trasladó LA AGENCIA de seguridad aérea

Fomento gasta casi 4 millones anuales en alquilar oficinas a 400 metros del Ministerio

Las consignas de optimización de espacios impuestas por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no terminan de calar en Fomento

Foto: La ministra de Fomento, Ana Pastor, en una imagen de archivo en un acto junto a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal (EFE).
La ministra de Fomento, Ana Pastor, en una imagen de archivo en un acto junto a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal (EFE).

Las consignas de ahorro y optimización de los espacios impuestas por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no terminan de calar en el Ministerio de Fomento. El departamento que dirige la ministra Ana Pastor destina anualmente casi cuatro millones de euros en el alquiler de la sede de la Agencia Estatal de Seguridad Area (AESA), un organismo que se trasladó en 2011 de su anterior ubicación, en las dependencias del propio ministerio, a un nuevo lugar situado a sólo 400 metros de distancia. El Gobierno asegura que “no había edificios públicos vacantes que cubriesen las carencias que tenía AESA”.

Fue la propia vicepresidenta del Gobierno la que, en febrero de 2012, aseguró, en una comparecencia en el Senado, que sólo en el corazón de Madrid existían edificios públicos sin utilizar por valor de 500 millones de euros. Ninguno de ellos, sin embargo, parece cumplir las necesidades de esta Agencia que, en 2010, decidió trasladarse unos cuantos metros arriba en el Paseo de la Castellana para ocupar unas nuevas oficinas dentro del edificio Moda Shopping, frente al estadio Santiago Bernabéu.

En una respuesta parlamentaria al senador de Coalición Canaria Narvay Quintero, el Gobierno asegura que la creación de la AESA determinó entonces “la necesidad de trasladar sus oficinas” a una nueva ubicación “ante la creciente dotación de recursos humanos y la conveniencia de contar con espacios acordes con su nuevo régimen de actividad”. La agencia comenzó a funcionar en el 2008 dentro del Ministerio de Fomento y, sólo un año después, la Dirección General de Patrimonio del Estado determinó de forma favorable el alquiler de las nuevas dependencias. Según señala la propia AESA a este diario, porque “no había edificios públicos vacantes que cubriesen las carencias” que tenían. “El reducido espacio con el que contaba dentro del Ministerio limitaba su operatividad, por lo que se decidió que se trasladase a unas dependencias en las que pudiese realizar su trabajo de forma eficaz”, añaden.

El Gobierno ofrece una respuesta esquiva a la hora de detallar al senador Quintero el coste anual de dicho arrendamiento y se limita a señalar que “se corresponde con el que refleja su presupuesto de gastos en cada uno de los ejercicios presupuestarios”. Hecha la comprobación, el arrendamiento de la oficina de Moda Shopping roza los cuatro millones de euros.

El primer dato sobre este traslado se encuentra en el presupuesto del ejercicio 2011, que recoge un gasto de 3.470.770 euros bajo el concepto de “arrendamientos edificios y otras construcciones”. La cifra crece ligeramente al año siguiente, en el 2012, en el que se pagaron por este concepto 3.730.000 euros. En el 2013 la cifra ha alcanzado los 3.893.400 euros y, este año, se destinarán otros 3.865.000.

AESA asegura a El Confidencial que “la Agencia vela por reducir al máximo sus costes operativos de funcionamiento sin menoscabar la calidad del servicio que presta a los ciudadanos; por ello, si existiera la posibilidad de disponer de una sede sin coste adicional y con las características adecuadas para el correcto funcionamiento de la Agencia, el traslado se llevaría a cabo”. Añaden, además, que “la localización óptima de las oficinas de AESA y de todos los organismos y dependencias adscritos al Ministerio de Fomento es uno de los objetivos que persigue el Departamento para consolidar un modelo de gestión orientado hacia la racionalización del gasto. Con ese fin se desarrolla un continuo análisis de necesidades y oportunidades para la reubicación de aquellas unidades en las que pueda conciliarse el pleno desempeño de sus competencias con un enfoque más eficiente de su ejercicio; un análisis del que debe resultar en cada momento la mejor ubicación de la sede de la citada Agencia”.

Un problema más allá del espacio

Fuentes no oficiales del interior de la propia Agencia aseguran a este diario que el problema no es tanto de falta de espacios en Fomento como laboral por la cantidad de personas que trabajan para la agencia en calidad de “asistencias técnicas” y no como personal funcionario del Ministerio.

Fomento acumula ya casi 15 millones de euros en el arrendamiento de estas nuevas oficinas fuera del propio Ministerio desde el año 2011En el año 2010, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea ocupaba el espacio antes asignado a la Dirección General de Aviación Civil en la propia sede del Ministerio de Fomento. “El Ministerio aceptó dotar de instalaciones adecuadas a los funcionarios y laborales de la agencia bajo su techo, pero no al personal de asistencias. Hay que decir en su descargo que dicho personal trabaja en la Agencia empotrado con el personal funcionario y laboral, codo con codo, cumpliendo, una por una, las condiciones que podrían dar lugar a una denuncia por cesión ilegal de trabajadores”, explican estas fuentes. “La decisión que se tomó en ese momento fue buscar un local que diera cabida a todo el personal, funcionario, laboral (aproximadamente 350 personas) y asistencias técnicas (220 personas)”.

El edificio no se ocupó hasta julio del 2011. Actualmente ocupan las instalaciones del Moda shopping 392 empleados públicos y 272 empleados de asistencias técnicas, en su mayoría procedentes de SENASA (Servicios y Estudios para la Navegación Aérea y la Seguridad Aeronáutica). “Los trabajadores de la Agencia nos hemos quejado en múltiples ocasiones, solicitando que se diera fin al derroche de las arcas públicas pagadas en el alquiler de unas instalaciones que no necesitamos, cuando hay opciones en edificios de patrimonio. Fomento se hizo eco en su momento de nuestra protesta y buscó algún posible acomodo en instalaciones propias”, explican desde el interior de la Agencia. “El problema es que el Ministerio no acepta ni va a aceptar de ningún modo personal que no cumpla escrupulosamente la normativa laboral, cosa que no cumple el personal de asistencia técnica al servicio de la AESA”.

Entre tanto, Fomento acumula ya casi 15 millones de euros en el arrendamiento de estas nuevas oficinas fuera del propio Ministerio desde el año 2011. Pese a todo, el Gobierno asegura, en su respuesta parlamentaria, “un continuo análisis de necesidades y oportunidades para la reubicación de aquellas unidades en las que pueda conciliarse el pleno desempeño de sus competencias con un enfoque más eficiente de su ejercicio”.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios