Es noticia
Menú
Gómez enfurece a Ferraz con una dimisión “forzada, desafortunada e inoportuna”
  1. España
SóLO 9 INTERVENCIONES EN DOS AÑOS DE SENADOR

Gómez enfurece a Ferraz con una dimisión “forzada, desafortunada e inoportuna”

El socialista madrileño Tomás Gómez entrega su acta de senador para rebelarse contra su propio partido por una renovación del CGPJ que él cree "ilógica"

Foto: El secretario general del PSM, Tomás Gómez, anunciado que renuncia a su acta en el Senado. (EFE)
El secretario general del PSM, Tomás Gómez, anunciado que renuncia a su acta en el Senado. (EFE)

En un país en el que la palabra dimisión apenas se conjuga en primera persona por parte de los políticos,el ‘portazo’ deTomás Gómeza su acta de senador por Madridretumbó ayer en ambas Cámaras como un farol que algunos no pensaban que fuera a materializarse a primeras. Entregada el acta, se ha interpretado como una nueva deslealtad por parte del barón más díscolo de la familia socialista. “Ha sido todo muy desafortunado y muy inoportuno”, explicaba ayer a este diario un miembro de la dirección federal del partido. “Él dice que lo hace por dignidad y por coherencia.Entonces, ¿los demás qué somos? Indignos e incoherentes”.

Gómez comunicó a primera hora de ayer su decisión al portavoz parlamentario de la Cámara Alta,Marcelino Iglesias, que trató de disuadirle por última vez recordándole que el juez en cuestión que ha desatado su insumisiónno formaba parte de la lista de jueces y juristas que se elegían por la cuota correspondiente al Senado, sino por la del Congreso.Francisco Gerardo Martínez Tristánpreside la sala que se hizo cargo de todos los recursos contra la privatización de la gestión de seis hospitales públicos de Madrid y fue recusado por el PSM.La semana pasada, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid suspendió la tramitación de todos los recursoshasta que se resuelva la recusación de Martínez Tristán. Según los socialistas madrileños, Martínez Tristán, casado con una consejera del Gobierno de Castilla-La Mancha, no es imparcial en el caso.

“Hubiera deseado que su decisión fuera otra, pero la respeto”, explicaba ayer a El Confidencial el propio Iglesias, quien, en público, trató de desligar la decisión de Gómez a sus continuas batallas con la dirección del partido. “Las relaciones con Ferraz no son buenas, pero eso no tiene nada que ver con esto. Así nos lo ha explicado él, que ha querido ser coherente y poder seguir apoyando a toda la marea blanca. Ha estado muy presionado en los últimos días por parte de personas muy vinculadas a estas protestas”, explicó Iglesias. "Es una decisión que él toma para ser coherente con su posición. La respetamos profundamente, es una decisión que le honra, pero la defensa de la sanidad pública es un compromiso del conjunto de los socialistas", añadía.

Su compañero de filas, el también senador por MadridEnrique Cascallana, quien, junto a la número dos de Gómez,Maru Menéndez, seguirá en el Senado, también insistía en separar esta decisión de las batallas internas con Ferraz. “Lo hace para poder seguir mirando a los ojos a la gente junto a la que se ha manifestado en los últimos meses”,explicaba en un argumentario que, sin embargo, no termina de calar en el partido.

La senadora del PSOE Maru Menéndez junto al escaño vacío de Tomás Gómez. (EFE)Ferraz explica que, el pasado lunes, el partido trató de frenar la inclusión en la lista de Martínez Tristán "hasta rozar el veto", pero decidieron respetar el acuerdo previo de no bloquear ningún nombre. Una vez cerrado el pacto, fue la propia Soraya Rodríguez la que se lo comunicó a Maru Menéndez y le explicó que, en ningún caso, Tristán iría en la cuota del Senado. "La gente está jodida con la decisión de Gómez porque ir dando lecciones de principios es muy jodido", argumentan desde la dirección del partido. "Lo malo es que ha dejado al resto de diputados y senadores como si no tuviéramos principios. No se entiende el fondo de lo que ha hecho porque la recusación de este hombre la vamos a llevar adelante igualmente hasta las últimas consecuencias".

“Esto no lo ha entendido nada y nos parece muy forzado”, insisten las fuentes de la dirección. “Es un acuerdo en el que hay que recordar que también está Izquierda Unida. El partido está en el acuerdo porque entendía que era una locura quedarse fuera durante los próximos cinco años. ¿Cómo te vas a quedar fuera y dejar sin voz a media España? También hay mucha gente en ese acuerdo muy marcada por el PSOE. Es ingenuo pensar que son muy malos los del PP y muy buenos, en cambio, los del PSOE”, añadían las citadas fuentes.

