"Pues claro que hay contrabando"

Mitos y realidades de Gibraltar: la visión de un exmilitar ‘llanito’

Tito Vallejo Smith, 65 años fue durante 30 años militar en el Peñón. Su trabajo principal como guía turístico: desmontar algunos mitos sobre el Peñón

Foto: Tito Vallejo. (A. Rivera)
Tito Vallejo. (A. Rivera)

Tito Vallejo Smith, 65 años, de padre de La Línea y madre gibraltareña, fue durante 30 años militar en el Peñón. Vallejo, prejubilado, se dedica ahora a ejercer de guía de turistas y grupos que buscan ver monos y atravesar los túneles escarbados en la Roca de Gibraltar. Eso sí, el trabajo principal de este llanito muy hablador y siempre con una sonrisa en la boca es otro: desmontar algunos mitos y ofrecer algunas realidades sobre este polémico territorio.

Sentado en una mesa del mejor fish and chips del Peñón, en Casemate Square, admite que en Gibraltar “se vive muy bien”, aunque destaca que en realidad son “unos supervivientes”. Unos turistas gallegos le preguntaron hace unas semanas. “¿A ustedes les pagan los ingleses, no?”. “¡Qué va! Si los impuestos son más altos que en Reino Unido”. Sin embargo, los libros de texto son gratis. Tampoco pagan ni el oftalmólogo, ni el dentista hasta que van a la Universidad.

La esposa de Vallejo falleció hace diez años. Le diagnosticaron un viernes un cáncer y ese mismo domingo podrían haber tomado el primer avión a Londres para tratarse en un hospital privado. El gasto de cualquier enfermedad grave como un trasplante del corazón o el tratamiento de un cáncer, lo paga el Gobierno de Gibraltar. “Mi mujer sabía que se moría y quería morirse en Gibraltar, no quería irse a Reino Unido para los tratamientos”. Acudieron a una clínica oncológica de Algeciras y sufragaron ellos la factura: “Nosotros también pagamos en los hospitales públicos españoles”.

Se calcula que más del 50% de los llanitos tiene casa fuera de Gibraltar, aunque vivan y trabajen en el Peñón. “Los impuestos los pagan aquí", explica. Y afirma: "No me compraría nada en España. Mi abuela se compró una vivienda en Campamento, junto a La Línea, se llamaba Villa Isabel. Pero cuando la Reina Isabel II visitó Gibraltar, Franco se cabreó y se corrió el rumor de que a todo el llanito que tuviera un terreno en España se lo iban a confiscar y mi abuela se asustó, vendió la villa al primero que vino. Si cambia un Gobierno en España estamos aquí con un sinvivir pensando cuándo habrá algo estable”. Otra explicación de por qué están hartos del Gobierno de Rajoy.

Vista de Gibraltar. (A. Rivera)
Vista de Gibraltar. (A. Rivera)
Vallejo ha guiado dos veces a localizadores de Disney por los túneles de Gibraltar. Los estadounidenses querían rodar allí, pero no se fíaban de la frontera, de los controles en la Verja. “Ellos querían un flujo constante garantizado de personas a diario. No se podían arriesgar a que un día se pusieran tontos, farrucos y dijeran: "Aquí no entra nadie”, lamenta Vallejo justo en el momento que llega al bar de Kerry Richardson, productora en Londres de ITV studios.

“¡Pues claro que hay contrabando!"

El contrabando siempre va a existir. Existió y existirá, según este exmilitar. “¿Tú conoces la Ópera Carmen? Los contrabandistas eran de Gibraltar; desde tiempos inmemoriales han sido lo muchas las cantidades de tabaco que ha ido para allá. De toda la vida y en todas las fronteras hay contrabando”.

El paquete de tabaco se compra en Gibraltar, como mínimo, dos euros más barato que en España. ¿Y la gasolina? Resulta, al menos, un 20% más barata en el Peñón, y eso que se produce a escasos kilómetros, en la refinería de Cepsa de La Línea. Muchos españoles de la zona cruzan la Verja sólo para repostar su vehículo. El alcohol también es más barato en Gibraltar. Mientras que en Escocia una botella de whisky puede costar ocho libras, en territorio gibraltareño apenas vale 1,50 euros el litro.

¿Es Gibraltar un paraíso fiscal? “Cada uno invierte el dinero que le da la gana. ¿Tú sabes que haces seis años me jubilé y tuve que demostrar que lo que había cobrado era del Ministerio de Defensa? Cogí mi pensión y luego me dieron una morterá buena. Te preguntan siempre en el banco de dónde viene tu dinero. ¿Por qué nadie dice que aquí tiene el dinero mucha gente de la Costa del Sol? Y yo pregunto una cosa: Te tocan 50 millones de euros en la bonoloto. ¿En qué banco español lo metería usted? Porque si lo mete en un banco de España, usted sería muy valiente, ¿no?”.

Main Street. (A. Rivera)
Main Street. (A. Rivera)
Vallejo, que tiene claro que Gibraltar jamás será un país ni una nación, continúa intentando desmontar la tesis del paraíso fiscal. Y lo hace con datos: si en España te cargan un 30% de impuestos y en Gibraltar, donde no existe el IVA, un 10%, “¿por eso ya es un paraíso fiscal? Tú metes el dinero donde te va a rendir más. El mayor paraíso fiscal siempre ha sido Suiza, donde puede tener todo lo que quieras y nadie te va a pedir explicaciones”, proclama después de absorber el café con leche que se acaba de pedir.

La polémica de las aguas de ¿Gibraltar?

Las aguas que rodean Gibraltar siempre han sido motivo de disputa. Lo son después de que el Gobierno de la excolonia (en los sesenta dejo de serlo oficialmente y ahora es considerado por Reino Unido un territorio de ultramar)  arrojara bloques de cemento al mar para montar un arrecife natural, el desencadenante de este conflicto veraniego. Las aguas no son ni gibraltareñas, ni españolas. Son internacionales, no son de nadie. La presencia de la Royal Navy y de la Guardia Civil siempre es polémica.

El Tratado de Utrecht de 1713, por el que España concede Gibraltar a Reino Unido a perpetuidad, incluye todo lo que rodea la muralla. En el siglo XVIII no existían muelles. Gibraltar era un puerto abierto. “Entonces, ¿cómo le ponemos al niño? ¿Te das cuenta? Yo tengo fotos en medio de la Bahía, de cuando era niño, de barcos españoles que no se acercaban y decían que eran aguas británicas”, explica Vallejo.

En su opinión, la relación con La Línea y el Campo de Gibraltar resulta básica. “Queremos compartir con ellos (y ellos con nosotros) y los que están ahí arriba no nos dejan, los que están manipulando las manioretas no saben lo que está pasando aquí. ¿En qué medida se puede compartir cosas? Aquí tenemos Cepsa, Eroski, Covirán… Compañías británicas en La Línea no hay ni una porque no los dejan. ¿Cuántos españoles hay aquí trabajando? Unos 10.000. ¿Cuántos llanitos hay allí? Ninguno. No los emplean. No te ayudan”, remata.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios