La SGAE indemniza a su 'número dos' con 500.000 € en 'diferido' para eludir al fisco
  1. España
Los papeles de la sgae

La SGAE indemniza a su 'número dos' con 500.000 € en 'diferido' para eludir al fisco

El Consejo de Dirección de la SGAE ha acordado indemnizar 'en diferido' con casi 500.000 euros a su 'número dos', Pablo Hernández, para burlar al fisco

Foto: La SGAE indemniza a su 'número dos' con 500.000 € en 'diferido' para eludir al fisco
La SGAE indemniza a su 'número dos' con 500.000 € en 'diferido' para eludir al fisco

El Consejo de Dirección de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), presidido porJosé Luis Acosta –el sucesor deAntón Reixa y EduardoTeddyBautista–, acordó en su reunión del pasado 14 de noviembre pagaruna indemnización de casi 500.000 eurosen diferidoal actualnúmero dosde la entidad de gestión de derechos de autor,PabloHernández, disfrazándola como "despido improcedente" para esquivar a Hacienda.

Hernández, ex director de los Servicios Jurídicos –cargo que sigue ejerciendo en la sombra– y ahora secretario general de la SGAE, abandonará la entidad voluntariamente y de mutuo acuerdo el próximo 31 de diciembre, según consta en el acta del Consejo de Dirección celebrado el pasado 14 de noviembre, al que ha tenido accesoEl Confidencial. Pero, cuando llegue esa fecha, su marcha se producirá"por medio de un despido improcedente"cuyo cálculo se hará "considerando 45 días por año trabajado".

La propuesta, aprobadapor 10 votos a favor, uno en contra y una abstención, añade que "el salario que se tomaría como referencia sería el que percibió el 30 de julio de 2012", una retribución que, pese ano venirreflejada en el acta de la reunión, ascendió aquel año acasi 250.000 euros. "Esto significaría el abono de una indemnizaciónpor importe aproximado de 490.000 euros", añade el acta, que Hernández cobraráen diciembre de este año.

El acuerdoadoptadopor el Consejo de Dirección de la SGAEsupone un fraude de ley, ya que sólo cabehablar de despido improcedente cuando se tratade una decisión unilateral del empleador sin causa justificada. En ese caso, el trabajador sí tiene derecho a percibir una indemnizaciónexenta de tributación, tal y como señala el artículo 7, apartadoe, de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, según recuerdan las fuentes jurídicas consultadas por este diario.

El despido en diferidode Hernández en ningún caso puede considerarse improcedente, ni tampoco despido:se trata en realidad de un pactoentre la SGAE y su actualnúmero dosque pone fin a su relación laboral. Y, por lo tanto, la indemnización que perciba debería estar sujeta a tributación. Pero el Consejo de Dirección de la SGAE ha camuflado ese acuerdocomo despido improcedente para burlar a Hacienda, pese a que elcitado artículo 7, apartadoe, de la Ley del IRPF excluye de las rentas exentas a las indemnizaciones por despido "establecidas en virtud de convenio, pacto o contrato".

El acuerdo aprobado por el Consejo de Dirección de la SGAE también permitiría a Hernández, una vez cobrados los 490.000 euros de indemnización, percibir la prestación por desempleo durante un periodo de dos años, pese a que no tendría derecho a la misma por tratarse de un pacto con su empleador y no de un despido improcedente.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que instruye el macroproceso contra la cúpula de la SGAE por presunta apropiación indebida durante la etapa de Bautista al frente de la sociedad, investiga también a Hernández en una pieza separada del sumario principal por las supuestas irregularidades cometidas en el llamado Proyecto Arteria, la red de teatros que gestiona la SGAE.

La llegada de Hernández a laentidad, en 1996, coincidió con un aumento vertiginoso de su patrimonio inmobiliario, según consta en un informe que la Guardia Civilentregó a la Fiscalía Anticorrupción y que está incorporado al sumario. En él se detalla cómo adquirió siete viviendas de lujo en la Comunidad de Madrid y la Costa del Sol durante un periodo de ocho años, a lo largo del cual utilizó como tapadera para cobrar una parte de su salario en la SGAE a una empresa inmobiliaria cuyo administrador único es su mujer, Carmen Cabezas.

SGAE Audiencia Nacional Pablo Ruz Antón Reixa IRPF Indemnizaciones
El redactor recomienda