Gómez salió "completamente derrotado" de la Conferencia Política

No todos los compañeros delPSM han dado una palmada en la espalda a Gómez, como él mismo ha manifestado. En privado, alguno de ellos recuerdaque el mismo Tomás que hoy predica ante el PSOE "ejemplaridad" pactó con Esperanza Aguirre el frustrado nombramiento de Ignacio González como presidente de Bankia. Su problema ahora, valoran las mismas fuentes, es que salió "completamente derrotado" de la Conferencia Política del PSOE celebrada a principios de noviembre."Todos los planteamientos que propuso fueron desechados. Nadie le hizo caso". La renovación del CGPJ es "la primera excusaque ha encontrado" para volver a enfrentarse a la Ejecutiva Federal, "pensando siempre" en el posrubalcabismo. "Es un signo de desesperación, de derrota", matizan.

Tomás Gómez y el diputado Juan Barranco (i), a su llegada a la Conferencia Política del PSOE.Rubalcaba ha querido dejar claro desde el principio, como recordó el pasado lunes en el Club Siglo XXI, que se ha “esforzado” en hacer una “oposición útil”, lo que implica llegar a acuerdos con el Gobierno en temas de Estado, a diferencia de lo que hizo el PP en el pasado, cuando la renovación del CGPJ llegó a estar bloqueada durante dos años. PP y PSOE habían acordado, en este sentido, no hacer vetos mutuos y eso implicaba, también, que unos y otros debían ‘comerse’ algún que otro sapo de poco agrado. Pero, insisten desde las filas socialistas, hasta Izquierda Unida se ha sumado al pacto, por lo que el desmarque de Gómez parece una teatralización, “un exceso de frenada”, según otros diputados de la bancada.

Sólo nueve intervenciones en dos años

El propioEduardo Madina, secretario general del grupo socialista en el Congreso y socialista al alza en las quinielas de las primarias, tampoco dijo comprender las razones de Gómez.“¿Había una alternativa a que no hubiera una renovación del CGPJ? En nuestra opinión, no”,contestó a preguntas de los periodistas en los pasillos. “Entiendo las razones que mi grupo y el PSOE han puesto en juego para intentar que los jueces tengan un órgano de Gobierno.¿Todo es perfecto siempre? No. ¿Cuál es el peor escenario? Que el Consejo General del Poder Judicial no se constituyera por una incapacidad tanto de las asociaciones judiciales que proponen como de los partidos que finalmente votan tanto en el Congreso como en el Senado. Era una posibilidad que nosotros no contemplábamos. Será una constante un poco extraña, pero a nosotros nos gusta que las cosas funcionen y que lo hagan en plazo”, destacó para marcar, igualmente, distancias de lo que hizo el PP en la oposición.

Gómez encontró ayer poco eco a su dimisión entre sus compañeros. Entre las excepciones, destacó la del diputado por GuipúzcoaOdón Elorza, quien, en un comentario en su cuenta de Twitter, dijo que la decisión era“más que respetable”y“un gesto de dignidad para todo el PSM”. También salió en su defensa Delia Blanco, expresidenta del PSM y afín a Gómez. En declaraciones aEuropa Press, Blanco defendió que es una“decisión valiente y, sobre todo, coherente”con los principios que los socialistas madrileños mantienen.

Sea como fuere, Gómez abandona la Cámara Alta por la puerta de atrás y con un más que discreto currículo como parlamentario de las Cortes. En dos años de legislatura,su perfil oficial de la Cámara Alta destaca que solo ha intervenido en nueve ocasionesen el pleno del Senado. No consta más actividad en su haber. Ni una sola pregunta parlamentaria por escrito, ni siquiera sobre la sanidad madrileña u otro tipo de iniciativas que puedan aportar algo más de brillo a su faceta como senador.

En un país en el que la palabra dimisión apenas se conjuga en primera persona por parte de los políticos,el ‘portazo’ deTomás Gómeza su acta de senador por Madridretumbó ayer en ambas Cámaras como un farol que algunos no pensaban que fuera a materializarse a primeras. Entregada el acta, se ha interpretado como una nueva deslealtad por parte del barón más díscolo de la familia socialista. “Ha sido todo muy desafortunado y muy inoportuno”, explicaba ayer a este diario un miembro de la dirección federal del partido. “Él dice que lo hace por dignidad y por coherencia.Entonces, ¿los demás qué somos? Indignos e incoherentes”.

Senado Izquierda Unida
El redactor recomienda