Es noticia
Menú
Marruecos ahoga a la mayor naviera española en busca de 150 millones más para sobrevivir
  1. Empresas
CRISIS EN NAVIERA ARMAS

Marruecos ahoga a la mayor naviera española en busca de 150 millones más para sobrevivir

El veto de Rabat al tránsito de pasajeros desde los puertos españoles ha supuesto un duro golpe para Naviera Armas, que en 2021 alcanzó un duro acuerdo de reestructuración

Foto: Naviera Armas. (EFE/Quique Curbelo)
Naviera Armas. (EFE/Quique Curbelo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Marruecos anunció el pasado viernes que España ha aceptado la autonomía del Sáhara como “la base más seria, realista y creíble” para solucionar un conflicto territorial que se ha alargado casi 50 años. Una claudicación, según la interpretación de la mayoría de los medios nacionales, del Gobierno de Pedro Sánchez ante las pretensiones del reino alauí, que, además de fomentar la llegada descontrolada de inmigrantes a Ceuta y Melilla, ha ahogado a Naviera Armas, la principal compañía española, al prohibir el paso de personas por el Estrecho.

Según fuentes financieras, Naviera Armas, que entre 2020 y 2021 ya pasó una grave crisis, derivada en gran parte de su exceso de deuda y el impacto del covid-19, está buscando entre 100 y 150 millones de euros adicionales a los 200 millones recibidos por sus acreedores y accionistas para salir del impago. Una operación de reestructuración del capital que supuso que los bonistas se hicieran con el 49% de la compañía, propiedad de la familia Armas, tras una quita significativa del pasivo.

Aunque en el acuerdo de refinanciación estaba previsto que en el verano de 2021 Marruecos no autorizara el tránsito de barcos españoles para facilitar lo que se conoce como ‘operación Paso del Estrecho’, después de que el Gobierno de Pedro Sánchez enfadase al rey alauí por haber tratado de covid en España a Brahim Ghali, el líder del Frente Polisario, sin su conocimiento, Rabat ha seguido manteniendo el veto a la circulación de navíos desde los puertos de la península Ibérica durante todo el otoño y el invierno. Prohibición que ha afectado a las cuentas de Naviera Armas, que tras el anuncio del pasado viernes confía en que se levante la veda.

Foto: La embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich. (EFE/Javier Otazu)

No obstante, ante el revuelo causado en Argelia, la mayor naviera española ha sondeado dos alternativas para lograr nueva liquidez. Por una parte, ha llamado a la puerta de varios fondos especializados en deuda corporativa para conseguir al menos 100 millones con los que resistir otro posible embargo este verano. El problema es que, según fuentes del sector, los potenciales acreedores están pidiendo un interés muy elevado, de empresa de alto riesgo o ‘high yield’, de entre el 7 y el 10%.

Por ello, Armas ha activado también la petición a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) para que le conceda un préstamo de entre 100 y 150 millones, una financiación que ya solicitó hace un año y que se congeló después de la reestructuración del capital. Una operación que incluyó la venta a la italiana Grimaldi de la antigua Transmediterránea por unos 375 millones de euros, lo que supuso traspasarle los barcos y las líneas entre la Península y las Baleares.

Desde el verano de 2020, Marruecos impide el tránsito de buques de pasajeros desde los puertos españoles a su territorio. En 2020, año de la explosión de la pandemia, la justificación fue que España era uno de los países con tasas más altas de covid. En 2021, Rabat solo permitió que sus compatriotas entrasen a su país desde los puertos de Génova (Italia) y Sete (Francia), países con cifras similares o peores de coronavirus en julio del pasado año.

Foto: Pedro Sánchez y Mohamed VI. (EFE/Ballesteros)

La operación Paso del Estrecho supone el paso de unos 800.000 vehículos y unos tres millones de personas entre los meses de junio y septiembre. Todo un aluvión migratorio que para Armas, la compañía que enlaza las principales islas del archipiélago canario, era el mayor pico de ingresos del año. Sin ese factor, el grupo pierde cada año alrededor de un 40% de su facturación. Actualmente, sus bonos con vencimiento en 2023 y 2024 cotizan al 75% de su valor, lo cual significa que el mercado ya descontaba nuevos problemas financieros.

Fuentes próximas al grupo indican que tras el acuerdo diplomático se confía en que Marruecos levante el veto a los puertos españoles, pese a que los índices de covid son mucho mayores a los que había el pasado verano, antes del estallido de la variante ómicron. El regreso de la embajadora de Rabat a Madrid, anunciado este domingo, es el primer síntoma de la nueva etapa entre ambos países.

Marruecos anunció el pasado viernes que España ha aceptado la autonomía del Sáhara como “la base más seria, realista y creíble” para solucionar un conflicto territorial que se ha alargado casi 50 años. Una claudicación, según la interpretación de la mayoría de los medios nacionales, del Gobierno de Pedro Sánchez ante las pretensiones del reino alauí, que, además de fomentar la llegada descontrolada de inmigrantes a Ceuta y Melilla, ha ahogado a Naviera Armas, la principal compañía española, al prohibir el paso de personas por el Estrecho.

Naviera Armas Pedro Sánchez Sáhara
El redactor recomienda