Es noticia
Menú
La última misión del soldado Álvarez en Banco Santander
  1. Empresas
ORGANIGRAMA

La última misión del soldado Álvarez en Banco Santander

El consejero delegado del grupo ha renovado por otros tres años. En el sector financiero se da por hecho que dejará de ser ejecutivo a corto o medio plazo

Foto: José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander. (Reuters)
José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander. (Reuters)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La figura de José Antonio Álvarez es un caso de estudio. El consejero delegado de Santander se vio entre la espada y la pared a finales de 2018, con el anuncio del fichaje de Andrea Orcel para ocupar su puesto, que se canceló pasados unos meses. Pero en lugar de verse cuestionado, la imagen de Álvarez se ha reforzado tanto interna como externamente desde entonces.

La presidenta del banco cántabro hizo unas declaraciones que pasarán a la historia del sector pasadas unas semanas de la ruptura con Orcel, a finales de enero de 2019: "José Antonio es un buen soldado, como yo, hacemos lo que toca". Y añadió que se afianzaba en el cargo de CEO de "forma indefinida".

Foto: Ana Botín, presidenta de Santander, y José Antonio Álvarez, consejero delegado. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Así han transcurrido los últimos tres años en los que Álvarez se ha consolidado como una institución dentro del banco y una referencia ante el mercado y los supervisores. Sin embargo, en el sector cada vez hay más voces que señalan que sus días como segundo ejecutivo de la entidad podrían estar cerca de su fin, por voluntad propia, según diversas fuentes financieras consultadas por El Confidencial.

Las mismas añaden que hay muchas posibilidades de que el CEO de Santander pase de consejero delegado a externo durante este actual mandato de tres años que le dio la junta de accionistas este viernes. En tal caso, daría el testigo a otro directivo del banco, algo que podría ocurrir más cerca del inicio que del final del mandato. Desde la entidad recuerdan las palabras que dijeron tanto Ana Botín como Álvarez en la rueda de prensa de resultados del pasado 2 de febrero: "No hay ningún plan ahora mismo".

Candidatos

Al margen de ello, las mismas fuentes ven cada vez más probable que el relevo de Álvarez sea interno y no se vuelva a intentar un fichaje como el de Orcel. Hay cuatro nombres en las quinielas. El que sobresale en todas es el portugués António Simões, responsable regional de Europa y CEO de Santander España. También suenan con fuerza Víctor Matarranz, responsable de Banca Privada y Seguros, que ya estuvo en el equipo de confianza de Botín en Santander UK, y los otros dos responsables regionales: Héctor Grisi (Norteamérica) y Carlos Rey de Vicente (Sudamérica).

A la espera de este hipotético cambio, lo que ya está claro en Santander es cómo será la estructura de reparto de funciones. La entidad ha pactado con el Banco Central Europeo (BCE) que Álvarez reporte directamente al consejo y que Botín aglutine todas las funciones ligadas a la estrategia a largo plazo bajo su control, sumando las áreas clave PagoNxT, que engloba el negocio de pagos digitales, y Digital Consumer Bank, de la que cuelgan Santander Consumer Finance y Openbank, como adelantó este medio.

placeholder La presidenta de Banco Santander, Ana Botín. (Javier Vázquez/Santander)
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín. (Javier Vázquez/Santander)

El consejero delegado está al frente del negocio, con responsabilidad sobre las tres grandes regiones (Europa, Norteamérica y Sudamérica) y los de los negocios globales, como banca de inversión y banca privada. En la actualidad, también dependen de él las áreas Financiera, Regulación, Tarjetas y Plataformas. En estos cambios ha cedido a la presidenta Control, Operaciones y Tecnología.

La entidad cántabra tiene de este modo ya aprobado su modelo de gobernanza y la entrada de un nuevo CEO no supondría la petición de nuevos cambios por parte del BCE, como le ocurrió a BBVA con la llegada del consejero delegado turco, Onur Genç.

Antes de ser reelegido este viernes, Álvarez suma casi ocho años en el cargo. Llegó al mismo desde la dirección financiera al poco de ascender a la presidencia Botín. Sucedió a Javier Marín y este a Alfredo Sáenz. De materializarse los cambios que se comentan en el sector, el banquero leonés se convertiría en el nuevo Rodrigo Echenique del grupo, con gran influencia en el consejo, pero sin funciones ejecutivas.

La figura de José Antonio Álvarez es un caso de estudio. El consejero delegado de Santander se vio entre la espada y la pared a finales de 2018, con el anuncio del fichaje de Andrea Orcel para ocupar su puesto, que se canceló pasados unos meses. Pero en lugar de verse cuestionado, la imagen de Álvarez se ha reforzado tanto interna como externamente desde entonces.

Noticias del Banco Santander Ana Patricia Botín José Antonio Álvarez
El redactor recomienda