SUSANA MONJE PRESIDE EL HOLDING ESSENTIUM

La Policía investiga a la tesorera del Barça por operaciones financieras con Oriol Pujol

La Policía investiga desde finales de 2011 a Susana Monje, la tesorera de Barcelona, por sus negocios internacionales con Oriol Pujol, el quinto hijo de la saga de los Pujol-Ferrusola

Foto: Susana Monje (3i) celebra la victoria de Sandro Rosell en las elecciones a la presidencia del FC Barcelona. (EFE)
Susana Monje (3i) celebra la victoria de Sandro Rosell en las elecciones a la presidencia del FC Barcelona. (EFE)

La Policía investiga desde finales de 2011 a Susana Monje, la tesorera de Barcelona, por sus negocios internacionales con Oriol Pujol, el quinto hijo de la saga de los Pujol-Ferrusola y el único vástago que ha recogido del expresidente catalán el testigo de la política. La UDEF, que considera a Monje una especialista en "movimientos de capitales" a escala internacional, está a punto de culminar una gran operación que desarrolla en secreto sobre operaciones financieras en el extranjero, que no afectaría únicamente a Monje y Pujol. En la trama, según las pesquisas policiales, se verían afectados un grupo de empresarios catalanes que actuarían de testaferros.

Monje, presidenta del holding Essentium, fue incorporada a la disciplina del club catalán por Sandro Rosell, tras llegar este a la Presidencia del Barça en julio de 2010. La atractiva y emergente empresaria de 41 años fue presentada como la primera mujer en la historia del club culé que se hacía cargo de la caja de caudales. La vinculación de la presidenta de Essentium con los blaugranas le había llegado de la mano de su marido, que ya era amigo de Rosell cuando comenzó a salir con ella. 

El grupo de blanqueo de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) investiga a la tesorera del Barça desde hace un par de años, cuando detectó sus encuentros con miembros de la familia Pujol. Susana Monje fue vista cuando salía de una reunión con Oriol Pujol y otros miembros del clan más poderoso de Cataluña. Desde aquel momento, los agentes se percataron de que sus relaciones con el político de CiU eran muy especiales.

En aquellas fechas, a comienzos de diciembre de 2011, poco después de la victoria electoral del PP, los agentes de la UDEF se toparon con Monje mientras investigaban las ramificaciones del caso Campeón en Barcelona, en el que Oriol Pujol supuestamente aparecía en la trama denunciada por el empresario Dorribo. Aquel asunto también salpicaba al exministro de Fomento José Blanco.    

Susana Monje. (FC Barcelona)
Susana Monje. (FC Barcelona)
Tras varios meses de pesquisas, a los expertos policiales en delitos fiscales y de blanqueo de dinero no les cuadran algunas de las operaciones internacionales de Monje a través de filiales de su compañía Essentium, de la que es presidenta desde 2006. La investigación se centra principalmente en Panamá y en Venezuela, donde el holding de los Monje firmó un millonario contrato con el Gobierno venezolano.

A preguntas de El Confidencial, la empresaria negó cualquier relación comercial con Oriol Pujol, tanto fuera de España como en Cataluña. Aseguró que no lo conocía y que jamás había estado con él ni con ningún otro miembro de la familia Pujol. Añadió también que se sentía muy sorprendida por las investigaciones de la Policía. 

Susana Monje es hija de Valentín Monje Tuñón el fundador de  Essentium, un grupo empresarial que, de mover 45 millones de euros cuando comenzó la crisis, factura en la actualidad 500 millones anuales, según información oficial facilitada por la propia empresa.

La primogénita de la familia se hizo con el control del negocio familiar en 2006, tras el cambio de la denominación social por Essentium, cuando sólo tenía 33 años. La ayudó su formación universitaria como licenciada en Administración de Empresas, una carrera que comenzó a estudiar en Oviedo y que completó en Barcelona, donde se tituló. Su hermano menor, Diego, también desempeña tareas directivas en la empresa.

Oriol Pujol, en esos años, experimentó un meteórico recorrido en el seno de CiU. Fue elegido diputado parlamentario catalán, portavoz de la coalición y secretario general adjunto de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC). Pero su ascenso político fue truncado por el escándalo del caso de las ITV. Por ese caso de corrupción fue imputado por tráfico de influencias, aunque la Fiscalía sigue pidiendo para él la inculpación por el delito de cohecho. Según la acusación judicial, Pujol dirigía y coordinaba desde su posición política al resto de imputados de la trama, que controlaba el negocio de la inspección de vehículos en Cataluña.

