denuncia VULNERACIÓN DEl DERECHO de defensa

Deloitte logra parar el expediente del ICAC por “infracciones muy graves” en Bankia

Deloitte ha logrado que el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) suspensa el expediente que le abrió por su actuación en el colapso de Bankia

Foto: Deloitte logra parar el expediente del ICAC por “infracciones muy graves” en Bankia

Deloitte ha conseguido que el Ministerio de Economía y Competitividad suspenda temporalmente el expediente sancionador que le abrió el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) tras detectar presuntas “infracciones muy graves” en su labor de auditoría durante la fusión y salida a bolsa de Bankia, dos operaciones que están siendo investigadas por la Audiencia Nacional a raíz de una querella presentada por Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en junio de 2012. Una cuarentena de exconsejeros y exdirectivos de la entidad financiera se encuentran imputados en ese procedimiento, entre ellos, el exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, y el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa.

Deloitte ha logrado que se suspenda el expediente del ICAC tras denunciar ante un juzgado de lo contencioso-administrativo que el organismo dependiente del Ministerio de Economía está vulnerando su derecho de defensa. En concreto, la consultora censura que el ICAC se niegue a incluir en el expediente sancionador que tramita contra ella documentación del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que demostraría, según Deloitte, que gran parte del papel que jugó en Bankia y que ahora está siendo cuestionado obedeció a órdenes de esas dos instituciones.

Tras la apertura de la vía contencioso-administrativa, Deloitte pidió automáticamente al ICAC el pasado 5 de diciembre que paralizara la tramitación de su expediente sancionador, al menos, hasta que la Justicia se pronuncie sobre la presunta vulneración de sus derechos de defensa en el marco de ese procedimiento. Después de pedir un informe a la Abogacía del Estado sobre esta petición, el ICAC decidió finalmente el pasado 19 de diciembre acceder a la solicitud de la consultora y decretó la suspensión temporal de la investigación sobre su papel en Bankia. Ese mismo día se comunicó la decisión a la firma auditora.

Una maniobra defensiva

La suspensión sólo es temporal. Fuentes cercanas al proceso aseguran que el expediente administrativo que tramita el ICAC seguirá su curso cuando se pronuncie la jurisdicción contencioso-administrativa. Lo habitual es que se recurra a la vía contenciosa tras agotar la administrativa. Pero, en este caso, los abogados de la firma han preferido recurrir a la vía judicial antes de conocer el resultado del expediente administrativo que estaba tramitando el ICAC.

El expresidente de Bankia Rodrigo Rato. (EFE)
El expresidente de Bankia Rodrigo Rato. (EFE)
Las mismas fuentes aseguran que los abogados de Deloitte han optado por esta estrategia tras concluir que las posibilidades de que el expediente del ICAC se cierre sin consecuencias negativas para la firma son remotas. Y más aún si no se admiten los documentos del Banco de España y de la CNMV que, según la consultora, demostrarían que su actuación en Bankia en los meses previos al colapso de la entidad contó en todo momento con el aval de los supervisores bancario y bursátil.

Se expone a la pérdida de la licencia

El ICAC terminó el pasado mes de julio la primera fase de la investigación sobre Deloitte concluyendo que la consultora cometió dos presuntas infracciones “muy graves” en sus trabajos de auditoría en Bankia al haber infringido en sendas ocasiones “el deber de independencia de los auditores de cuentas” incurriendo “en dolo o independencia especialmente grave e inexcusable”, un supuesto que la Ley de Auditoría de Cuentas llega a sancionar con la pérdida de la licencia necesaria para poder ejercer en España. Además, el ICAC también detectó la presunta existencia de otras dos infracciones “graves” por el incumplimiento de “normas de auditoría” esenciales que acabaron teniendo “un efecto significativo sobre el resultado de su trabajo y, por consiguiente, en su informe” de auditoría.

La suspensión del expediente del ICAC favorecerá la situación procesal de Deloitte en la investigación penal sobre el derrumbe de Bankia. Aunque su auditor en la entidad financiera, Francisco Celma, ya ha tenido que declarar como testigo en el procedimiento que instruye en la Audiencia Nacional el juez Fernando Andreu, no se le imputa a la consultora ningún delito. Sin embargo, el pasado diciembre, Andreu aseguró en un auto que la situación de Deloitte podría cambiar en el futuro si la investigación del ICAC concluía con un resultado desfavorable para la auditora. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios