previsto para antes del 21 de noviembre

La inminente renovación del CGPJ coloca a Carmona en los casos Gürtel y Pescanova

La renovación del Consejo General del Poder Judicial ya es una realidad. Hoy Rajoy y Rubalcaba cerrarán la lista de candidatos para el órgano judicial

Foto: Miguel Carmona, vocal del CGPJ (EFE)
Miguel Carmona, vocal del CGPJ (EFE)

La renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ya es una realidad. Hoy, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, cerrarán la lista de candidatos para formar el nuevo órgano de los jueces. Este paso al frente de los dos principales dirigentes políticos pondría a funcionar al nuevo Consejo la próxima semana. Una de las principales consecuencias es que el actual vocal Miguel Carmona aterrice como titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, quedando Pablo Ruz como sustituto.

Que la renovación del Consejo se hiciera efectiva antes de que acabara el año no estaba tan claro hace unas semanas. La nueva operación del Rey era esencial para culminar con la elección. Don Juan Carlos quiere estar presente en el nombramiento de los nuevos vocales y, por tanto, tenía que ser antes de 21 de noviembre, día de su operación de cadera, o ya había que esperar a su recuperación en febrero. Con el paso de los días, los vocales del actual CGPJ veían que iban a seguir ocupando su puesto por lo menos otros tres meses más, a pesar que su mandato finalizó el pasado 24 de septiembre. Con el anterior Consejo, los principales partidos políticos tardaron hasta dos años en desbloquear los nombramientos y elegir a los candidatos.

Uno de los rumores que más corrían por el órgano que regula a los jueces era que el PP quería alargar la elección hasta que Pablo Ruz finalizara la instrucción de del caso Bárcenas o el caso Gürtel y evitar así que Carmona, de tendencia progresista, asumiera estos dos asuntos relacionados con la corrupción del partido que ahora ostenta el Gobierno. Sin embargo, en los últimos días se oía que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, tenía prisa por que la renovación fuera cuanto antes.

El juez pablo ruz. (efe)
El juez pablo ruz. (efe)
Ante el refrán de “más vale malo conocido que bueno por conocer”, parte del PP prefería que Ruz se quedara con estos casos, una vez que ya parece que están controlados y no va a dar más sobresaltos a la formación. El aterrizaje de Carmona provoca cierta contrariedad ante el desconocimiento de qué nuevos movimientos podría hacer, sobre todo el caso de los papeles de Bárcenas, en el que se investiga la presunta contabilidad B de la formación. Por ejemplo, fue muy criticada por algunos sectores la decisión de Ruz de no citar como testigo al presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, para que explicara qué sabía él sobre una caja B en su partido, sobre todo cuando en las anotaciones del extesorero de la formación aparecen pagos a él.

Alterar el caso Bárcenas

La llegada de Carmona, que sería a finales de año, podría hacer alterar el transcurso de la investigación. De ahí que fuentes parlamentarias y jurídicas creyeran que se retrasaría la renovación hasta que Ruz concluyera la instrucción. En junio del pasado año, Carmona fue nombrado por el CGPJ, donde desempeña como vocal, nuevo titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, evitando volver así a su plaza en la Audiencia Provincial de Sevilla. Ruz ocupaba ese cargo desde que Baltasar Garzón fue inhabilitado por su imputación, primero, y condena, después, por un delito de prevaricación por ordenar grabar conversaciones entre abogados e imputados de Gürtel desde la cárcel.

Ruz sabía que en algún momento debía abandonar la plaza porque no cumple los requisitos para ser el titular, es decir, antigüedad y méritos. Carmona no puede ocupar su nueva plaza hasta que no se renueve el CGPJ. Desde que fue nombrado, ha estado en contacto con su antecesor en el juzgado para que le vaya poniendo al día de los casos. Es más, ya habían hablado de que Ruz podría quedarse como juez de apoyo para finalizar el caso Gürtel.

Luis Bárcenas.
Luis Bárcenas.
Sin embargo, una jugada del presidente de la Audiencia Nacional antes de tiempo hizo cambiar la visión de Carmona. Este verano, Ángel Juanes solicitó al órgano de los jueces que eligiera a Ruz como juez de apoyo al titular, sin esperar que Carmona se incorporara y lo solicitara. Es decir, debe ser el propio titular quien pide apoyo en caso de necesitarlo. Este movimiento de Juanes no sentó muy bien a Carmona, que lo vio como una imposición de algo que ya se había acordado hacer. A esto se añadió que, poco después, Carmona solicitó una plaza en el Tribunal Penal Internacional para la ex-Yugoslavia, aunque su petición nunca se hizo de manera firme y oficial.

El magistrado es consciente de la cantidad de trabajo que se le viene encima. Se va a sentar en la mesa de un despacho que tiene encima de la mesa casos como el de Gürtel, pero también Pescanova, SGAE, lista Falciani, Jordi Pujol Jr, Caja Castilla La Mancha o caso Pretoria, entre otros.

Antes de que esto se haga efectivo, primero tiene que concluir este Consejo y que sea efectiva su salida del órgano, que podría ser el próximo 20 de noviembre, cuando los nuevos juren ante el Rey. Entre los nombres más sonados está la diputada de CiU, Mercé Pigem; el del jurista Enrique Lucas Murillo de la Cueva, hermano del magistrado del Tribunal Supremo y candidato por el PNV, Pablo Lucas; y el del fiscal jefe de Castilla y León, Manuel Martín Granizo. Como presidente del Consejo y del Tribunal Supremo suenan los magistrados del Alto tribunal, Carlos Lesmes, Juan SaavedraÁngel Calderón o los exmagistrados del Tribunal Constitucional Ramón Rodríguez-Arribas y Jorge Rodríguez-Zapata.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios