Iberia elimina la corona de su imagen en plena crisis institucional de la Monarquía
  1. España
el logo es de la época de la transición

Iberia elimina la corona de su imagen en plena crisis institucional de la Monarquía

IAG, el holding que aglutina a Iberia, British Airways y Vueling, ultima el lanzamiento de una nueva imagen para Iberia tras mantener su imagen intacta durante 36

placeholder Foto: Iberia renueva su logo.
Iberia renueva su logo.

IAG, el holding que aglutina a Iberia, British Airways y Vueling, ultima el lanzamiento de una nueva imagen para Iberia tras mantener su logotipo intacto durante 36 años. Según ha podido saber El Confidencial, la compañía va a eliminar la imagen de la corona real en el logo para evitar el debate surgido sobre la ‘españolidad’ de la aerolínea tras fusionarse con British Airways. Las mismas fuentes aseguran que la empresa ha comunicado previamente a Zarzuela sus futuras intenciones, que pasan por prescindir del símbolo monárquico que se incorporó a la flota con la llegada de España a la Democracia. El cambio llega justo cuando la institución está envuelta en otra crisis institucional más, provocada en este caso por la necesidad o no de que el Rey abdique en el Príncipe Felipe por su estado de salud.

El Consejo de Administración de Iberia del pasado miércoles aprobó el nuevo diseño que lucirá a partir de octubre la compañía, que todavía es un misterio. Los detalles que han trascendido indica que la renovación pasa por eliminar la corona pero mantener algún símbolo “que escenificará la unión que ha mantenido siempre la compañía con España”, reconocen fuentes internas de la empresa a El Confidencial. Iberia mantendrá sus colores esenciales, el rojo y amarillo de la bandera española.

La antigua imagen fue adoptada en plena Transición, durante la presidencia de Manuel Prado y Colón de Carvajal, éste último muy vinculado a La Zarzuela y a la persona del Rey, que sigue aferrado al trono y se resiste a dejar paso a su heredero, a pesar de que su estado de salud es delicado.

El monarca fue intervenido quirúrgicamente por última vez la madrugada del lunes para retirarle la prótesis de cadera que ha llevado durante 10 meses, afectada por una infección del tejido que la rodea, y colocarle otra provisional. A pesar de que la operación fue un éxito, el Rey permanecerá prácticamente recluido en el Palacio de La Zarzuela durante los próximos tres meses y medio, y no volverá a caminar "con normalidad", sin la ayuda de un andador o un par de muletas, hasta bien entrado enero de 2014. Ése es el pronóstico del cirujano Miguel Cabanela, que operó a Don Juan Carlos en la Clínica Quirón de Madrid. Antes de Navidad, el Monarca deberá pasar de nuevo por el quirófano para ajustarle la prótesis definitiva.

El 'via crucis' continúa

Cabanela aseguró que el Rey estará en condiciones de ejercer "cierto grado de actividad" durante los próximos tres meses y medio, pero advirtió de que deberá "tomarse las cosas con calma". Eso significa que Don Juan Carlos concederá audiencias, despachará con Mariano Rajoy y sancionará con su firma leyes y decretos, pero siempre dentro de los muros de La Zarzuela. En ningún caso podrá viajar al extranjero ni acudir a actos oficiales; no sólo porque tendrá que volcarse en su rehabilitación, sino, sobre todo, porque ha de evitar permanecer de pie mucho tiempo.

La crisis de la Monarquía española sigue manteniendo a uno de los yernos del Rey, Iñaki Urdangarin, como protagonista de un ‘via crucis’ que comenzó en 2011, cuando se conocieron las irregularidades que cometió al frente del Instituto Nóos y que dañaron enormemente la imagen de la Monarquía. Además, la Casa Real sufrió una crisis sin precedentes en abril de 2012 cuando el Rey ingresó en el Hospital San José de Madrid para ser intervenido de su cadera tras una caída accidental en Botsuana, donde estaba cazando elefantes. Entonces se conoció la ‘amistad’ que mantenía con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, que hace escasas semanas reconoció públicamente que el Monarca sigue llamándola todas las semanas para interesarse por la salud de sus hijos.

La Zarzuela British Airways Mariano Rajoy Casa Real
El redactor recomienda