Es noticia
Menú
Los fondos Apollo y Elliot pujan por hacerse con el Valencia CF del millonario Peter Lim
  1. Empresas
A EXPENSAS DEL NUEVO ESTADIO

Los fondos Apollo y Elliot pujan por hacerse con el Valencia CF del millonario Peter Lim

La Sociedad Anónima Deportiva perdió 46 millones en la última temporada 2021-2022, en la que facturó unos 105 millones

Foto: Banderas del Valencia CF. (Reuters/Sergio Pérez)
Banderas del Valencia CF. (Reuters/Sergio Pérez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Lay Hoom Chan, la mano derecha de Peter Lim, el multimillonario asiático dueño del Valencia Club de Fútbol, ha convocado para el próximo 12 de diciembre la junta general de accionistas que deberá aprobar las cuentas de la entidad che. Unos números que han vuelto a ser rojos en la última temporada y que reflejan la necesidad del propietario de inyectar capital o vender activos. Por este motivo, Apollo Global Management y Elliot, dos de los mayores fondos oportunistas del mundo, se han acercado a Hoom para analizar la posibilidad de comprar la entidad deportiva valenciana.

Según han confirmado fuentes próximas al Valencia CF, las conversaciones entre Apollo y la presidenta del club están abiertas desde hace meses. Pero la licenciada en Contabilidad por la Universidad Nacional de Singapur le ha respondido a Pablo Crespo, el directivo del fondo estadounidense que está al frente de esta operación, que la institución deportiva no está oficialmente en venta. Una respuesta similar le ha dado a Elliot, un inversor conocido en el mercado por ser un fondo activista que provoca cambios profundos en las empresas o se hace con la gestión de las mismas.

Foto: Protestas contra la gestión de Peter Lim. (EFE/Biel Aliño)

Así lo hizo en el AC Milan, el histórico club de la liga tialina. Elliot entró en la institución rossonera en 2018 por el impago de una deuda cuando el actual campeón del Scudetto estaba en manos de un inversor chino. Compró esa deuda a derribo e inyectó 420 millones para que el prestigioso equipo que fue durante décadas propiedad de los Berlusconi pudiera sobrevivir. Este verano, tras volver a ganar la competición doméstica 11 años después del último campeonato, el fondo estadounidense lo ha vendido por 1.200 millones a RedBird tras devolverlo a la cúspide deportiva.

Paul Singer, el polémico gestor del private equity americano, quiere repetir el éxito de esta transacción con el Valencia CF. Pero Hoom insiste en mantener la postura oficial de que Peter Lim no vende. Otras fuentes señalan que la explicación reside en el último problema con el Ayuntamiento de Valencia en relación con el nuevo estadio de Mestalla, cuyas obras llevan paralizadas más de una década por la crisis financiera y las sucesivas desavenencias con las administraciones públicas.

El club, gracias a los 1.900 millones que CVC Capital Partners ha prestado a LaLiga, de los que 83 corresponden al Valencia, quiere retomar ya las obras. Pero el Consistorio ha exigido a los inversores asiáticos que el aforo se eleve hasta los 74.000 asientos, frente a los 61.400 proyectados, para que en un futuro la ciudad pueda albergar eventos deportivos de primera magnitud, como una final de la Champions League o partidos del Mundial 2030 si España gana la candidatura conjunta con Portugal que ha presentado a la FIFA.

Foto: Vista del Mestalla con cientos de aficionados manifestándose contra el propietario del club, Peter Lim. (EFE/Biel Aliño)

Este último choque entre Joan Ribó, alcalde de la ciudad, y la mano derecha de Lim ha retrasado las conversaciones con Apollo y Elliot, que saben que su oportunidad es cuestión de tiempo. En cuanto se llegue a un acuerdo, el Valencia CF activará la venta de los terrenos donde se ubica el estadio actual, su principal activo. Porque una buena parte de la plantilla pertenece al propio inversor de Singapur, ya que pignoró los derechos sobre los jugadores más importantes como garantías de los préstamos que concedió al club para asegurar su viabilidad.

La Sociedad Anónima Deportiva perdió 46 millones en la última temporada 2021-2022, en la que facturó unos 105 millones. El beneficio operativo o ebitda fue de 32 millones negativos. Para la actual, estima unos números rojos de 9,7 millones. Pero antes, el próximo 12 de diciembre, Peter Lim ha propuesto una reducción de capital por 28,9 millones y una posterior ampliación de 18 millones para evitar la insolvencia del Valencia CF. Es lo que se llama una operación acordeón, con la que se equilibra el patrimonio de la empresa por las minusvalías acumuladas en los ejercicios anteriores.

El Valencia CF acumula una deuda de 375 millones, gran parte de ella con CaixaBank. Aunque Lim ha tenido varios retrasos con el banco, que tiene hipotecados los terrenos del actual Mestalla, el inversor de Singapur ha conseguido reducir el pasivo desde los más de 500 millones que se encontró cuando se hizo con el 90% del club en 2014. En parte gracias a la venta continuada de sus estrellas en las dos últimas campañas, como Ferrán Torres, Rodrigo, Kondogbia, Guedes y Soler.

Foto: Gennaro Gattuso, dirigiendo al Valencia CF. (EFE/EPA/Ronald Wittek)

Con un resultado de explotación previsto para este año de 9,7 millones, la proporción entre la deuda y el ebitda es de 38 veces, lo que supone un ratio que se equipara a una empresa tipo bono basura. Un perfil que encaja en las compañías en las que invierte Apollo y Elliot, que saben que la operación Valencia CF es cuestión de tiempo.

Lay Hoom Chan, la mano derecha de Peter Lim, el multimillonario asiático dueño del Valencia Club de Fútbol, ha convocado para el próximo 12 de diciembre la junta general de accionistas que deberá aprobar las cuentas de la entidad che. Unos números que han vuelto a ser rojos en la última temporada y que reflejan la necesidad del propietario de inyectar capital o vender activos. Por este motivo, Apollo Global Management y Elliot, dos de los mayores fondos oportunistas del mundo, se han acercado a Hoom para analizar la posibilidad de comprar la entidad deportiva valenciana.

Valencia CF Apollo Capital Partners Peter Lim
El redactor recomienda