REÚNE 22.000 AVALES, EL 50% DE LA MILITANCIA DEL PSOE ANDALUZ

Susana Díaz gana 'a la búlgara' unas primarias marcadas por la falta de transparencia

Victoria 'a la búlgara' sin urnas. Quería apabullar y lo consiguió con holgura. 22.000 avales, casi el 50% de la militancia (el PSOE andaluz

Foto: Susana Díaz gana 'a la búlgara' unas primarias marcadas por la falta de transparencia
Susana Díaz gana 'a la búlgara' unas primarias marcadas por la falta de transparencia

Victoria 'a la búlgara' sin urnas. Quería apabullar y lo consiguió con holgura. 22.000 avales, casi el 50% de la militancia (el PSOE andaluz cuenta con 45.000 afiliados) reunió Susana Díaz, de 38 años, secretaria provincial del PSOE de Sevilla y consejera de Griñán, la gran favorita a las primarias socialistas y virtualmente, a la espera del Comité Director de la próxima semana, próxima candidata a la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Díaz se enfrentaba al consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, y al alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez. También a Marco Antonio Encinas, militante de base de Torrox (Málaga), quien apenas logró 46 avales. Planas escasamente consiguió 4.500 avales y a Rodríguez sólo le faltaron, según él, 196 apoyos de afiliados para llegar a los 6.800 necesarios para que hubiera urnas en el PSOE andaluz. El alcalde granadino contó él mismo sus avales, pero no quiso que la Comisión de Garantías los contabilizara. “El de Jun ha montado su show. Se ha quedado muy lejos de los 6.000 avales, pero como se los ha llevado pues no sabemos cuántos ha tenido”, relata a El Confidencial un histórico dirigente socialista.

La consejera de Presidencia e Igualdad del Gobierno andaluz, apadrinada por José Antonio Griñán, ha logrado convertir la elección por primera vez por parte de los militantes socialistas del candidato a la Junta en un proceso orgánico sin transparencia, un paripé dominado con mano férrea por el aparato socialista y en el que Planas y Rodríguez no han podido sortear todos los obstáculos internos, en especial la falta de acceso al censo electoral y la imposibilidad de contar con avales físicos, no vía internet. También por el exigir el 15% de los avales, frente al 10% que se planteaba en el último Congreso del PSOE. Además, la Ejecutiva Regional, como adelantó El Confidencial el pasado 12 de julio, incumplió sus Estatutos: las primarias sólo podía convocarlas la Ejecutiva Federal.

El dominio del aparato se expresa con el apoyo de los secretarios provinciales, absolutamente claves para dominar la firma de avales. Planas pensaba que podría agrupar a los críticos, especialmente a los de la provincia de Jaén, dominada por Gaspar Zarrías, pero no fue así. Jaén también se convirtió al susanismo. El equipo de Díaz, que vende la juventud y el factor femenino de su jefe como dos de sus principales valores, también está muy orgulloso de haber sabido captar a la militancia, aunque hay una gran parte de abstención de afiliados: hay 12.000 que no se han sentido animados para apoyar a ninguno de los candidatos a las primarias. 

Miedo a las represalias

El miedo a las represalias también ha estado muy presente en la campaña. Un militante socialista dejó claro el “miedo y el chantaje” del equipo susanista, en un acto de Planas del pasado sábado. El consejero (“Soy el mejor, ahí está mi currículo”) dejó claro que él no había pedido el aval a nadie de su equipo en la consejería, “no como otros”, en clara referencia a la precandidata Díaz. La íntima relación entre el poder orgánico e institucional también ha resultado fundamental en este proceso. Un ejemplo: Francisco Conejo es el secretario de Política Municipal del PSOE regional y su influencia en la provincia de Málaga, donde fue secretario de Organización, es absoluta en el nombramiento de los cargos en la Junta de Andalucía, siempre bajo las órdenes del secretario provincial, Miguel Ángel Heredia.

La victoria de Díaz consigue cumplir los planes de Griñán para que Susana Díaz se convierta en su sucesora. Ante la previsible marcha del presidente de la Junta de Andalucía (se baraja otoño o principios de 2014), el jefe del Gobierno andaluz podría dejar el cargo a su consejera para que esta se foguee como presidenta y convocar comicios autonómicos cuando ya tenga un alto nivel de conocimiento para la ciudadanía. ¿Y si hubiera ganado Planas? En esta farsa de las primarias, a Griñán no le habría quedado más remedio que convocar elecciones casi de una manera inmediata, puesto que el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente no es parlamentario andaluz y sólo un diputado autonómico puede ser presidente de la Junta de Andalucía.

“Cohesión” en el partido

Un miembro destacado del equipo de Díaz consultado por este diario cree que la consejera habría ganado aunque se hubieran aliado Planas y Rodríguez. “Se habla mucho del aparato, pero el partido está cohesionado en Andalucía. A Susana le apoya gente muy diferente”, destaca este socialista. Y es que los críticos se encuentran desarticulados. Y no han conseguido rentabilizar el 30% de rechazo a la gestión de Griñán en el congreso del año pasado en Almería.

La número 1 del PSOE de Sevilla ha logrado una política de gestos, empezando por su primer gran acto en Antequera, símbolo de la autonomía andaluza; ha conseguido que Antonio Gutiérrez Limones, alcalde de Alcalá de Guadaíra, su contrincante en las elecciones al PSOE sevillano, se haya unido a su equipo. También Micaela Navarro, crítica con Griñán, se ha fotografiado con Díaz. 

La consejera de Presidencia de Igualdad se enfrenta ahora a la bicefalia, siempre problemática en el socialismo andaluz. Griñán, que ha exhibido un indudable músculo de poder, no dejará por el momento la Secretaría General del PSOE andaluz, pero nadie duda que tarde o temprano Susana Díaz querrá asumir todo el poder orgánico de la federación socialista más importante de España. La salida de Griñán de Andalucía pasaría por un escaño en el Senado, para seguir siendo aforado y librarse judicialmente de los ERE.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios