PROMOTORA DEL CHALÉ DE BÁRCENAS EN BAQUEIRA

Ruz vincula la corrupción de los Pujol y la Gürtel a través de la inmobiliaria Neu 1500

El instructor del caso Gürtel, Pablo Ruz, acaba de reclamar a una inmobiliaria catalana que aporte información “de forma urgente” a su juzgado sobre una operación realizada por Bárcenas.

Foto: Artur Mas, Jordi Pujol y Oriol Pujol en un acto de CDC, en marzo de 2012 (EFE)
Artur Mas, Jordi Pujol y Oriol Pujol en un acto de CDC, en marzo de 2012 (EFE)

El instructor del caso Gürtel, el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, acaba de reclamar a una inmobiliaria catalana que aporte “de forma urgente” a su juzgado documentación sobre operaciones que el extesorero del PP Luis Bárcenas habría realizado con fondos de la presunta caja B del partido. La promotora inmobiliaria, Neu 1500 SL (Ruz la denomina por error Nou 1500 SL), ya había aparecido con anterioridad en el sumario, pero es la primera vez que el juez pide a sus administradores que aclaren un movimiento de fondos que podría ser relevante para la causa. No es un paso cualquiera. La entrada en escena de esta sociedad establece un nuevo vínculo entre el caso Gürtel y los escándalos de corrupción relacionados con el clan Pujol que han sacudido Cataluña en los últimos años.

En un auto dictado el pasado viernes por la tarde, Ruz da tres días al representante legal de Neu 1500 SL para que aporte en su juzgado “toda la información y documentación de que disponga relativa a la justificación del ingreso efectuado” en una cuenta a su nombre en el Banco Santander. El pago fue efectuado por la esposa de Bárcenas, Rosalía Iglesias. Ascendió a 149.000 euros y fue disfrazado con el concepto “remesas de cheques”.

La operación tuvo lugar el 11 de abril de 2005 y la imposición fue cargada contra una cuenta de Rosalía Iglesias en Caja Madrid. Presumiblemente, tenía por objeto sufragar la adquisición de un chalé en Baqueira valorado en 900.000 euros que el matrimonio había comprado a la promotora inmobiliaria, pero el instructor de Gürtel quiere aclarar cómo llegó ese dinero a la cuenta de la mujer del extesorero y cuál fue exactamente el destino de los fondos.

Dos grandes corporaciones catalanas

Ahí es donde entra Neu 1500 SL, que deberá enviar todos los datos sobre la operación a la Audiencia Nacional. El nombre de esta inmobiliaria no es muy conocido, ni siquiera en Cataluña, donde tiene su sede social. Pero los grupos empresariales que acaparan su accionariado tienen más fama. Se trata de Teyco y Copisa, dos grandes corporaciones que poseen cada una el 50% de las participaciones de la promotora y tienen estrechos vínculos con el clan Pujol, la familia más poderosa de la historia reciente de Cataluña.

El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)
El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)

Teyco es una constructora de mediano tamaño que facturó 82 millones de euros en 2012. Está controlada por la familia Sumarroca, que también es propietaria de bodegas, explotaciones e industrias hortofrutícolas e inversiones en un amplio abanico de negocios. El cabeza de familia, Carlos Sumarroca Coixet, fue uno de los fundadores de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), las siglas de Jordi Pujol y Artur Mas. Y el actual jefe del clan, Carlos Sumarroca Claverol, es uno de los grandes empresarios que ha respaldado públicamente los planes independentistas de CiU.

El éxito del grupo de los Sumarroca ha ido aparejado a la hegemonía política de CiU. En diciembre de 2012, Javier de la Rosa, el financiero catalán condenado por el caso Grand Tibidabo, estableció otro vínculo. El empresario declaró ante la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía que Carles Sumarroca era un testaferro de Jordi Pujol, y que el expresidente de la Generalitat de Catalunya lo había utilizado para evadir su fortuna a Suiza y Liechtenstein. De la Rosa también denunció que estaba sufriendo amenazas para que no contara a nadie esa relación. Un año después, el financiero se negó a ratificar esas acusaciones ante la Justicia.

