Es noticia
Menú
Cellnex cambia el paso: menos compras y menos deuda para mantener sus planes
  1. Empresas
MASA CRÍTICA

Cellnex cambia el paso: menos compras y menos deuda para mantener sus planes

Los tiempos cambian y si uno quiere seguir siendo una estrella del Ibex-35 hay que cambiar. Cellnex pasa a centrarse en el crecimiento orgánico en un momento de subida de tipos

Foto: El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez. (EFE)
El consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Nuevos tiempos, nueva estrategia en Cellnex. Ha cambiado el mercado de las antenas, ha cambiado el precio que se paga por el dinero y la compañía que dirige ha anunciado una nueva era de consolidación de las compras llevadas a cabo hasta ahora. La compañía que dirige Tobías Martínez deja de ser un grupo de adquisiciones en fase de crecimiento acelerado y los accionistas pueden esperar en unos dos años una mejora en la retribución de dividendo más acorde con una empresa en un negocio maduro, que capitaliza 23.000 millones y es la séptima empresa del Ibex-35 por este concepto.

El cambio de mercado de subastas por paquetes de torres de telecomunicaciones se ha producido de manera radical. En su época de crecimiento, Cellnex se enfrentaba a grupos como American Towers. Eran pujas entre operadores industriales. Ahora los fondos de capital riesgo han desembarcado con el cargador lleno. El caso de las torres de Deutsche Telekom en Alemania resulta paradigmático. Cellnex acabó retirándose por no tener suficiente capacidad financiera y los ganadores fueron dos fondos: DigitalBridge y Brookfield, que pagaron 17.500 millones de euros por el 51% de ese paquete. Los fondos habían llegado con la cartera repleta y a los industriales no les ha quedado más opción que batirse en retirada.

Foto: Antena de Cellnex. (Reuters/Susana Vera)

Luego está la cuestión del precio del dinero. Cellnex ha crecido no solo pidiendo dinero a los accionistas, como en la última ampliación de capital. Tiene emisiones de bonos por valor de 17.180 millones que en su día cerró de manera exitosa, en la década prodigiosa de los tipos al 0%. Con los tipos subiendo, refinanciar esta deuda puede resultar problemático. Pero sin nuevas adquisiciones a la vista, la dirección puede centrarse en esa tarea de renovar el pasivo.

La firma de rating Standard & Poor's ha avalado la estrategia de la compañía: "Revisamos nuestra perspectiva a positiva para Cellnex porque puede alcanzar la cifra de entre 7 y 6,5 veces Ebitda, que anticipamos que alcanzará en los próximos 12 a 24 meses", en un informe del pasado 11 de noviembre, el mismo día en que se presentaron resultados trimestrales.

Cellnex ha anunciado a los inversores que en esos próximos dos años se va a centrar en la generación de caja, el crecimiento orgánico y conseguir eficiencias y economías de escala.

Foto: Antena de Cellnex en Madrid. (Reuters/Sergio Pérez)

También es verdad que solo con los compromisos actuales, la inversión prevista prevé crecer en 130.000 torres en total en ocho años. Es decir, para el 2030. Y el plan de inversiones orgánicas del grupo no se toca. Esta cifra es para el conjunto de los doce países en los que se está operando en este momento. En la actualidad, el conjunto de torres operativas suma 105.000 emplazamientos.

Esta continuidad industrial se ve en los tratos con los viejos clientes. Telefónica es ahora un competidor de Cellnex por su peso en Telxius, pero, pese a ello, el pasado mes de julio, Cellnex cerró un acuerdo por 30 años para 4.500 torres que incluía la compra de fibra hasta la torre para 1.800 de estos emplazamientos.

Ventanas de oportunidad

Así que por la parte de los activos, la jugada es mantener la actividad industrial en los países en los que se está operando. En la parte del pasivo, la deuda, la intención de Cellnex Telecom es jugar con el calendario de vencimientos. La Reserva Federal ya está hablando de subir los tipos de manera menos drástica. En este contexto, la intención de Cellnex es volver al mercado de bonos corporativos, no para financiar nuevas operaciones, sino para adelantar vencimientos.

Por ahora, el calendario no aprieta, y menos con un Ebitda de 654 millones en el tercer trimestre de este año, que da para ir pagando la deuda con toda comodidad. Incluso reduciendo una parte de la deuda si sigue sin haber oportunidades de compra.

En 2024 vencen más de 2.000 millones en bonos que Cellnex piensa refinanciar

El primer calendario de vencimientos serio es en 2024. Ese año vencen tres emisiones de bonos por valor de 2.024 millones. La intención de Cellnex es aprovechar cualquier ventana de oportunidad para recomprar esos bonos a los inversores de manera anticipada a través de una nueva emisión que venza más adelante, con lo que se descargaría la presión financiera sobre la compañía.

Plan B

A la espera de cómo evolucione la guerra de Ucrania y otros factores exógenos, también hay un plan B por si esa ventana de oportunidad no llega a abrirse. Para ello ya se está en conversaciones con un pool bancario que se haría cargo de los vencimientos, no solo de 2024, sino de los dos ejercicios siguientes, para que conjuntamente, con la caja generada, poder hacer frente a esos compromisos con comodidad, según explican fuentes cercanas a la compañía.

Entre 2024 y 2026 vencen bonos por un valor total de 6.692 millones, el particular Tourmalet de la deuda de Cellnex. Por ahora, la totalidad de la deuda está colocada en bonos de diversos tipos. Todo lo que sea alargar el plazo de vencimientos de estos títulos permitirá cumplir el plan industrial de la empresa.

Vuelta a empezar

Para el final de ese período, el equipo de Cellnex considera que los mismos fondos que ahora le han sacado de las operaciones de adquisición sobrepagando, estarán buscando oportunidades de salida y, por lo tanto, la compañía podrá volver a crecer, esta vez con condiciones financieras y un flujo de caja mucho más equilibrado que el actual, en el que el grupo todavía se encuentra en fase de crecimiento por lo que lleva varios ejercicios en números rojos, en especial porque no juega a crear fondo de comercio, sino a acelerar las amortizaciones de los activos. La cotización sigue lejos de los máximos de noviembre del año pasado, cuando llegó a superar los 36 euros. Ahora se encuentra por encima de los 33 euros el título, para ver si el mercado acaba de avalar la nueva estrategia.

Nuevos tiempos, nueva estrategia en Cellnex. Ha cambiado el mercado de las antenas, ha cambiado el precio que se paga por el dinero y la compañía que dirige ha anunciado una nueva era de consolidación de las compras llevadas a cabo hasta ahora. La compañía que dirige Tobías Martínez deja de ser un grupo de adquisiciones en fase de crecimiento acelerado y los accionistas pueden esperar en unos dos años una mejora en la retribución de dividendo más acorde con una empresa en un negocio maduro, que capitaliza 23.000 millones y es la séptima empresa del Ibex-35 por este concepto.

Cellnex Telecom Telecomunicaciones Deuda
El redactor recomienda