"La Administración debe dar estabilidad a la factura de la luz y agilizar el autoconsumo"
  1. Empresas
santiago chivite (IMAGINA energía)

"La Administración debe dar estabilidad a la factura de la luz y agilizar el autoconsumo"

El director general de Imagina Energía lo tiene claro: las energías renovables seguirán ganando puestos en el mix eléctrico. Y espera que su compañía sea una referencia en dicho sector

Foto: Santiago Chivite, director general de Imagina Energía. Fotos: Carmen Castellón.
Santiago Chivite, director general de Imagina Energía. Fotos: Carmen Castellón.

Casi no pasa un mes sin que el precio de la luz alcance un "máximo histórico". Y los españoles, a medio camino entre el enfado y la incomprensión, se preguntan de qué manera se puede bajar el importe de cada factura. Teniendo en cuenta que nuestro país importa una parte muy importante de su energía (en 2019 nuestra dependencia fue del 74,96%), las compañías que emplean energías renovables surgen como una posible alternativa, como mínimo, para que el origen de su electricidad sea medioambientalmente más sostenible.

Hace tiempo que las renovables dejaron de ser algo anecdótico: según Red Eléctrica de España (REE), conformaron el 44% del mix eléctrico en 2020, y este año incluso están superando estas cifras. Por otro lado, las grandes compañías del sector también apuestan por este modelo y empiezan a darle protagonismo dentro de su oferta de productos. Además, cada vez hay más nuevas empresas cuya oferta energética es 100% renovable. Hablamos con el responsable de una de ellas, Santiago Chivite, director general de Imagina Energía, una compañía nacida en 2020 en España de mano de Hanwha Energy que, en su breve recorrido en España, ha hecho de la energía solar su principal baluarte.

PREGUNTA. El precio de la luz ha crecido de manera constante en los últimos meses. ¿Tiene razón el ciudadano al estar enfadado?

RESPUESTA. Tiene mucha razón. El precio de la luz está disparado y mucha gente lo está pasando muy mal, porque es una situación que ha cambiado radicalmente. Los precios son totalmente desorbitados. Lo que sí vemos es que ahora la gente está empezando a hacer algo y a plantearse alternativas a las empresas de siempre.

P. La pregunta del millón: ¿cómo se baja la factura de la luz?

R. Es difícil de responder, pero hay cosas que se puede hacer. En primer lugar, sabemos que hay horas más caras y más baratas, así que cambiar el consumo hacia las horas más baratas siempre es una buena idea. En segundo, buscar empresas que den precios estables y que asuman ellas los cambios al alza o a la baja.

P. ¿Solo el consumidor debe hacer algo? ¿Y las Administraciones Públicas?

R. Lo que debe hacer es dar estabilidad al sector. Estas medidas recientes que hemos visto, como reducir los impuestos de forma temporal, hacen que las empresas tengan que modificar su estructura organizativa e incluso sus facturas, y eso es un dolor de cabeza. Las distribuidoras están teniendo problemas para hacer lecturas y pasárselas a los comercializadores, con lo que los comercializadores a veces tenemos que facturar a la vez tres o cuatro meses a un cliente.

La Administración también debe incentivar aquellas soluciones que hacen que tengamos menos dependencia energética del exterior. Por ejemplo, el autoconsumo: tiene una tecnología madura, vale tanto para una pyme como para una gran empresa o un cliente doméstico. También deben dar estabilidad a los inversores que apuesten por este tipo de modelos. Y con esto no me refiero a dar subvenciones, sino a que el consumidor que tenga autoconsumo tenga un descuento en el IBI o en algún otro tipo de impuesto, por poner un ejemplo.

placeholder Santiago Chivite, director general de Imagina Energía. Fotos: Carmen Castellón.
Santiago Chivite, director general de Imagina Energía. Fotos: Carmen Castellón.

P. ¿Están las energéticas a la altura de lo que piden los consumidores? ¿Qué deben mejorar?

R. Hasta ahora no lo han estado, pero ahora que la gente se preocupa por el precio están reaccionando, sobre todo las nuevas, que hemos venido a cambiar al sector. Esto afecta a la factura (que la gente la pueda entender), a la atención telefónica (que no haya contestadores, sino personas), etc. Esta es la forma de diferenciarse: en servicio y en precio.

P. ¿Somos los españoles proclives a cambiar de compañía energética si encontramos una oferta mejor?

R. Cada vez más. En el pasado era impensable. El precio de la luz era algo que nos imponían, que había que pagar y ya está. La gente no sabía cuál era el precio de la luz o qué producto tenía contratado, pero ahora mira alternativas, tanto de consumo (a qué hora pongo la lavadora, a qué hora es mejor que funcione una empresa, qué precios serán estables a largo plazo...) como de compañías, buscando a las que ofrezcan una opción mejor. La gente ya no quiere un descuento en los primeros tres meses, que es lo que ofrecen muchas empresas, sino un precio estable. Saber cuánto le va a costar en los próximos tres, cuatro o cinco años.

"La gente ya no quiere un descuento en los primeros tres meses, que es lo que ofrecen muchas empresas, sino un precio estable"

Nosotros hemos hecho estudios que nos dicen que los tres parámetros que movilizan a las empresas y a los clientes domésticos son el precio, la experiencia como cliente y la energía renovable. Así que en cuanto ven opciones que satisfacen estos puntos, se movilizan. Y lo vemos continuamente.

P. Con frecuencia se suele pensar que las alternativas como la energía renovable son más caras. ¿Es así?

R. Ahora mismo no. De hecho, son bastante más baratas. Este sentimiento viene de hace 10-15 años, cuando empezaron las renovables, porque tenían unas primas muy fuertes y hubo mucha controversia por eso. Se instaló en la opinión pública esa sensación de que las renovables eran un lujo que se podían permitir quienes querían ser sostenibles, pero con un precio distorsionado por las primas. ¿Qué ha ocurrido en estos años? Que las renovables han madurado: las eólicas llevan años siendo muy rentables. Y en la fotovoltaica, que quizá sea la que más ha tardado en crecer económicamente, la tecnología está tan madura que también es ya rentable.

Si ahora mismo comparamos una instalación renovable con una tradicional, la renovable no tiene coste de combustión, de materia prima. En los últimos 4-5 años las renovables ya venían siendo más baratas; y ahora, con el precio del gas disparado, la diferencia va a ser cada vez mayor.

P. ¿Seguirán ganando cuota de mercado las renovables dentro del mix eléctrico en España?

R. Sí, sin duda. La tecnología, aunque ya está madura, sigue mejorando en eficiencia. Y mientras los combustibles fósiles sigan sometidos a estos vaivenes geopolíticos, las renovables seguirán ganando competitividad.

"Mientras los combustibles fósiles sigan sometidos a los vaivenes geopolíticos, las renovables seguirán ganando competitividad"

P. ¿Por qué Imagina Energía optó por la solar?

R. Principalmente por dos motivos. En primer lugar, pertenecemos a Hanwha Energy, que ya tiene un ADN solar y está volcada tanto en producción de energía fotovoltaica como en sistemas de almacenamiento. En segundo lugar, cuando arrancamos en España, en 2020, hicimos un análisis y preguntamos a los usuarios qué energía preferirían consumir, y el 70% de los españoles apostaba por la energía solar. España es el país del sol, así que ese 'petróleo amarillo' lo tenemos gratis. ¿Qué mejor que utilizarlo para producir energía eléctrica?

P. ¿Tienen calculado cuánto han ahorrado sus clientes con este modelo frente a otras compañías?

R. Dependo mucho del cliente: si es industrial, si es doméstico, cuánto consume, cuánto pagaba antes... Pero de media te puedo decir que nuestros clientes domésticos se ahorran cerca de 200 euros al año con nosotros, que es mucho dinero, y se aseguran de que el 100% de su consumo procede de energía solar.

placeholder Santiago Chivite, director general de Imagina Energía. Fotos: Carmen Castellón.
Santiago Chivite, director general de Imagina Energía. Fotos: Carmen Castellón.

P. Durante la pandemia, ¿notaron un descenso de consumo en los clientes corporativos?

R. La pandemia nos pilló naciendo, pero haciendo análisis de los clientes que llegaron en septiembre y ya llevan más de un año, vemos mucha irregularidad entre un año y otro. El año pasado hubo un descenso claro y ahora se está recuperando, aunque no está como hace dos años.

P. Llevan algo más de un año en España. ¿Qué balance hacen de su actividad hasta ahora?

R. Ha sido muy positivo. Desde el principio el mercado nos ha acompañado, ya que la gente está más preocupada por el precio de su factura, el autoconsumo tiene más clientes, etc. Cada vez más gente nos ve como una alternativa sostenible y con un precio estable a largo plazo.

P. ¿Qué cifras puede darnos de la actividad de la compañía hasta ahora?

R. En ventas, estamos en 3-4 veces más de lo que habíamos planificado. Vamos a entrar en 2022, un año en el que queremos consolidar nuestra actividad, lanzar la opción de autoconsumo también para clientes domésticos y posicionar definitivamente el proyecto.

"Queremos que cuando un cliente piense en energía renovable con un precio estable y una buena atención al cliente, piense en nosotros"

P. ¿Dónde estará Imagina Energía dentro de cinco años?

R. Tenemos objetivos ambiciosos: queremos ser el proveedor alternativo de referencia para los clientes. Manejamos horizontes de llegar a tener hasta un millón de clientes en ocho o diez años. Y si por el camino podemos acelerar el crecimiento, lo haremos, porque queremos consolidarnos cuanto antes. Queremos ser la referencia del sector. Que cuando un cliente piense en energía renovable con un precio estable y una buena atención al cliente, piense en Imagina Energía.

ECBrands Energía fotovoltaica Energía Factura de la luz