Es noticia
Menú
La realidad supera a la peor ficción: la banca revisa sus planes de negocio por la guerra
  1. Empresas
IMPACTOS

La realidad supera a la peor ficción: la banca revisa sus planes de negocio por la guerra

Los dos últimos test de estrés de la banca podrían quedar en papel mojado debido al covid y a la invasión rusa de Ucrania. Se prevén impactos en ingresos, volúmenes y provisiones

Foto: Sede del Banco de España en Madrid. (EFE/Javier Lizón)
Sede del Banco de España en Madrid. (EFE/Javier Lizón)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los cuarteles de los grandes bancos españoles se preparan para el impacto de la invasión rusa de Ucrania. Casi todas las entidades financieras ultiman cálculos de un primer balance de daños, con un posible descenso en la previsión de ingresos y volúmenes de crédito previstos para 2022, y un repunte de las provisiones, según varias fuentes financieras consultadas por este medio.

El escenario no es —de momento— preocupante, pero llega en un mal momento para el sector: con los márgenes todavía comprimidos por el euríbor en negativo y el agujero del ICO (Instituto de Crédito Oficial) todavía por aflorar.

En este entorno, los bancos están durante estos días actualizando sus modelos internos. El primer paso para ello es calcular nuevas previsiones macroeconómicas, incluyendo PIB (producto interior bruto), inflación, euríbor, desempleo y previsión del sector inmobiliario, entre otras variables. Posteriormente, incorporarán estos datos a los sistemas internos ('modeling') y actualizarán las previsiones a medio plazo. Los bancos desvelarán algunos de estos nuevos números la próxima semana en las conferencias financieras que organiza a nivel internacional Morgan Stanley.

Foto: Christine Lagarde. (Reuters)

Las fuentes consultadas coinciden en que las nuevas previsiones podrían dejar en papel mojado los últimos test de estrés, como ocurrió en los anteriores al covid. Variables como la inflación y el precio de las materias primas han quedado desfasados respecto a los últimos ejercicios de la EBA (Autoridad Bancaria Europea, por sus siglas en inglés). Los test que tuvieron lugar en 2021 pronosticaban escenarios de inflación de entre el 0,7% y el 1,1% para 2022, frente al 5,1% que calcula ahora el Banco Central Europeo (BCE). En el caso de las materias primas, la EBA hizo el ejercicio con un escenario adverso en el que el precio del petróleo caería un 5%, frente al 40% que sube ya este año.

En cuanto al PIB, tras la última rebaja anunciada este jueves por el BCE, el escenario que planteó apunta a un crecimiento en la zona euro del 3,7% en el mejor escenario, y del 2,3% en el peor. En los test de 2021, la hoja de ruta era de un crecimiento del 4,2% en un entorno normal, y de una recesión del 1,9% en el adverso.

Incertidumbre

A pesar de la actualización anunciada por Christine Lagarde, los banqueros consultados consideran que todavía es muy pronto para hacer balance y ven una incertidumbre total sobre el impacto económico para sus negocios. Reconocen que tendrán que realizar más provisiones de las que preveían y que habrá menos crédito del pronosticado. Aun así, la posible subida del euríbor y el despliegue de los fondos europeos podrían compensar el freno a la generación de nuevo negocio.

placeholder El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri (i), la presidenta de Santander, Ana Botín (c), y el presidente de BBVA, Carlos Torres (d). (EFE/Mariscal)
El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri (i), la presidenta de Santander, Ana Botín (c), y el presidente de BBVA, Carlos Torres (d). (EFE/Mariscal)

A nivel internacional, Unicredit ha reconocido que los efectos de la invasión y las sanciones podrían afectar a su programa de recompras de acciones, y otro gigante como BNP Paribas ha retrasado la fecha de su próximo Día del Inversor para ver cómo evoluciona todo.

Los bancos españoles tienen a su favor que la exposición en Rusia, Ucrania o países cercanos es muy reducida, salvo el negocio de Santander en Polonia y Alemania. Además, se podrían beneficiar de un mayor crecimiento de Latinoamérica ligado a las nuevas alianzas geopolíticas que están surgiendo a raíz del veto a Rusia.

De momento, las mayores preocupaciones para los bancos son la evolución de los clientes industriales más dependientes de los precios energéticos y la evolución de las familias con mucho endeudamiento y poco margen para digerir la inflación y un incremento del paro.

Los cuarteles de los grandes bancos españoles se preparan para el impacto de la invasión rusa de Ucrania. Casi todas las entidades financieras ultiman cálculos de un primer balance de daños, con un posible descenso en la previsión de ingresos y volúmenes de crédito previstos para 2022, y un repunte de las provisiones, según varias fuentes financieras consultadas por este medio.

Banca Conflicto de Ucrania
El redactor recomienda