ha sido un escándalo lo que ha sucedido. Confío en que en su momento los afiliados que han de votar al nuevo secretario general sean conscientes de lo que representan uno y otro y el papel de ambos”, dice tajante este político alineado con la corriente 'villarrubista'.

“Óscar López lo tenía todo previsto el 30 de mayo. La prueba es que uno de los que presentaron su dimisión lo hizo por correo electrónico y a las 8 de la mañana, cuando aún no se había celebrado la reunión, porque no iba a estar presente en el acto y sabía lo que iba a ocurrir”, sentencia Julio López, quien precisa: “Óscar López intenta volver a ser fuerte en Castilla y León, y eso es legítimo, pero no que lo haga de forma desleal. Esta maniobra no es de ahora. Viene desde lo que pasó en Ponferrada (pérdida de la alcaldía), pasando por las negociaciones con el presidente Herrera al margen de las directrices de Villarrubia… Para López esto es algo así como su última salida”.

Con el terremoto que se vive en Ferraz, el futuro de Óscar López es, cuando menos, incierto, ya que es poco probable que continúe en la cúpula del partido; así, aspirar a la secretaría general del PSCyL o permanecer como portavoz en las Cortes regionales sería una salida política para cuando Rubalcaba caiga.

Para Javier Izquierdo, portavoz del PSCyL en el Ayuntamiento de Valladolid, “no está claro que Óscar López se vaya a presentar para liderar el partido en la región. Está todo muy en fase de 'veremos'. Parece que hay un concejal de Segovia que sí quiere concurrir y que Villarrubia también lo hará, al menos eso aseguró la noche del 30 de mayo. Él dijo que se presentaría a todo, a la secretaría general y a las primarias para ser cabeza de lista electoral”.

Según Izquierdo, “es cierto que en el PSCyL ha habido una explosión, pero ha ocurrido así porque la bicefalia no generaba liderazgo. No es un problema de ahora; serán los militantes los que decidan quién será su secretario general en Castilla y León”.

Actualmente, el PSCyL se encuentra en manos de una Comisión Gestora, que será la encargada de “pilotar el partido hasta el próximo Congreso Regional Extraordinario”, según su presidente, Jesús Quijano, histórico dirigente del socialismo castellano y leonés. Según Quijano, la Gestora “ni quita ni pone candidatos sino que garantiza la neutralidad y limpieza de un proceso”.

Quijano, en declaraciones a El Confidencial, ha afirmado que a partir de la próxima semana se estudiará un posible calendario, que será siempre posterior al proceso federal para evitar mezclar asuntos “que han de estar diferenciados”.

En manos de Quijano y de los otros cuatro miembros de la Gestora estará el comprobar los censos de votantes para que no haya “incrementos de afiliados poco habituales que pudiesen beneficiar a uno u otro candidato que quiera presentar su candidatura a la secretaría general”, según fuentes del partido.

Óscar López Alfredo Pérez Rubalcaba PSOE
El redactor recomienda