Los agentes policiales también han analizado las actividades empresariales de la esposa de Oriol Pujol, Anna Vidal, quien en 2008 facturó cerca de cincuenta mil euros a la empresa Alta Partners, una de las afectadas por las investigaciones del caso de las ITV catalanas. Pero en las pesquisas policiales, que desvela El Confidencial en exclusiva, las ramificaciones de Oriol Pujol superan los límites de la comunidad de Cataluña y de las fronteras de España.

Anna Vidal, esposa del diputado de Oriol Pujol, llega al TSJC. (EFE)
Anna Vidal, esposa del diputado de Oriol Pujol, llega al TSJC. (EFE)
Los tentáculos de los Monje

El origen familiar de los Monje es asturiano, del valle de Cuna y Canera, pero en los años setenta establecieron su residencia y la punta de lanza de sus negocios en Cataluña. La tesorera del Barça llegó a la ciudad condal en 1975 cuando tan sólo tenía tres años y, pronto, se integró en la sociedad catalana. Aprendía catalán en el colegio, al tiempo que comenzaba a amar los colores blaugranas.

Sin embargo, Monje no pegó el gran salto hasta que Oriol Pujol se fijó en ella.

Según la Policía, fue la hija del empresario asturiano quien financió las 98.000 cartulinas que se utilizaron en las gradas del Nou Camp para completar un mosaico gigante con los colores de la senyera y con la palabra Barça. La obra se compuso antes del partido entre el Barcelona y el Real Madrid, el siete de octubre de 2012, días después de la Diada. Finalmente, el acto se convirtió en una fiesta a favor de la independencia catalana con las gradas llenas de banderas esteladas y cánticos prosecesionistas.

Hasta entonces, la primogénita de los Monje había pasado desapercibida, pero aquella operación la colocó en el punto de mira de los agentes de la Policía.

Susana Monje no oculta sus sentimientos catalanistas a favor de las propuestas de Artur Mas cuando se le pregunta públicamente, como manifestó a finales de 2013 a un medio de comunicación: "Creo en el derecho a decidir de los pueblos. Creo que los ciudadanos nos tenemos que expresar en las urnas, de eso estoy convencida".

Las actividades empresariales de Essentium, cuando se denominaba GLA, estaban concentradas en el sector nacional de los materiales para la construcción (áridos, cementos y hormigón) hasta que, con el boom de la construcción, inició una próspera etapa inversora en países de Europa, Asia, Sudamérica y África. Más tarde, bajo la presidencia de Susana Monje, el grupo pegó el gran salto a otras comunidades españolas como Madrid, Castilla-León, Baleares o Valencia.

En Madrid, con políticos de PP y PSOE

Curiosamente, al margen de las aspiraciones secesionistas de Oriol Pujol o Sandro Rosell, los dos mentores de Susana Monje, la sede del holding Essentium está en la localidad madrileña de Villaviciosa de Odón. En Madrid, la empresaria catalana prefirió aplicar la política de diversificación del riesgo y se rodeó de influyentes políticos del PP y del PSOE.

El diputado de CiU, Oriol Pujol. (EFE)
El diputado de CiU, Oriol Pujol. (EFE)
Para el área del negocio sanitario contrató, de entre las filas de los populares, a Manuel Lamela, exdirector de Gabinete de Rodrigo Rato y exconsejero de Transporte y Sanidad de la Comunidad de Madrid, y a Luis Vicente Moro, exdelegado del Gobierno en Melilla. Del PSOE se rodeó de Carlos Velasco de Mingo, excoordinador financiero federal de Ferraz y de José Antonio Alonso Conesa, diputado socialista durante dos legislaturas y exalcalde de Cartagena.

Todos ellos eran unos grandes lobistas. Susana Monje tenía claro que apostando por los dos bandos se le abrirían mucho mejor las puertas de la Administración. Y no sólo las controladas por las de un signo político. Mayormente porque la transversalidad en los negocios públicos garantiza unas relaciones mucho más lucrativas.

Con Susana Monje, Essentium logró que su actividad internacional llegara hasta 25 países y se convirtiera en el 90 por ciento de la facturación de todo el holding. Esa área de negocio es la que rastrea la policía para demostrar sus relaciones con el hijo más politizado de los Pujol.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
69 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios