Es el procedimiento más habitual

El Rey, operado en dos tiempos para minimizar los riesgos

Don Juan Carlos se sometió ayer a su cuarta operación de cadera. Era una intervención delicada y, aunque ha sido un éxito, el Rey estará de baja casi cuatro meses

Foto: El rey de españa, don juan carlos, se entrevista con el presidente de chile, sebastián piñera
El rey de españa, don juan carlos, se entrevista con el presidente de chile, sebastián piñera

Don Juan Carlos se sometió ayer a su cuarta operación de cadera, una intervención necesaria debido a una infección que se ha desarrollado en torno a la prótesis que tiene implantada y que obliga a retirar ésta para sustituirla por otra. La operación, bajo anestesia general, ha sido dirigida por el prestigioso cirujano Miguel Cabanela, ayudado por su colaborador habitual en la Clínica Mayo de Minnesota, el estadounidense Robert Trusdale, y con presencia del traumatólogo Ángel Villamor, el facultativo que el pasado 23 de noviembre le implantó la prótesis que ahora ha sido sustituida.

Aunque Cabanela es uno de los más prestigiosos cirujanos de su especialidad, en el entorno médico nadie esconde que la operación por la que pasó ayer el Rey es delicada. En el quirófano, Cabanela tuvo que decidir si era necesario sustituir la cadera en una sola intervención o en dos, la primera para cambiar la prótesis por una temporal, recubierta de antibióticos, y la segunda, al cabo de unos dos meses, para implantarle la definitiva. Tal como ha explicado tras la intervención en rueda de prensa, optó por la segunda opción. Y la operación fue un éxito. 

Es posible que el Rey retome pronto una agenda un poco limitada que le permita, por ejemplo, dar audiencias en palacioEl cirujano Manuel Villanueva Martinez, especialista en prótesis de cadera y rodilla y primer europeo que ha recibido tres premios de la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos ha explicado a El Confidencial que lo más habitual es elegir el tratamiento en dos tiempos, tal como ha hecho Cabanela, pues los resultados son buenos o excelentes al menos en el 80% de los casos. En cualquier caso, el tratamiento de estas infecciones de las prótesis suele ser “agresivo, costoso y largo” pues en el pronóstico final influyen muchos factores de riesgo.

“El cirujano ortopédico tiene dos desafíos”, explica Villanueva. “En primer lugar debe erradicar la infección, limpiando todas las áreas que hayan estado en contacto con la prótesis o hayan sido tocadas por la cirugía, una operación para la que hay que ser “muy exhaustivo y cuidadoso”. El segundo objetivo, explica, “es preservar la función de la extremidad, pues debes quitar los tejidos contaminados evitando complicaciones y preservando todo el tejido que puedas para hacer la reconstrucción y poner la prótesis definitiva bien”. 

Cabanela se ha mostrado muy optimista con el resultado de la operación porque han logrado extraer la prótesis infectada sin abrir el femur. Algo que, según el cirujano, posibilita que su potencialidad para tener una vida más activa sea mayor: “Es posible que retome una agenda un poco limitada. No debería ir a hacer una inauguración, pero una vida en palacio con audiencias, aunque no se exactamente lo que hace un Rey, sí podrá hacer". 

¿Por qué se ha escogido la operación a dos tiempos?

Aunque el tratamiento en dos tiempos es más lento y más pesado para el paciente, ya que es más incapacitante, es el más habitual, pues resulta exitoso entre un 80 y un 95 % de los casos. “La prioridad es no fallar en la erradicación de la infección”, asegura Villanueva, “por lo tanto la decisión que toma el cirujano depende de que sea capaz de limpiar bien todo, de que las condiciones locales de los tejidos sean correctas, de que el paciente no esté debilitado y de que microorganismo no sea tan agresivo para jugársela a poner la prótesis en un tiempo donde igual queda un resto de infección porque no la has limpiado tan bien como tú quieres”.

