La Guardia Civil golpea la ruta de la cocaína interviniendo en tierra un alijo de 2.515 kilos
  1. España
estaba escondida en un cargamento de piñas

La Guardia Civil golpea la ruta de la cocaína interviniendo en tierra un alijo de 2.515 kilos

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha asestado un duro golpe a las rutas marítimas que están utilizando los grandes narcotraficantes sudamericanos para introducir su mercancía en España.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha asestado un duro golpe a las rutas marítimas que están utilizando los grandes narcotraficantes sudamericanos para introducir su mercancía en España. El pasado miércoles 30 de abril, el Grupo de Drogas de la UCO intervino en el puerto de Algeciras un contenedor cargado con 2.515 kilos de cocaína que había llegado a suelo nacional procedente de Costa Rica. El estupefaciente se encontraba escondido en un cargamento de piñas.

Se trata de uno de los alijos de cocaína localizados en tierra más importantes de los últimos años. Según ha podido saber este diario, la operación Moín –el nombre que ha recibido este operativo– se ha saldado por ahora con al menos cuatro personas detenidas por su relación con el cargamento incautado. Además de los agentes de la UCO, también participaron efectivos del Instituto Armado del puerto de Algeciras.

La localización del envío fueposible gracias a los contactos mantenidos por los investigadores de la Guardia Civil con distintas agencias de seguridad internacionales especializadas en lucha contra el narcotráfico. Esa colaboración desembocó en el seguimiento de decenas de contenedores llegados a España desde Sudamérica. El pasado miércoles, los efectivos de la UCO encontraron la mercancía que estaban buscando.

El cargamento fue trasladado a Valdemoro

Según las fuentes consultadas, los responsables del envío habrían utilizado como tapadera una sociedad mercantil supuestamente inocua dedicada a la importación de fruta desde Sudamérica. La cocaína fue localizada dentro de las cajas de las piñas en pequeños paquetes perfectamente embalados. En total, el estupefaciente aprehendido suma 2.515 kilos.

Tras localizar el contenedor en el puerto de Algeciras, los agentes del Grupo de Drogas de la Guardia Civil decidieron permitir que el envío siguiera su curso como si no hubiera sido descubierto. De este modo, los investigadores pudieron comprobar que el cargamento fue recogido y trasladado por carretera hasta una nave industrial situada en la localidad madrileña de Valdemoro. Se da la circunstancia de que esa instalación ya estaba siendo objeto de vigilancia por parte de la Policía Nacional. Finalmente, se procedió al apresamiento en esa nave de tres de los cuatro detenidos, según confirman las mismas fuentes.

Más de 150 millones de euros en el mercado

En agosto de 2013 se intervino otro importante cargamento de cocaína en el puerto de Algeciras, pero en esa ocasión la droga incautada sumaba 700 kilos. Ahora, la operación Moín ha permitido frustrar la entrada en España de una cantidad casi cuatro veces superior. El estupefaciente aprehendido el pasado miércoles habría tenido un valor en la calle superior a los 150 millones de euros.

Los puertos de mercancías están siendo utilizados por los narcotraficantes sudamericanos para tratar de colar su producción entre los miles de contenedores legales que llegan todos los años a territorio nacional por vía marítima. En ocasiones como esta utilizan países caribeños para triangular sus envíos y blanquear así sus cargamentos. La actuación de la UCO de la Guardia Civil inflige un serio daño a esa técnica.

Guardia Civil Narcotráfico Drogas Ministerio del Interior Ricardo Costa Algeciras Amaya Valdemoro
El redactor recomienda