Es noticia
Menú
Santander transfiere más poderes al consejero delegado para cumplir con el BCE
  1. Empresas
CAMBIOS en la cúpula

Santander transfiere más poderes al consejero delegado para cumplir con el BCE

El consejero delegado pasará a depender directamente del consejo. Ana Botín se mantiene como primera ejecutiva con todas las competencias sobre la estrategia

Foto: Ana Botín, presidenta de Santander, y José Antonio Álvarez, consejero delegado. (EFE/Rodrigo Jiménez)
Ana Botín, presidenta de Santander, y José Antonio Álvarez, consejero delegado. (EFE/Rodrigo Jiménez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Cambios de calado en Banco Santander. La entidad presidida por Ana Botín ha remodelado el equilibrio de poder en su cúpula para adaptarse a los cambios que pide el Banco Central Europeo (BCE). El grupo financiero tiene previsto aprobar un nuevo esquema de competencias que delimita las funciones de la presidenta y del consejero delegado, José Antonio Álvarez, con más poder para este último, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Desde Santander, no hicieron comentarios.

En concreto, Álvarez dejará de depender de Botín y pasará a reportar directamente al consejo de administración. El consejero delegado seguirá al frente del negocio y reportarán a él los responsables de las tres grandes regiones (Europa, Norteamérica y Sudamérica) y los de los negocios globales, como banca de inversión y banca privada. En la actualidad, también dependen de él las áreas Financiera, de Control, Tecnología y Operaciones.

Foto: El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri (i), la presidenta de Banco Santander, Ana Botín (c), y el presidente del BBVA, Carlos Torres (d). (EFE)

Por su parte, Botín se mantiene como presidenta y primera ejecutiva del banco, con todas las funciones ligadas a la estrategia a largo plazo bajo su control. Además, suma a su dependencia dos de las áreas clave para el crecimiento futuro de la entidad: PagoNxT, que engloba el negocio de pagos digitales, y Digital Consumer Bank, de la que cuelgan Santander Consumer Finance y Openbank.

Estos cambios llegan debido a la presión que están recibiendo los bancos españoles del BCE para adaptar sus modelos de gobernanza, como adelantó este medio. El supervisor europeo quiere consejos donde haya equilibrio de poderes entre el presidente y el consejero delegado, como ha impuesto en entidades como BBVA y Sabadell. El BCE ha intentado incluso que las entidades tuvieran presidentes no ejecutivos, algo a lo que no han estado dispuestos los tres grandes bancos españoles —Santander, BBVA y CaixaBank—.

Relevos

La revisión del BCE a la gobernanza de Santander comenzó en la primera mitad de 2021. Santander defendió en las conversaciones con el supervisor los pasos que lleva años dando para mejorar el gobierno corporativo: con dos tercios de sus consejeros independientes y el nombramiento de un consejero coordinador.

Esta nueva estructura permitirá al banco tener más delimitadas las funciones de sus dos primeros espadas cuando decida cambiar de consejero delegado, algo con lo que especula el mercado, pero que tanto Botín como Álvarez negaron en la presentación de resultados: "No hay ningún plan en marcha".

placeholder El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, en un acto del Santander. (EFE)
El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, en un acto del Santander. (EFE)

Con los cambios que va a aplicar Santander, su modelo de gobernanza será muy parecido al de BBVA, que el BCE impuso con la llegada de Carlos Torres a finales de 2018. El supervisor llegó incluso a obligar a leer una carta en contra del nombramiento del banquero salmantino como presidente ejecutivo. Esta entidad quedó con un CEO, Onur Genç, al que reportan todas las áreas de negocio, la Dirección Financiera y la de Riesgos, y el presidente con Estrategia, Servicios Jurídicos y RRHH, entre otras.

La presión del BCE ha hecho que queden dos grandes grupos de entidades en España: las que tienen las funciones divididas entre presidente y CEO, como Santander, BBVA, CaixaBank, Unicaja Banco —hasta mediados de 2023—, Kutxabank y Abanca; y las que tienen un presidente no ejecutivo, como Bankinter —aunque ejerce como tal Alfonso Botín como vicepresidente—, Sabadell e Ibercaja.

Junto a esta nueva gobernanza, Santander tiene previsto aprobar la incorporación de un nuevo consejero independiente, el socio de Deloitte Germán de la Fuente, como adelantó este medio. Se trata de los primeros cambios que hay en el consejo que preside Botín desde 2020, que deberán ser aprobados por la junta de accionistas que se celebre en primavera. El consejo de Santander seguirá compuesto por 15 representantes: dos ejecutivos, 10 independientes y tres externos.

Cambios de calado en Banco Santander. La entidad presidida por Ana Botín ha remodelado el equilibrio de poder en su cúpula para adaptarse a los cambios que pide el Banco Central Europeo (BCE). El grupo financiero tiene previsto aprobar un nuevo esquema de competencias que delimita las funciones de la presidenta y del consejero delegado, José Antonio Álvarez, con más poder para este último, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial. Desde Santander, no hicieron comentarios.

Noticias del Banco Santander Banco Central Europeo (BCE) Ana Patricia Botín
El redactor recomienda