andalucía no llega a los mil euros per cápita

El gasto sanitario de las comunidades cae en 140 euros por habitante en cuatro años

La inversión pública regional per cápita se desploma de hasta 330 euros en Extremadura. Las diferencias superan los 560 euros

Foto: Ana Mato, ministra de Sanidad (EFE)
Ana Mato, ministra de Sanidad (EFE)

La inversión pública per cápita de las comunidades autónomas en Sanidad parece repuntar en 2014. Quince de las 17 entidades regionales españolas incluyen en sus cuentas para este año un aumento del gasto per cápita, según los datos oficiales recogidos en los presupuestos regionales. El mero número, sin embargo, esconde otra realidad: los pagos atrasados y la disminución de población no frenan una disminución de, como media, 140 euros por habitantes, con topes de 330 euros por persona desde 2010.

Con respecto a hace un año, sólo Cataluña, Aragón y Andalucía han bajado la inversión per cápita de forma significativa, aunque no se va más allá del 6% de la región de Zaragoza. En este mismo marco temporal, la que más subió ha sido la Comunidad Valenciana, con un 12%.

Mirando los datos desde una perspectiva más amplia, sin embargo, la imagen es otra.

Según los datos de encuesta del Barómetro Sanitario que el Ministerio de Sanidad encargó al CIS en 2012, las porciones de población que se decían muy satisfechos con su sistema regional fueron más grandes en las regiones que más invirtieron.Desde 2010, la inversión regional per cápita ha bajado, de media, un 11%, poco menos del mismo recorte que el Estado central aplicó a las cuentas de la sanidad pública, un 13% en cuatro años. En el caso regional, la cifra corresponde a 142 euros por habitante. En Aragón y Extremadura es donde más cayó, respectivamente el 21% y el 22%. Aragón ha pasado de ser la tercera comunidad que más invertía, con 1.371 euros por ciudadano, a situarse hoy por debajo de la media de las diecisiete comunidades.

El caso extremeño es parecido: de los 1.334 euros que invertía hace cuatro años, ha disminuido en 330 por ciudadano. País Vasco, Asturias y Navarra, en cambio, se 'pelean' por ser la región que más invierte en salud pública desde 2010. Andalucía, por el contrario, sería este año la comunidad con menor inversión per cápita: 980 euros, la única que baja de los 1.000.

La desigualdad también recorre el gasto sanitario, aunque lo hace de forma diferente a los niveles de vida. En este sentido, destaca que dos de las regiones con un nivel de riqueza más alto, Madrid y Cataluña, se encuentren por debajo de la media nacional en cuanto a inversión en el sistema sanitario público per cápita. En Cataluña bajó un 17% (200 euros por habitante), y en la región de la capital sólo un 2%.

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) incluye este dato, desde 2004, en su informe anual sobre el estado de la situación sanitaria de las CCAA. El último, presentado en 2013, sitúa a Navarra, Asturias y País Vasco (justamente las que más invirtieron) como las regiones que cuentan con un mejor sistema sanitario.

Cruzando los datos de inversión con la percepción se puede, además, subrayar hasta qué punto la primera puede afectar sobre la calidad del servicio y, por consiguiente, sobre cómo lo juzgan los ciudadanos. Según los datos de encuesta del Barómetro Sanitario que el Ministerio de Sanidad encargó al CIS en 2012, las porciones de población que se decían “muy satisfechas” con su sistema regional fueron más grandes en las regiones que más invirtieron, Asturias y Navarra. En Canarias y la Comunidad Valenciana, pasó lo opuesto: fueron las comunidades que más juicios negativos registraron en la encuesta del CIS cuando su inversión se encontraba, en ambos casos, por debajo de la media nacional. Valencia, en concreto, ocupaba en 2012 el último lugar en cuanto a inversión sanitaria per cápita.

La misma FADSP advierte de la “trampa” del aumento de la inversión del último año. “Gran parte del aumento de ese gasto se debe a los pagos acumulados con diferentes proveedores, sobre todo con las farmacéuticas”, explica a este periódico Manuel Martín, presidente de la asociación.

Otro dato a tener en cuenta es el cambio demográfico, ya que la población ha bajado un 0,3% en los primeros seis meses del año. Y lo ha hecho después de que, en 2012, se registrara por primera vez un saldo migratorio negativo: la salida de inmigrantes y de nacionales hace que el reparto del gasto se efectúe entre un menor número de ciudadanos.

La tendencia de incremento constante que se produjo hasta 2010 sufrió un parón en las regiones españolas a la vez que los otros países europeos, detalla el último informe de la OCDE. A la espera de datos más actualizados, ese año España se encontraba ligeramente por debajo de la media de países de su entorno en cuanto gasto sanitario per cápita.

 
España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios