Es noticia
Menú
Menéndez se 'blinda' en Unicaja con dos salidas clave y el apoyo de la fundación
  1. Empresas
PELEA DE PODER

Menéndez se 'blinda' en Unicaja con dos salidas clave y el apoyo de la fundación

El banquero asturiano ha visto salir en una semana a los dos consejeros independientes que se habían posicionado en su contra. Los cambios preocupan en el BCE

Foto: Manuel Azuaga (i), presidente de Unicaja Banco, Manuel Menéndez (c), CEO, y Braulio Medel (d), presidente de la Fundación Unicaja. (EC)
Manuel Azuaga (i), presidente de Unicaja Banco, Manuel Menéndez (c), CEO, y Braulio Medel (d), presidente de la Fundación Unicaja. (EC)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Se cumple el guion. Manuel Menéndez, consejero delegado de Unicaja Banco, ha ganado otra batalla clave del consejo de la entidad malagueña con el apoyo de su principal accionista, la Fundación Unicaja, que preside Braulio Medel. El banquero asturiano ha evitado en las últimas semanas perder un asiento aliado en el consejo y ha visto salir a los dos consejeros independientes que se habían posicionado en su contra, Manuel Conthe y Ana Bolado.

Con estos movimientos, se resuelve a corto plazo la disputa que se ha generado en el consejo de la quinta entidad española, que ya ha tenido otros previos desde el pistoletazo de salida a su fusión con Liberbank el pasado ejercicio.

Foto: Manuel Azuaga (i) y Manuel Menéndez (d), presidente y consejero delegado de Unicaja Banco.

En los dos grandes choques, Menéndez, antiguo CEO de Liberbank, ha salido reforzado gracias al apoyo de los consejeros que representan a la Fundación Unicaja, con cuyo presidente mantiene una relación fluida. En el primero, logró que el consejo aprobara la cesión de competencias del presidente, Manuel Azuaga, en su favor, incumpliendo el pacto de fusión, como adelantó este medio.

Y en esta última disputa, la Fundación Unicaja ha apoyado que salga un consejero independiente procedente de Unicaja en lugar de un dominical de Liberbank, lo que hubiera equilibrado la balanza del consejo más del lado de los antiguos responsables del banco malagueño. Este debate llegó por la petición de la familia dueña de Mayoral de entrar en el consejo al rozar un 8% del capital. El planteamiento que se hizo en el consejo es que saliera el dominical con menos acciones, el mexicano Ernesto Tinajero, antiguo accionista de Liberbank.

En el foco supervisor

Los seis consejeros procedentes del banco asturiano se opusieron y recibieron el apoyo de tres de los cuatro representantes de la Fundación Unicaja. Propusieron en su lugar que saliera uno de los independientes que tienen que renovar su cargo, a pesar del pacto que se había hecho con el Banco Central Europeo (BCE) de que el número de independientes no bajara de seis. Algo que podría tener un coste en capital para Unicaja Banco, como publicó este medio.

Por ello, desde el BCE y el Banco de España se han multiplicado los requerimientos a la entidad en los últimos días. El actual modelo de gobernanza del supervisor europeo fue diseñado en 2016 por la actual subgobernadora, Margarita Delgado, para evitar nuevas crisis por fallos en los controles. A eso se suma que en 2021 el BCE publicó una guía de consolidación que obligaba a las entidades a compartir información con el supervisor antes de autorizar la operación.

Es esta batalla la que ha provocado primero la renuncia de Conthe, expresidente de la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) y presidente de la Comisión de Auditoría, y este martes la de Bolado, presidenta de la Comisión de Nombramientos. Esta consejera es la que tenía el encargo de evaluar a Menéndez dentro de un año, de cara a su posible elección como primer ejecutivo del banco cuando deje sus competencias Azuaga.

La plaza de Conthe la ocupará un representante de la familia dueña de Mayoral, que entra en el consejo en medio de un clima de malestar entre los empresarios malagueños por lo que está ocurriendo en el banco. La entidad busca actualmente una sustituta para Bolado.

Indiferencia política

Las dimisiones de Conthe y Bolado han generado cierta indiferencia entre los grandes partidos, que mantienen el perfil bajo adoptado desde hace semanas y apuntalado por la tesis de intentar no dañar la imagen de la primera entidad bancaria de la comunidad. No hicieron comentarios ni la Junta de Andalucía, ni el Ayuntamiento de Málaga, ambas administraciones gobernadas por el PP, ni el PSOE andaluz.

Únicamente la concejala de Cultura y Deportes, y única edil de Ciudadanos en el consistorio malagueño, Noelia Losada, quiso valorar lo ocurrido en las últimas horas y manifestó a este periódico que “la deriva es preocupante”. “Ninguna noticia es mejor que la anterior”, señaló, para sentenciar que “lo único de Málaga que va a quedar en Unicaja es el abanico de su logo”.

Losada, que impulsó una moción para instar al Banco de España (BdE), al Ministerio de Economía y a la fundación del banco a que fiscalicen la gestión de Medel, explicó que poco margen de maniobra tienen después de que el banquero sevillano se negara a colaborar durante la última reunión del Patronato. Es una “declaración política”, el pronunciamiento de los partidos de la corporación, por lo que no se puede actuar legalmente.

Jurídicamente, he hecho lo que he podido y debía”, afirmó la edil, que recalcó que “los componentes del Patronato tienen constancia de lo que opina el pleno del ayuntamiento sobre lo que está sucediendo” en Unicaja.

Se cumple el guion. Manuel Menéndez, consejero delegado de Unicaja Banco, ha ganado otra batalla clave del consejo de la entidad malagueña con el apoyo de su principal accionista, la Fundación Unicaja, que preside Braulio Medel. El banquero asturiano ha evitado en las últimas semanas perder un asiento aliado en el consejo y ha visto salir a los dos consejeros independientes que se habían posicionado en su contra, Manuel Conthe y Ana Bolado.

Noticias de Unicaja Manuel Menéndez Braulio Medel
El redactor recomienda