Los dos gérmenes que han infectado la prótesis del rey no parecen resistentes a los antibióticos convencionalesLas operaciones en un tiempo se hacen mucho menos y cuando los médicos se encuentran todo a favor. Aunque Villanueva tiene claro que el equipo de Cabanela tenía la formación y la cualificación necesaria para realizar la operación de una tacada, pues “se trata de un traumatólogo enormemente sensato y muy exigente en quirófano”, la filosofía de la escuela americana, a la que pertenece el cirujano de la clínica Mayo, es más propensa a realizar las intervenciones en dos tiempos.

Cabanela ha señalado en la rueda de prensa el nombre de los dos gérmenes que han infectado la cadera del Rey, el Staphylococcus hominis y el Propione Bacterium​, que, en su opinión, no deberían presentar demasiadas complicaciones ya que “no parecen ser resistentes a los antibióticos potentes que usamos y probablemente no habrá necesidad de administrar antibióticos complejos”.

Tras abandonar el centro médico, en el que permanecerá entre 4 y 9 días, el Rey tendrá que someterse a un tratamiento intravenoso con antibióticos que durará una seis semanas. Después estará dos semanas sin recibir antibióticos, para observar cómo responde sin los mismos, y si todo va bien volverá a quirofano para que le coloquen la prótesis definitiva. 

El Rey tendrá que convivir con la prótesis provisional, de cemento, como poco durante estos dos primeros meses. “Podrá sentarse y caminar con apoyo parcial y muletas durante el tiempo en que esté con esa prótesis”, asegura Villanueva, “pero no podrá hacer vida normal”. Tras esto, explica el cirujano, el Rey pasará nuevamente por quirófano: “Se vuelve a operar, se quita la prótesis, y se toman muestras para ver si queda algún resto de infección. Se coloca la prótesis definitiva y se mantienen el tratamiento antibiótico hasta que crece o no crece algo en las muestras que has tomado. Se trata de tener siempre cubierto cualquier residuo de infección. Si no está creciendo nada, suspendes los antibióticos y das la infección por resuelta”.

En total el Rey estará inhabilitado, o al menos no podrá realizar la mayoría de sus funciones, "durante un periodo de cuatro a seis meses", asegura Villanueva. En la rueda de prensa tras la intervención, no obstante, Cabalena se ha mostrado más optimista y ha explicado que podría llegar a estar recuperado en tres meses y medio. 

Una operación que consume múltiples recursos

La aparición de infecciones en las prótesis de cadera no es demasiado habitual: su incidencia es del 2 o el 3 % en las prótesis primarias y se duplica en las cirugías de revisión. La operación, no obstante, es cada vez más habitual, pues ha crecido al mismo ritmo que la generalización de este tipo de prótesis. Se estima que en España se realizan anualmente unas 30.000 intervenciones de reemplazo de cadera, por lo que, según las estadísticas, todos los años se realizan unas 300 operaciones similares.

El tratamiento de una prótesis de cadera infectada genera un consumo de recursos hospitalarios tres o cuatro veces mayor que el de una prótesis primariaEste tipo de intervenciones consumen múltiples recursos hospitalarios, lo que conlleva larguísimas listas de espera. Las operaciones relacionadas con prótesis de cadera fueron en 2012 el tercer tratamiento con una mayor lista de espera de España: 5,83 meses de media. Algo que no es de extrañar dado lo complejo de éstas, máxime cuando se está lidiando con una infección. “El tratamiento de una prótesis de cadera infectada genera un consumo de recursos hospitalarios tres o cuatro veces mayor que el de una prótesis primaria y dos veces mayor que el de una revisión de una prótesis aflojada pero no infectada”, asegura Villanueva en uno de sus estudios.

“No es una operación que salga siempre bien, ni en las mejores manos”, explica el cirujano, “pero al Rey es la primera vez que le operan de una infección  y yo creo que está en el porcentaje alto de posibilidades de recuperación, cercanas al 95%. Hay que pensar que la cirugía es una agresión, pero quitas el foco de infección los pacientes mejoran. Se ve al día siguiente, están mejor tras la operación por haberse librado de las bacterias. El Rey estará con un estado mejor de salud general”.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios