Recorta menos De la media, dispara las esperas

Lo que queda después de Lasquetty: cuatro años de gestión sanitaria en cuatro gráficos

El varapalo judicial llega a una Sanidad con las cuentas maltrechas y un fuerte descenso de las plantillas en los Hospitales.

Javier Fernández Lasquetty ha dejado huella en la sanidad madrileña. Llevar el modelo de privatización sanitaria hacia un extremo nunca visto en España, su proyecto estrella, ha acabado por los suelos ante la negativa de la Justicia y las protestas del sector. Pero cuatro años de gestión no pueden resumirse sólo con un varapalo en los tribunales. Estos son algunos ejemplos de cómo se encuentra la sanidad pública de la región tras la 'era Lasquetty'.

Después de que la Comunidad asemejara su metodología de cálculo de los pacientes en lista de espera quirúrgica al modelo nacional, en 2012, quedó patente el tamaño del problema. Las cifras suben cada mes. Los datos oficiales de la Comunidad de Madrid, actualizados a septiembre de 2013, subrayan un aumento del 23% en el número de personas en lista de espera en los últimos cuatro años. La última cifra publicada ha marcado un nuevo récord en la región.

 

Según el análisis que este periódico llevó a cabo a partir de los datos de los Presupuestos Generales de las diferentes comunidades autónomas, todas habían bajado su inversión en sanidad en unos 140 euros por persona en cuatro años. La bajada en la Comunidad de Madrid se ha mantenido por debajo de la media.

En los presupuestos para 2014 y después del varapalo judicial al plan de privatización de seis hospitales, los fondos que la Comunidad destinará a sanidad caerán en 131 millones de euros, una bajada del 1,8% con respecto al año anterior. 

 

Un dato que también dejará consecuencias a una comunidad con una deuda récord es el desvío previsto de los últimos presupuestos de Sanidad. En pleno proceso de privatización y según recogen las cuentas del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), la partida se ha llevado un 37% más de lo previsto inicialmente por el Gobierno regional. Para hacer frente al desvío, la Comunidad ha empleado 1.334 millones de euros del Fondo de Contingencia, un 52% del total.

 

El número de trabajadores en los centros gestionados por el SERMAS pasó de los 50.365 de 2008 a los 46.103 previstos para 2014, según datos oficiales, a pesar de que haya hoy dos centros hospitalarios más que hace cuatro años. La diferencia es de 4.262 personas.

Los presupuestos para 2014 prevén un recorte de 12 millones de euros en gastos de personal, un tijeretazo que no afectará a los sueldos de los altos cargos. Los profesionales que dejarán de trabajar en los centros madrileños en este curso serán 1.463, según los cálculos del sector a partir de los datos del SERMAS.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios