Es noticia
Menú
La inflación y los bajos tipos de interés moldean el perfil del inversor español
  1. Empresas
MESA REDONDA EC-CASER ASESORES FINANCIEROS

La inflación y los bajos tipos de interés moldean el perfil del inversor español

El ahorro de las familias españolas se situó en 2,46 billones de euros en septiembre de 2021, un 3,8% más que a finales de 2020, según Inverco

En un entorno de alta inflación, tipos de interés estructuralmente bajos e incertidumbre con las nuevas variantes del coronavirus y otras perturbaciones económicas, los españoles se empiezan a sacudir perezosamente el sambenito de colocar todos sus ahorros en depósitos e invertir su dinero principalmente en ladrillo. Aunque todavía los activos inmobiliarios de los españoles superan en 10 puntos la media europea y su peso en el ahorro español ha aumentado un 23% en seis años —desde los 4,6 billones de euros a finales de 2016 hasta los 5,7 billones de euros registrados en septiembre de 2021—, otros instrumentos de inversión han ido poco a poco ganando terreno durante la pandemia.

Entre estas colocaciones destacan los fondos de Inversión, los cuales sumaron entre enero y septiembre de 2021 más de 28.000 millones de euros en suscripciones netas de un total de 36.800 millones de nuevos flujos dedicados a la inversión, según datos de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensión (Inverco). La otra cara de la moneda que podría afectar a esta radiografía de la inversión en España son los fondos de pensiones individuales. Las aportaciones al sistema individual han aumentado un 5,5% durante el periodo de la pandemia —desde los 124.371 millones a finales de 2019 hasta los 131.254 en septiembre de 2021—, pero los presupuestos generales del Estado (PGE) de 2022 incluyen una nueva reducción a la aportación individual máxima que se puede deducir del IRPF, que pasará de 2.000 a 1.500 euros anuales. Por el contrario, las aportaciones máximas a los planes de empresa con derecho a deducción subirán 500 euros, desde 8.000 a 8.500 euros para 2022.

Estas nuevas modificaciones, que se suman a las aprobadas en los PGE de 2021, podrían desincentivar este vehículo de ahorro individual en los próximos años, según destacaron algunos de los expertos que participaron en el evento El valor del asesor financiero: presente y futuro, organizado por El Confidencial y Caser Asesores Financieros. En el debate, intervinieron Helena Calaforra, directora de Caser Asesores Financieros; Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco; Carlos García Ciriza, miembro de la junta directiva de la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera (EFPA) en España, y Miguel Ángel Cicuéndez, vicepresidente de la Asociación Española de Empresas de Asesoramiento Financiero (Aseafi).

placeholder Mesa redonda ‘El valor del asesor financiero: presente y futuro’.
Mesa redonda ‘El valor del asesor financiero: presente y futuro’.

El ahorro —activos financieros— de las familias españolas se situó en 2,46 billones de euros a finales de septiembre de 2021, un 3,8% más que en diciembre de 2020, según datos del Banco de España recogidos por Inverco. Para Ángel Martínez-Aldama, presidente de la patronal, el ahorro acumulado en los últimos años permitió que “el volumen de la inversión también aumentase” y que “de un millón de personas asesoradas en España se haya pasado a 2,4 millones”, lo que ayuda a que los productos de inversión sean más cercanos para el público. En este sentido, Martínez-Aldama destacó las particularidades del mercado español, donde el 70% de los inversores son minoritarios y el 30% son instituciones. “En el caso europeo es a la inversa: 70% de los inversores son institucionales y el 30% minoristas. Somos una ‘rara avis’ dentro del panorama internacional, y eso se ve en el reflejo del ahorro por productos”.

Las familias españolas mantienen en torno a un 38,8% de sus activos financieros en depósitos, frente al 30% de la Unión Europea. Mientras que la inversión directa —principalmente, en renta fija y variable— supone un 24,9% de los activos; los vehículos de inversión colectiva (IIC) como los fondos, un 15,7%, y los fondos de pensiones y seguros suman en total un 15,8%. La contribución de los planes de pensiones privados a la jubilación varía dentro de la UE. Desde el caso de España o Francia, donde tienen un limitado desarrollo en los ingresos de los jubilados; hasta Reino Unido o Dinamarca, donde los planes de pensiones privados constituyen entre el 20% y el 30% de los ingresos de los pensionistas, según Eurostat.

“España es un país en el que hay mucho depósito en los bancos. Gracias a la tecnología, se ha mejorado el acceso a los productos de inversión y, poco a poco, se van colocando activos en estos productos. La tecnología ha permitido que sean más accesibles y cercanos para los clientes”, explicó Helena Calaforra, directora de Caser Asesores Financieros.

"Somos una ‘rara avis’ dentro del panorama internacional, y eso se ve en el reflejo del ahorro por productos" (Martínez-Aldama)

En un momento en que las actuales alteraciones macroeconómicas, como la alta inflación, tipos de interés cero o incluso negativos, nuevas variantes del coronavirus y alto coste de la energía, imprimen incertidumbre y volatilidad en los mercados, muchos analistas sostienen que el clásico esquema 60/40 en renta fija y variable está desfasado por la escasa rentabilidad de los bonos y la deuda.

“Dentro del perfil normal de inversiones, la renta variable ha pasado a tener un mayor peso. Pero es el asesor quien debe ayudar a analizar los objetivos y los riesgos de cada cliente. Y lo más importante, hacer seguimiento de la cartera durante toda su línea vital”, con el fin de adaptar la cartera a la situación personal y laboral de cada cliente y no dejarse influenciar tanto por los sentimientos más subjetivos que transmiten los mercados, agregó Calaforra.

La irrupción de la tecnología en las inversiones

Como sucede en muchos otros ámbitos de la economía, las redes sociales y la irrupción de nuevas tecnologías han supuesto una vuelta de tuerca en la relación entre los asesores y los inversores en el sector financiero. “Mientras que herramientas como el 'big data' y la inteligencia artificial (IA) ayudan a identificar y seleccionar activos y gestionar mejor las carteras, las redes sociales proveen de mil contenidos a los más jóvenes, quienes pueden ser más dinámicos y agresivos en sus inversiones”, dijo Calaforra sobre los foros en conocidas plataformas que eclosionaron durante la pandemia prometiendo agresivos retornos. “¿Cómo selecciono y filtro toda esta información? ¿Son una fuente fiable de información?”, puntualizó.

placeholder Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco.
Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco.

Otro de los puntos destacados en el debate fue la incursión de las plataformas completamente automatizadas en el mundo financiero. “Solo con tecnología no se puede acompañar la línea vital y la planificación financiera de un cliente; debe ser una labor mixta con un modelo híbrido. Un ‘software’ no asesora, solo gestiona, pero para abaratar costes se automatizan los procesos”, dijo por su parte Carlos García Ciriza, miembro de la junta directiva de EFPA España.

El presidente de Inverco añadió por su parte que “es importante proporcionar suficientes canales de acceso a las inversiones” para adecuar los servicios a cada perfil del cliente. “Los habrá que preferirán un asesoramiento más presencial y en oficina, y otros realizarlo todo a través de plataformas”.

“Los clientes que más valoran el asesoramiento son los que tienen más cultura financiera y mejores herramientas para invertir" (Cicúendez)

Además de la tecnología como medio para acercar este tipo de productos a los inversores minoristas, Miguel Ángel Cicuéndez, vicepresidente de Aseafi, asociación que engloba empresas de asesoramiento financiero, apuntó que el aumento de las inversiones en 2021 se debe en parte a la presión de la banca ‘retail’ para endurecer la política de comisiones a sus clientes que mantienen el dinero en depósitos. “El español está pasando de ser ahorrador a inversor porque no le queda otra por los tipos de interés. También se ha visto forzado por los bancos, que empiezan a cobrar si no inviertes en un fondo y en otros productos”, o cumples una serie de requisitos, señaló Cicuéndez.

Las circunstancias económicas actuales serían, según el vicepresidente de Aseafi, el otro gran factor que está modificando el perfil del inversor medio español: “Muchos de ellos están pasando de ser ahorradores a inversores conservadores y moderados (en cuanto a su nivel de riesgo). Y el que era un inversor moderado ha dado un pasito y ahora es un poco más arriesgado para lograr rentabilidades positivas, influenciado por los tipos de interés y la inflación”, destacó Cicuéndez.

placeholder Helena Calaforra, directora de Caser Asesores Financieros.
Helena Calaforra, directora de Caser Asesores Financieros.

García Ciriza, de EFPA España, explicó por su parte que “una mayor cultura financiera es otro de los aspectos que ayudarían a revertir esta tendencia” de colocar más dinero en depósitos que en fondos. “Los clientes que más valoran el asesoramiento son los que tienen más cultura financiera y tienen mejores herramientas para invertir su dinero”, indicó. Ciriza puso como ejemplo los flujos de entrada y salida en los fondos y cómo muchos movimientos de entrada de capital se producen cuando las bolsas están en máximos. “Un buen asesor ayuda al cliente a luchar contra sí mismo. Estamos yendo a más en España y cada día se invierte más en fondos, pero seguimos por detrás de Europa”, añadió.

Con las últimas modificaciones en las pensiones individuales, la fiscalidad fue otro de los puntos más destacados durante del debate. En dos años, las aportaciones máximas a los planes individuales han experimentado un recorte de 6.500 euros en el derecho de deducción, mientras que las aportaciones máximas a los planes de empresa con derecho a deducción aumentaron en 500 euros para 2022.

El Gobierno debería de incentivar no solo los planes de empresa, sino también los planes individuales, un poco en la línea contraria a como se está actuando hasta ahora”, señaló Martínez-Aldama, de Inverco. “Los planes de pensiones deberían ser productos con una fiscalidad muy buena; igual no tanto de entrada, pero sí de salida. Y permitir invertir cantidades más altas. Seguimos muy por detrás de Europa, pero es normal si cada vez dificultan más el acceso”, expresó por su parte García Ciriza, quien propuso un sistema mixto para que sean considerados “un producto ilíquido hasta la jubilación y que el rescate no sea tan dañino porque son rendimientos de trabajo”.

En un entorno de alta inflación, tipos de interés estructuralmente bajos e incertidumbre con las nuevas variantes del coronavirus y otras perturbaciones económicas, los españoles se empiezan a sacudir perezosamente el sambenito de colocar todos sus ahorros en depósitos e invertir su dinero principalmente en ladrillo. Aunque todavía los activos inmobiliarios de los españoles superan en 10 puntos la media europea y su peso en el ahorro español ha aumentado un 23% en seis años —desde los 4,6 billones de euros a finales de 2016 hasta los 5,7 billones de euros registrados en septiembre de 2021—, otros instrumentos de inversión han ido poco a poco ganando terreno durante la pandemia.

Eventos Finanzas Inversores
El redactor recomienda