Pujol y Sumarroca, una relación familiar

La relación entre ambas familias es tan cercana que la esposa de Carlos Sumarroca Coixet, Nuria Claverol, y la mujer de Pujol, Marta Ferrusola, llegaron a compartir una empresa de flores y jardinería, Hidroplant. Los vínculos entre los dueños de Teyco y la familia Pujol han seguido incluso con la siguiente generación. La matriz de Teyco adquirió una empresa de informes medioambientales que había sido fundada por Pere Pujol Ferrusola y también ha contratado los servicios como arquitecta de Marta Pujol Ferrusola, una de las dos hijas del expresidente.  

Oriol Pujol (d) junto a su madre, Marta Ferrusola (c), y Jordi Pujol (2i).
Oriol Pujol (d) junto a su madre, Marta Ferrusola (c), y Jordi Pujol (2i).

Además, los Sumarroca fueron accionistas durante un tiempo de Tipel, la empresa peletera del exsecretario de Presidencia de la Generalitat Lluís Prenafeta y hombre de confianza de Jordi Pujol, que fue detenido en 2009 por presuntos delitos de corrupción urbanística en el marco de la operación Pretoria. El propio Artur Mas fue gerente de Tipel antes de dar el salto a la política y convertirse en presidente del Gobierno catalán. Por todos los sitios por los que han pasado Pujol y Mas merodea también el rastro del clan Sumarroca. 

Donantes del Palau y UDC

La otra firma presente en el accionariado de Neu 1500 SL, Copisa (Constructora Pirenaica SA), también aparece involucrada en numerosos escándalos próximos a CiU. Se trata de otra importante inmobiliaria catalana controlada en este caso por la conocida familia Cornadó, que posee decenas de sociedades agrupadas en el holding Comapa. En 2012, Copisa facturó 517 millones de euros y tenía en plantilla a 700 trabajadores. En su página web, la inmobiliaria atribuye parte de sus excelentes resultados a su "ética profesional". Sin embargo, el líder del clan, Josep Cornadó Mateu, acaba de ser procesado en una presunta trama de financiación irregular ligada a Unió Democràtica de Catalunya (UDC). La constructora habría ayudado a la formación a desviar fondos de procedencia ilícita.

Jordi Pujol Ferrusola. (EFE)
Jordi Pujol Ferrusola. (EFE)
Copisa figura además como uno de los donantes destacados de la Fundación del Palau de la Música, otro de los grandes casos de corrupción vinculados con CIU. Entre 2007 y 2009, el grupo de los Cornadó aportó 700.000 euros a las arcas de la fundación. Gran parte de esa donación acabó siendo presuntamente desviada a las arcas del partido de Artur Mas a cambio de licitaciones públicas.

El gigante inmobiliario catalán ya llegó a la mesa de Ruz por otra vía el pasado mes de febrero. Un informe de la Agencia Tributaria concluyó que Copisa es una de las mercantiles que abonó facturas de más de 200.000 euros a mercantiles de Jordi Pujol Ferrusola, el primogénito del expresidente, por supuestos servicios de intermediación empresarial. El juez de la Audiencia Nacional investiga si esos pagos se hicieron a cambio de alguno de los numerosos contratos que la Administración catalana ha concedido a Copisa en los últimos años.

Menciones en los papeles de Bárcenas

La inmobiliaria catalana había aparecido con anterioridad en la pieza separada del caso Gürtel en la que se investigan los papeles de Bárcenas, aunque sin la implicación de Teyco y como una más de las empresas que había aportado supuestamente fondos a la caja B del PP. En concreto, los documentos del extesorero de los populares atribuyen a Copisa ocho pagos a Génova por importe de 362.000 euros. La inmobiliaria negó a Ruz el pasado mes de enero haber realizado esos pagos, al igual que casi todas las empresas que son mencionadas en esos documentos.

Pero el instructor del caso de corrupción más importante que haya afectado nunca al Partido Popular ha vuelto ahora a centrar el foco en una sociedad vinculada con Copisa. En esta ocasión, se trata de una mercantil compartida en la misma proporción por dos clanes familiares conectados con los grandes escándalos del clan Pujol y CiU. Las diligencias ordenadas por Ruz pueden arrojar nueva luz sobre el vínculo de la corrupción catalana con la trama ligada al PP. El magistrado ha exigido a Neu 1500 SL que envíe la documentación requerida en un plazo máximo de tres días a contar desde la recepción del auto. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios