un 30% más de turistas dejarán 2.000 millones

La Embajada de España en Moscú contrata 85 personas por la avalancha de visados

Rusia se ha convertido en la nueva fuente de riqueza del turismo español. En 2013 pisarán territorio nacional 1,5 millones de visitantes rusos

Foto: Anuncio inmobiliario en ruso en Santa Pola, Alicante. (foto: Nenuca Daganzo)
Anuncio inmobiliario en ruso en Santa Pola, Alicante. (foto: Nenuca Daganzo)

Rusia se ha convertido en la nueva fuente de riqueza para el turismo nacional. La llegada de turistas rusos no para de crecer, tanto que el Ministerio de Asuntos Exteriores se ha visto obligado a reforzar el consulado de Moscú para poder dar respuesta a la ingente demanda de visados. Según el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, las estancias de visitantes rusos en territorio nacional generarán al cierre de 2013 un impacto directo en la economía española de 2.000 millones de euros. Y las previsiones perfilan un escenario de crecimientos continuos para los próximos años.

El factor que más ha influido en el exultante éxito de España en el mercado turístico ruso ha sido la eliminación de las trabas administrativas que hasta 2010 exigía Exteriores a sus ciudadanos. Desde entonces, les basta con tener un billete de ida y vuelta y una reserva de alojamiento para conseguir el visado. Exteriores ha facilitado aún más esos trámites externalizando la concesión de los permisos. La empresa contratada por España tiene oficinas en 14 ciudades rusas capaces de expedir los visados en menos de 48 horas, incluso en los momentos del año de mayor demanda.

Más de 20 ciudades conectadas con España

Promoción de Alicante en ruso
Promoción de Alicante en ruso
“Con esta estrategia hemos conseguido dirigirnos directamente a los turistas. Hasta 2010, casi todos los rusos llegaban a través de grandes turoperadores, que eran los que se encargaban de realizar los trámites. Pero con la agilización de los visados hemos conseguido que España se convierte en una buena opción para cualquier familia”, explica Félix de Paz, consejero de Turismo en Moscú. También han ayudado las mejores conexiones aéreas. Durante el pasado verano, hubo hasta 21 aeropuertos rusos conectados directamente con diferentes lugares de España. “Antes sólo escogían destinos españoles habitantes del eje Moscú-San Petersburgo, que son las dos ciudades con mayor poder adquisitivo, pero estamos consiguiendo atraer también a visitantes de otras muchas zonas del país y sin que resienta el perfil del turista medio”.

Turespaña le pone cifras a esta avalancha. En 2010 escogieron España 600.000 turistas rusos. Este año, se cerrará con más de 1,5 millones de visitantes de esa nacionalidad. En lo que respecta al impacto económico de este flujo, en 2012 los turistas rusos generaron en la economía nacional una riqueza directa de 1.800 millones de euros. Este ejercicio, Industria espera que se rebasen los 2.000.

Un millón de visados

La demanda es tan elevada que Exteriores se ha visto obligado a reforzar el Consulado General de Moscú con la contratación de 85 auxiliares administrativos, un aumento de la plantilla que no se ha producido en ninguna otra delegación española. El año pasado se concedieron 876.972 visados y se espera cerrar 2013 con más de un millón de permisos acumulados, otra importante fuente de ingresos. Cada uno cuesta 40 euros. Sólo la oficina de Moscú reportó el año pasado a las arcas públicas 20 millones de euros por esta vía.

“Hemos conseguido consolidarnos en este mercado gracias a la facilidad en los visados y a la publicidad agresiva que hemos hecho”, señala De Paz. Turespaña ha patrocinado en los últimos meses la Copa Kremlin de Tenis, la Semana de la Moda de Moscú, la Series Mundiales de Voley-Playa y el Gran Mercado de Navidad de San Petersburgo, además de organizar actos de promoción de la cocina española, entre otros eventos. “Lo bueno es que aunque hemos conseguido que lleguen más turistas, no se ha reducido su gasto medio en España, que sigue siendo un 50% superior al de otras nacionalidades”, subraya el consejero de Turismo en la capital rusa. De media, en 2012 gastaron durante su estancia 1.537 euros.

Turquía y Egipto, los rivales

Los grandes competidores de España son Turquía y Egipto, que están más próximos, no piden visado y han logrado conquistar al consumidor ruso con paquetes vacacionales de todo incluido. Pero las llegadas a territorio español se han instalado en un aumento promedio anual del 30%, muy superior a la tasa de crecimiento del mercado ruso. El número de ciudadanos de este país que opta por pasar las vacaciones en el extranjero crece cada año un 15%. Y Rusia tiene mucho margen para seguir creciendo. De sus 143 millones de habitantes, sólo 15 de ellos cruzaron en 2012 sus fronteras para visitar otro país.

Cataluña es el destino nacional preferido por los rusos. Atrae al 50% de los turistas de este país. Sin embargo, la Comunidad Valenciana, Islas Baleares e Islas Canarias, las siguientes comunidades en la clasificación, están experimentando crecimientos muy superiores a Cataluña. “La playa y el sol es los que más les atrae, pero nuestras campañas hacen hincapié en que España no sólo ofrece eso. Nos hemos posicionado como un destino con una buena relación calidad-precio”, afirma Félix de Paz. Sólo una caída pronunciada del precio del petróleo, clave en la expansión que está experimentando la clase media rusa, o un cambio desfavorable del rublo pueden frenar este goteo constante de dinero, vital para la maltrecha economía española. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios