Es noticia
Menú
Rajoy despeja al CNI y en sesión secreta las explicaciones sobre el espionaje
  1. España
Rubalcaba, comprensivo con el Gobierno

Rajoy despeja al CNI y en sesión secreta las explicaciones sobre el espionaje

El presidente del Gobierno ha despachado en el Congreso las informaciones sobre “las posibles actividades” en España de la estadounidense NSA

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (2i), junto al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (2i), junto al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria

El presidente del Gobierno ha despachado en el Congreso las informaciones sobre “las posibles actividades” en España de la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos con la afirmación de que se lo toma “muy en serio” y el anuncio de que el director del CNI dará detalles del asunto cuando acuda a la Cámara (en sesión secreta). Mariano Rajoy ha agradecido a Alfredo Pérez Rubalcaba que en este caso no haya sacado los pies del tiesto para atacar al Ejecutivo: “no esperaba otra cosa”.

Rajoy ha aprovechado su intervención en el pleno del Congreso, prevista para informar sobre la última reunión del Consejo Europeo, para hacer unas mínimas referencias al caso del espionaje de los servicios de inteligencia estadounidenses en España. Lo ha hecho de forma tan escueta que todos los portavoces de la oposición le han pedido algún comentario añadido. El secretario general del PSOE ha sido de los más moderados al poner siempre por delante la prevención sobre los datos que empiezan a conocerse.

Rubalcaba, después de meses de ruptura de relaciones con el Gobierno, ha recuperado el tono y las formas de jefe de la oposición metido en asuntos de Estado para limitarse a decir que el espionaje entre países aliados es “intolerable” y supondría, de confirmarse, una deslealtad de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos hacia España.

El dirigente del PSOE ha reconocido que es fundamental para la seguridad la colaboración entre sus centros de inteligencia para compartir información que sirva para combatir el terrorismo y el crimen organizado que se mueve a escala nacional. Pero también ha sostenido, en línea con la respuesta oficial del Gobierno en el caso, que está en peligro la necesaria confianza entre los países por los comportamientos “intolerables” que están en los medios de información y que si estos se confirman, el Ejecutivo debería pedir "rectificaciones contundentes" a EEUU "por el bien de la seguridad de los españoles".

A Rubalcaba le han bastado las palabras de Rajoy pese a que se ha limitado a recordar que el Gobierno había citado al embajador de los Estados Unidos el pasado día 28 para manifestar su inquietud por las informaciones aparecidas que apuntan “a actos que, de ser ciertos, resultarían inapropiados e inaceptables entre socios y amigos”.

El jefe del Ejecutivo ha remitido para cualquier detalle sobre el caso a una próxima comparecencia del director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán, ante la llamada comisión de secretos oficiales del Congreso que no es más que una reunión a puerta cerrada de los portavoces parlamentarios con el responsables de los servicios secretos en la que el compareciente no debe contar nada que ponga en peligro el secreto de las actividades del CNI ni los presentes difundir después el contenido de lo que escuchen. A Rubalcaba le ha parecido bien.

El presidente del Gobierno ha despachado en el Congreso las informaciones sobre “las posibles actividades” en España de la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos con la afirmación de que se lo toma “muy en serio” y el anuncio de que el director del CNI dará detalles del asunto cuando acuda a la Cámara (en sesión secreta). Mariano Rajoy ha agradecido a Alfredo Pérez Rubalcaba que en este caso no haya sacado los pies del tiesto para atacar al Ejecutivo: “no esperaba otra cosa”.

Alfredo Pérez Rubalcaba Mariano Rajoy
El redactor recomienda